La verdadera historia de Ned Kelly

6.1
Basada en la novela de Peter Carey, ganadora del Premio Booker, narra la vida del bandido australiano Ned Kelly. Tras la muerte de su padre, el joven Ned tuvo que tratar de hacer lo posible para asegurarse de que su madre sobreviviera. Sin embargo, esta no era una tarea fácil en la Australia de 1870, asolada por la pobreza y por el hambre. Ned comenzará, entonces, un viaje que le convertirá en una leyenda.,....La verdadera historia de Ned Kelly Critica: Este Kelly aunque también violento no es el de Clint Eastwood, sino una figura histórica australiana que vendría a representar lo que representa Billy el Niño en Estados Unidos. Estamos pues ante un western australiano, suponemos. A pesar de llamarse "verdadera historia", no es apta para historiadores y se centra más en motivaciones que en hechos. Tampoco es apta para retinas sensibles, la violencia individualista campa a sus anchas y es el tipo de película donde lo mismo apuntan con pistola a un bebé que a un pene, sin desvelar cuándo aprietan el gatillo que para eso hay que ir a verla. Tiene sus momentos pero el conjunto es demasiado caótico, sus dos horas son desbordadas con demasiado material, habitual maldición en la sala de edición cuando la fuente es una novela de éxito. Nos gustaría saber más de personajes secundarios que aparecen y desaparecen alrededor del protagonista, interpretado brillantemente por el jovencísimo y desconocido Orlando Schwerdt durante un tercio de película y no tan brillantemente por el joven George MacKay (1917, no año de nacimiento sino película) los otros dos tercios. Parece Iggy Pop disfrazado de Rambo y preguntándose cómo ha ido a caer dentro de "Grupo Salvaje". Entre los susodichos secundarios interesantes destacan la joven estrella emergente Thomasin McKenzie (JoJo Rabbit) y el ostensiblemente menos joven pero aún no decadente Russell Crowe (Gladiator). También destaca la fotografía, especialmente deslumbrante durante el duelo de OK Corral, aunque cuidado los epilépticos. Y digno de admirar el tratamiento natural y sin importancia de las varias situaciones con connotaciones homosexuales que se presentan, suscribiendo la tesis de que la homofobia no existe donde no se enseña, como muchas otras fobias.....La verdadera historia de Ned Kelly
[quads id=1] <

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080pEspañol Latino20/11/20202.34 GB128 Descargar
1080p DualEspañol Latino10/12/20202 GB27 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Maniac

Comedia Drama Sci-Fi & Fantasy
7.4

Relata las aventuras fantásticas de un paciente (Jonah Hill) que escapa de su vida recreando un mundo de fantasía dentro de su mente. Maniac Critica: Una serie situada en un futuro cercano más tecnológico e impersonal que intenta abarcar muchas cosas. Contiene elementos que pueden recordar tanto al sentido estético hiper cuidado y el sentido del humor de Wes Anderson, ideas a lo Charlie Kauffman o "Origen" de Christopher Nolan, calidez y ternura fusionadas con tecnología a lo Spike Jonze en "Her" o "I'm here" o en "Moon" de Duncan Jones, o el surrealismo de otras series, como las de Noah Hawley, sin embargo, el resultado es muy imperfecto. Desconociendo por mi parte el material original noruego, en el que la presencia de la soledad y el hastío existencial quizá fuera más notorio, esta Maniac, no acaba de encontrar el tono, y se queda en un ejercicio curioso y bonito pero poco trabajado a nivel de guión y superficial. Aun así cuenta con un gran trabajo de Emma Stone, que hace que el de Jonah Hill palidezca en comparación, y una buena dirección de Cary Joji Fukunaga, además de una visión estética bien elaborada y cuidada y buenos detalles, y la serie remonta un poco el vuelo hacia el final. Owen y Annie deciden formar parte de un experimento, en el que se sumergen en el interior de sus mentes y que tiene como finalidad que lleguen a una catarsis, aunque lo que más valor tendrá para ellos es encontrar a alguien con quien conectar, un amigo. A nivel conceptual, resulta interesante, aunque como terapia la confrontación con un trauma puede llevar tanto a la superación cómo a la destrucción, si se eliminan todos los mecanismos de defensa de la mente a esta puede resultarle imposible la supervivencia, sin embargo, es al afrontar los miedos y los fantasmas personales como logramos avanzar para vivir mejor con nosotros mismos. Por otro lado, las ideas individuales, los diferentes registros, los sueños, las fantasías, los recuerdos y pensamientos coexistiendo entre ellos y entre los personajes, aunque no acaben de funcionar en la serie, si merecen la pena por su planteamiento. Una serie de posibilidades ilimitadas por su idea que se desarrolla de forma imperfecta.

Atrápame si puedes

Crimen Drama
7.9

Frank Abagnale Jr. trabajó como médico, abogado y copiloto de una de las grandes líneas aéreas, todo ello antes de cumplir los dieciocho años. También fue un genial falsificador y sus habilidades le otorgaron una plaza en la historia. A la edad de 17 años, Frank Abagnale Jr. se convirtió en el ladrón de bancos de más éxito en la historia de Estados Unidos. El agente del FBI Carl Hanratty dedicó la mayor parte de su tiempo a perseguir a Frank para llevarle ante la justicia, pero Frank siempre estaba un paso por delante, retándole a continuar la caza. Catch Me If You Can Atrápame si puedes Critica: Durante cinco años en la época de 1960, Frank Abagnale Jr. (27 de abril de 1948) puso en jaque al FBI debido a su innato talento para cometer fraudes económicos. Falsificó cheques por un valor total de 2,5 millones de dólares en hasta 26 países. Y todo esto siendo simplemente un adolescente. Atrápame Esta trepidante e increíble historia real fue llevada a la gran pantalla en el año 2002 por Steven Spielberg, que consiguió adaptar los hechos de manera dinámica, divertida y muy entretenida, consiguiendo como resultado una película notable con muchas cosas que destacar. Por ejemplo, las logradas interpretaciones con las que se da vida a los personajes principales, siendo éstos dos Frank Abagnale Jr. (Leonardo DiCaprio) y su perseguidor federal, el agente Carl Hanratty (Tom Hanks), cuyo nombre auténtico era Sean O'Riley. También cabe recalcar la cómica forma con la que se dibuja en esta cinta a los agentes de la ley, protagonistas de momentos bastante graciosos. Atrápame La película se centra en el ascenso en el mundo del fraude del adolescente Frank Abagnale Jr., quien encuentra en su padre (un buen Christopher Walken) un buen apoyo moral que le servirá para recargar energías y continuar con su vibrante aventura. Ya en el instituto deja clara su capacidad camaleónica haciéndose pasar por un profesor, para más tarde terminar siendo un copiloto de la PANAM, médico de urgencias y abogado, todo esto con credenciales y titulaciones tan bien falsificadas como los cheques que tanto beneficio le daban y a los que posteriormente se iría mejorando gracias a los progresos técnicos de los que Abagnale pudo disponer. Realmente cuesta mucho tragarse que una sóla persona, un simple aunque muy inteligente chaval, pudiese conseguir todo lo que se propuso sin más ayuda que la de su propia mente, pero la cinta no ahonda en el asunto y se limita a ofrecernos la vida del protagonista desde un punto de vista de admiración, amenizado siempre por una música que ya desde el inicio de la película hace algo imposible no recordar los créditos principales de las películas de Hitchcock, aunque toda comparación de esta cinta con las obras del realizador inglés no vaya más allá de los aspectos estéticos citados. Atrápame

Los forajidos de Baytown

Acción Comedia Crimen
6

Una mujer (Longoria) contrata los servicios de tres hermanos un tanto descerebrados para que rescaten a su hijo que está en poder de su ex marido (Thornton), a quien ella considera un mal padre. The Baytown Outlaws Los forajidos de Baytown Critica: A la hora de ponerse a escribir una crítica hay que fijarse en varios factores que, sumados entre sí, deben darnos un sentimiento o bien positivo o bien negativo. En este caso en concreto no se produce ninguna de esas dos versiones, sino que nos deja con una sensación como la que produce cualquier cinta de sobremesa que se precie. La parte positiva es que logra entretener y sirve para estar distraídos durante la hora y media escasa que dura, y la parte negativa es que se vuelve un poco plana, previsible a ratos y bastante del montón. Logrando encontrar el término medio creo que es una película aceptable si tu aburrimiento alcanza límites que ni imaginabas o si por el contrario no tienes nada mejor que ver. Sea como fuere el producto, esta vez, tiene una nota media que hace justicia a la película. Sin estar sobrevalorada ni tampoco infravalorada como tantas y tantas veces hemos visto en esta página, puede servirle a más de uno a hacerse una idea de por donde irán los tiros. Los forajidos de Baytown La trama no es que brille especialmente, pero al menos logra su cometido principal que es entretener. No podemos ser demasiado exigentes sabiendo el tipo de cine que es y conociendo sus limitaciones, por tanto eso de votar por votar me parece un poco injusto. Desde el mismo inicio ya nos ponen ante nuestros ojos una secuencia bastante acertada, llena de acción (con sus limitaciones, repito) y que sirve para cogerla con buena gana. No quiero que nadie se imagine algo impresionante, para nada, sino más bien una escena entretenida de ver y que pone el listón ''alto'' nada más empezar. Los minutos van pasando y, pese a no caer en lo absurdo ni en momentos aburridos, se deja ver. Puede que vaya de más a menos, esto dependerá de los gustos de cada uno, pero logra que no la apaguemos antes de tiempo o que estemos pensando en otra cosa mientras la vemos. Eso ya es todo un logro y hay que reconocerlo. Los forajidos de Baytown

La orden secreta

Drama Fantasía Misterio Sci-Fi & Fantasy Terror
7.7

The Order, La Orden en España, es una serie de ciencia ficción y fantasía en la que Jack Morton es un joven que se une a The Order, una misteriosa sociedad secreta. Sin embargo, a diferencia de las hermandades convencionales universitarias, Jack Morton y su comunidad se dedican a otras tareas más arriesgadas: luchar contra criaturas mágicas y fuerzas ocultas. De esta manera, nos adentramos en un mundo en el que impera la magia, el peligro, los monstruos y la intriga aderezado todo con oscuros secretos de familia que Morton va descubriendo a lo largo de la ficción. La orden secreta Critica: Empieza la serie y ya queda una desconcertada. Como cinco muertes y no sabes por qué motivo. Se supone que formar parte de la orden vale incluso morir en el intento. Pero luego la orden está llena de adolescentes haciendo conjuros de primero de primaria. La alumna empollona idealiza al gran mago, malo malísimo, creyendo que sus intenciones son buenas. Y también se enamora del hijo de éste, en un amor que expresa menos que el cemento. El protagonista y su abuelo tienen un objetivo que vemos claro ya en el primer capítulo: matar al gran mago porque fue el causante de la muerte de la madre. No sabemos nada más de la historia (ni lo vamos a saber más adelante). Solo que en cada capitulo pasan mil cosas y ninguna es interesante y mueren mil personajes entre risas, indiferencia y con una actuación de la pena bastante nefasta. *me sorprende que algunos digan que es una serie adolescente. Creo que ni a este colectivo le llamará la atención pues las amistades no están siquiera construidas, la supuesta historia de amor no muestra ni un atisbo de pasión y los personajes mágicos y fantásticos no se aguanta por ningún lado.

Un partido decisivo

Drama
6

En torno a un partido de fútbol en un campo de tierra a las afueras de Roma, una comunidad se debate frente a disyuntivas éticas y morales.Un partido decisivo Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Whiplash: Música y obsesión

Drama Musica
8.4

El objetivo de Andrew Neiman, un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este en el que estudia. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza. Terence Fletcher, un profesor conocido tanto por su talento como por sus rigurosos métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio. Cuando Fletcher elige a Andrew y para formar parte del conjunto musical que dirige, cambia para siempre la vida del joven. La pasión de Andrew por alcanzar la perfección se convierte en obsesión, al tiempo que su despiadado profesor lo lleva al límite de su capacidad y de su salud mental. Whiplash Critica: Damien Chazelle presentó en 2013 un cortometraje en el que un estudiante y virtuoso de la batería entraba a formar parte de la banda de jazz de su conservatorio, dirigida por un estricto profesor. Esa idea cuajó y ahora nos llega la versión completa de esa historia, la tensa relación entre un alumno que se desvive por la música y un profesor que busca la absoluta perfección. Whiplash Chazelle consigue con Whiplash una conjunción perfecta entre el amor a la música y el desarrollo de sus personajes. Plano a plano la película parece construirse sólo con acordes, golpes de baquetas y resonar de las trompetas, una mezcla musical fantástica que se mueve entre Caravan y Whiplash, jazz potente que aún retumba en mis oídos. Pero no sólo de música vive esta película, ya que Chazelle consigue que profesor y alumno entren en una batalla épica de redobles y platillos, haciendo que el espectador abandone su posición pasiva y participe de forma activa en su historia. Una película que despierta la pasión por la música, aunque sea mínima, que todos llevamos dentro, y el culpable no es sólo el director, sino que sus dos protagonistas, un soberbio J.K. Simmons y un apabullante Miles Teller, ponen la piel de gallina. Una máxima que dejan bien patente en todo momento es esa búsqueda de la perfección, esa obsesión (a veces malsana) de alcanzar un nivel casi inalcanzable, algo que comparten ambos protagonistas, cada uno a su manera y por caminos distintos. Esa obsesión queda también muy bien reflejada en su difícil relación: dura, sufrida, pero llena de pasión, una pasión explosiva con un zenit inmejorable. Llama la atención el tratamiento del sonido en Whiplash y su perfecta sintonía con la imagen. No es algo raro si tenemos en cuenta que su director es un amante reconocido de la música en general y del jazz en particular, y ese amor se nota que lo ha traslado a su mano y a su objetivo. El montaje de imágenes, repetimos, va en sintonía al sonido, a ese tronar de la batería, a los acordes de sus dos temas principales, con lo que da un ritmo trepidante (faltaría sólo eso) y un fluir de la historia muy acertado, porque no sólo de música vive Whiplash, aunque así su personaje lo pretenda con el tratamiento que de su vida real da, encontrada con su vida profesional, o la obsesión de alcanzar la maestría detrás de una batería. Whiplash