Dr. Cable - El desastre llama a la puerta

Dr. Cable - El desastre llama a la puerta
5.9
Un instalador del cable (Jim Carrey) llamado Ernie "Chip" Douglas atiende a Steven Kovacs (Matthew Broderick), que acaba de mudarse tras cortar con su novia Robin (Leslie Mann). Durante la instalación en la nueva casa Chip y Steven se llevan bien, y saliendo juntos crean una buena aunque curiosa amistad. Al principio todo va bien, y Steven vuelve con Robin, pero Chip se toma la amistad muy en serio, convirtiéndose en un neurótico acosador. Y, para desgracia de Steven, Chip cae bien a todos los de su círculo familiar, incluso a su novia a los cuales Chip logra manipular a tal punto que hace ver a Steven como un perfecto insoportable y a sí mismo como a la víctima de los arranques de ira de Steven. Dr. Cable - El desastre llama a la puerta Critica: No es que Un loco a domicilio sea una obra abominable, por favor, las hay mucho peores e incluso de manufacturas más ricas. El problema de la peli de Stiller es un manejo cuasi horroroso del argumento en sus dos vertientes más significativas: la rama cómica, con un Carrey bien conocido por todos, y la rama dramática, con un Carrey desconocido. En esta obra el conflicto no es el protagonista, es el estrellato del mismo fusionado con una dirección que la embarró hasta el fondo. El mundo del cine se arrodilla frente a Jim y descuida la historia que lo precede. A diferencia de otras pelis, en esta lo importante es la carga simbólica del chico del cable, no las muecas de su actor. Ben Stiller sabe que el guión es rico conceptualmente, pero divide mal las aguas y se genera este híbrido de colores grises apagados como los tonos que lo circundan. Lo espantoso de Un loco no es su comedia, ni su drama tan humano y hasta universal, sino la fusión pésima de los mismos. Carrey posee tics, maneras y gestos que lo adentran en un personaje que se aleja del actor, luego vuelve a caer en su propia trampa. En resumen: estamos frente a un collage variopinto que no da risa; y de drama...se entiende que existe y que es muy serio, tan serio es que al ser mal manejado cae en un pozo sin salida.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 17/06/2020 1.56 GB 447 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

The Coldest Game

Suspense Thriller
6.2

Mientras juega una partida de ajedrez en Varsovia ante el mejor jugador ruso, Josh Mansky, un otrora brillante campeón de este deporte y ahora alcohólico, se ve inmerso en una trama de espionaje que involucra a las dos superpotencias mundiales. A medida que la crisis militar crece, la partida de ajedrez cobra una relevancia inimaginable. Los estadounidenses temen perder las dos partidas que están disputando: la de ajedrez y la del dominio mundial. The Coldest Game Critica: ‘El juego más frío’, ópera prima del polaco Lukasz Kosmicki, es la apuesta de Netflix para combinar deporte y política en un thriller de espionaje. El milenario juego del ajedrez ha dotado a sus ganadores de un aura casi mítica. Hay algo especial tras el título de campeón del mundo en esta especialidad. Durante buena parte del siglo XX el ajedrez ha traspasado la frontera de la competición deportiva, empleándose como elemento geopolítico y de propaganda. Con dos antecedentes muy destacados. Por un lado la seca y despiadada rivalidad que durante más de una década mantuvieron Anatoly Karpov y Garry Kasparov. El primero representante del ala ortodoxa de la Unión Soviética, mientras que al segundo se le mostraba como adalid de los nuevos tiempos traídos por la Perestroika. Acusaciones de espionaje entre contendientes y un odio indisimulado entre dos formas irreconciliables de mirar al futuro, llevaron un deporte minoritario a las portadas de los periódicos. El otro, del que bebe ‘El juego más frío’, nos lleva a la lucha por el cetro mundial que disputaron en su día Bobby Fischer y Boris Spassky. Un evento con la guerra fría como telón de fondo, dónde el prestigio del bloque comunista y occidental se dirimía alrededor de un tablero. ‘El juego más frío’ se desarrolla en 1962, durante la crisis de los misiles en Cuba. Josh Mansky (Bill Pullman) es reclutado por su país para disputar en Varsovia una serie de cinco partidas de ajedrez frente a uno de los mejores jugadores soviéticos. El retrato que realiza Kosmicki de su protagonista parece encontrar inspiración en el genio inclasificable de Bobby Fischer. Antigua leyenda, profesor de matemáticas, su estado actual le empareja con ese tipo de celebridades que tras acariciar la gloria, inician un declive profesional, con una dejadez y abandono personal muy llamativos. De imposible explicación sin recurrir al trastorno mental. En la capital polaca se cuece entre bambalinas una trama de espías pedestre, de corte infantil, con algunos secundarios involuntariamente caracterizados desde la caricatura. La película no está a la altura del apasionante contexto en que se desenvuelve. Desaprovecha las posibilidades que brinda el escenario proponiendo un thriller de escaso brillo.

Gigantes de acero

Acción Ciencia ficción Drama
6.8

En un futuro no muy lejano, el boxeo es robótico: en los combates ya no se enfrentan seres humanos, sino robots humanoides, sofisticadas máquinas diseñadas para luchar. Charlie Kenton, un antiguo púgil que casi llegó a alcanzar la gloria, está pasando una mala racha como promotor de combates. Un día, encuentra un viejo robot desechado y, al comprobar que es un gran boxeador, decide entrenarlo. Real Steel Gigantes de acero Critica: Hay veces que uno acude al cine con unas expectativas prácticamente nulas sobre la película que va a visionar. Ya sea debido a la poca publicidad que se le ha dado, o por culpa de las críticas negativas, o simplemente porque no te esperas que saquen nada bueno tras leer la sinopsis. Como he dicho anteriormente, hay veces que uno acude al cine y ¡tachán!... se lleva una agradable sorpresa. Pues sí, la verdad es que este filme resulta mucho mejor de lo que uno se espera a priori. Y déjenme que añada, además de la afable sorpresa que supone, que incluso me parece una buena película. Gigantes Nunca pensé que presenciaría una versión robótica de “Rocky” en un cine, pero mira tú por dónde que bien podríamos definir al filme que nos atañe de esa manera (desde luego a los que hayan visto la saga pugilística del incombustible Stallone les invadirá una placentera sensación de déjà vu). Para ser exactos te diré que “Acero puro” es el resultado de meter en una coctelera a “Yo, el halcón”, “Rocky” y “Transformers”. Puede que no sea una película del todo original, pero al menos, en mi opinión, es una de las cintas más frescas y agradables que he visto en mucho tiempo. No se preocupen si creen que la historia va a gravitar sobre un lacrimógeno drama de padre e hijo a la antigua usanza, ya que os aseguro que en ningún momento cae en vomitivos lloriqueos ni en abusar del sentimentalismo barato de garrafón. De acuerdo que tiene su toque sentimentaloide y que tiene algún que otro tópico (como el del padre desastre y el niño sabihondo), pero permítanme que les diga que la historia no está nada mal y, además, incluso resulta entretenida de principio a fin. Gigantes Sobre el apartado técnico y las interpretaciones seré breve. Todo el aspecto técnico del producto es muy bueno: los robots son alucinantes, no me los imagino mejor hechos, y los combates son apasionantes (el duelo final incluso te hace levantarte del asiento para animar… ¡Jajaja!). En fin, un resultado auténticamente de chapeau. Y el elenco de actores cumple con creces en sus roles interpretativos (ninguno hace el papelón de su vida, pero tampoco desentona). Por último, y a pesar de que su papel es secundario, quiero hacer una mención especial a Evangeline Lilly, la cual se ve radiante en los pocos minutos que le dan y, encima, hace que la parte romanticona de la historia no moleste para nada. Gigantes

Winter - El delfín 2

Drama Familia
6.7

Ya pasaron varios años desde que el joven Sawyer y el equipo dedicado en el Hospital Marino Clearwater, rescataron a Winter. Sin embargo, la lucha no ha terminado. La madre sustituta de Winter, el delfín Panamá, ha fallecido, dejando a Winter sin la única compañera que ha conocido. Winter Critica: Sin esperar nada de esta secuela que ni siquiera esperaba que existiera apareció de repente ya que normalmente las historias reales no suelen tener secuelas pero al parecer la primera era solo el principio de esta historia que estamos viviendo actualmente y que incluso la propia cinta recalca al final de la película con escenas reales de los delfines. Una vez más el mismo reparto de su predecesora repite, quizás de una manera constante pero menos original y emotiva que la primera. Tiene algunas secuencias emotivas evidentemente y la banda sonora brilla aún mejor. Mientras que la primera trataba sobre la prótesis que le ponían al delfín y cual Flipper conseguía la amistad entre un adolescente y un delfín, en esta trata sobre como los delfines que acompañan a Winter desaparecen y su estado de ánimo empeora y entre eso se va forjando una química amorosa a modo de subtrama entre los dos adolescentes dejando un poquito a Winter en segundo plano a mi parecer. Quizás más minutos para un fabuloso Morgan Freeman hubiera estado mejor, pero la emoción, entretenimiento y diversión están garantizados para ver en especial en familia. No decepciona si te gustó la primera aunque su historia sea menos interesante que la anterior y los actores en esta se lucen aún mejor. Impagable la escena de los dos adolescentes nadando con Winter, preciosa. Interesante. Winter Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Winter Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Winter

John Wick 3: Parabellum

Acción Crimen Suspense
7.1

John Wick (Keanu Reeves) regresa a la acción, solo que esta vez con una recompensa de 14 millones de dólares sobre su cabeza y con un ejército de mercenarios intentando darle caza. Tras asesinar a uno de los miembros del gremio de asesinos al que pertenecía, Wick es expulsado de la organización, pasando a convertirse en el centro de atención de multitud de asesinos a sueldo que esperan detrás de cada esquina para tratar de deshacerse de él. John Wick 3: Parabellum Critica: La película no se hace larga, y esto es debido fundamentalmente a que dentro de que el argumento de la película es muy pobre (bastante más que en las anteriores y en algunos casos las motivaciones de los personajes muy discutibles) el ritmo es adecuado y las escenas de acción como en el resto de la saga no solo son espectaculares sino que están muy bien hechas. Sin embargo debo decir que me parece la peor con diferencia de la saga. Parabellum En su comienzo entiendo que esta era una película sin demasiadas pretensiones que dio un pelotazo brutal, en una época en la que los actores de acción, así como el género en cuestión, están en un periodo muy decadente. Con un argumento simple pero sólido, John Wick y su secuela fueron una joya muy digna. Y todo por un puñetero perro. Su secuela ahondaba en el universo en el que se encuadraba nuestro personaje, que era uno de los grandes atractivos. Sin embargo en John Wick 3 este universo es algo decepcionante y eso que el personaje de la Magistrada tenía mucho potencial. En las anteriores pasábamos de una escalada en la evolución y los enemigos del personaje hasta llegar a la mesa, y en esta me da la sensación de quedarme más o menos igual que al comienzo dado que la situación de John ni empeora ni mejora con respecto a la anterior. Supongo que por el propio éxito de la saga, que ha propiciado un alargue que la perjudica, ha tenido mucho que ver en el desarrollo y argumento de la película. Pasando a los Spoilers haré un análisis más detallado de lo que me chirria de esta película. Parabellum

No se aceptan devoluciones

Comedia Drama
7.5

Narra la historia de Valentín, mujeriego, soltero y egoísta que sorpresivamente tiene que hacerse cargo de su pequeña hija a la que no conocía, producto de una aventura ocasional. Decidido a devolver a la niña con su madre, emprende un viaje con ella a Los Angeles, pero la experiencia de convivir con su hija lo transforma en lo más íntimo. No se aceptan Critica: Hay ocasiones en que una pequeña comedia de bajo presupuesto se convierte en el sleeper del año en Estados Unidos, y "No se aceptan devoluciones" va camino de convertirse en el de este año. Partiendo de una premisa muy sencilla: Tipo crápula que se acuesta con toda mujer que pilla y que malvive como puede en un apartamento de Acapulco, se encuentra un día en su puerta a una antigua novia y una niña inesperada. La madre se larga y él, aunque en principio trata de encontrarla para devolvérsela, acabará criándola y encargándose de ella con todas las responsabilidades que ello conlleva. No se aceptan De hecho y analizándola un poco en profundidad se puede realizar un paralelismo con "La vida es bella" en cuánto en tanto ambas siguen el esquema: padre que monta una ficción a su hijo/a para que no se de cuenta de lo dura que es la realidad en sí. En aquella era convirtiendo en un juego el día a día en un campo de exterminio judío, y aquí convirtiendo su vida en un enorme juego, repleto de juguetes, historias fantásticas y ocasionales cortos de plastilina. No se aceptan Genial por otro lado el ejercicio metalingüístico a propósito del mundo del cine, dado que el protagonista tiene que encontrar trabajo, y lo encuentra como especialista de escenas de riesgo. De hecho hay gracias a propósito de Johnny Depp (atención a ese azteca man sospechosamente parecido a Jack Sparrow, o al actor que trata de interpretar al propio Johnny Depp realizando casi un calco del verdadero actor), de Alfonso Cuarón (atención a ese casting erróneo) y fotos con múltiples actores y directores (de Adam Sandler a Guillermo del Toro) pasando por escenas de películas, como Titanic. E incluso se atreve a bromear a propósito de Leo Messi. No se aceptan

El padrino

Crimen Drama
8.6

Don Vito Corleone, conocido dentro de los círculos del hampa como "El Padrino", es el patriarca de una de las cinco familias que ejercen el mando de la Cosa Nostra en Nueva York en los años 40. Don Corleone tiene cuatro hijos; una chica, Connie, y tres varones, Sonny, Michael y Freddie, al que envían exiliado a Las Vegas, dada su incapacidad para asumir puestos de mando en la "Familia". Cuando el Padrino reclina intervenir en el negocio de estupefacientes, empieza una cruenta lucha de violentos episodios entre las distintas familias del crimen organizado. Critica: Cuando mis padres enfermaron inesperadamente y sin remedio, les llevaba películas con que atenuar la angustiosa inminencia del fin. Ambos eran cinéfilos. De jóvenes iban a cineclubs, leían revistas extranjeras, tenían libros en francés (la lengua intelectual entonces) sobre el cine de vanguardia. De modo habitual, veían películas y las comentaban entre sí, una y otra vez. El padrino Dadas las circunstancias, mi padre prefería ahora comedias ligeras, con golpes humorísticos. Woody Allen era lo indicado. Y el aceptable entretenimiento que hay en “Una terapia peligrosa”, “Atrapado en el tiempo”, y películas así. El padrino Cuando mi padre ya no estaba, a mi madre le importaba menos el género que la calidad. Al empezar la cinta, se incorporaba y se ponía las gafas. Al terminar, comentaba con entusiasmo algún detalle. Vimos películas de puro disfrute, del estilo de “Barry Lyndon” o “La edad de la inocencia”… Pero llegó el día en que ya no sabía yo qué películas llevar. Recorrí tiendas y videotecas. En Internet consulté docenas de páginas, hasta encontrar una muy completa. Incluía fichas, comentarios, herramientas de búsqueda… Una enciclopedia cinéfila viva, donde iba identificando los films oportunos. Pasaron días y semanas mientras revisábamos Hawks, raras de Hitchcock, y “La escapada”, y sueltas de Truffaut, Chabrol, N. Ray… El padrino Ya se estaba apagando mi madre, y me pidió ver “El Padrino” una vez más. Las tres. A lo largo de su vida había visto miles de películas, y ahora deseaba ver “El Padrino”. Es la mejor, me dijo. En ella está todo. Es Shakespeare hoy. Las pasiones de los personajes son las de la humanidad… los grupos humanos, las familias, luchando por la vida… Y el ritmo es el de las generaciones… Los actores nunca estuvieron mejor en su carrera… El director, parece mentira con qué arte aprovecha la novela, que es pobretona…