Mortal Kombat

7.8
Un boxeador fracasado descubre un secreto familiar que lo lleva a un torneo místico llamado Mortal Kombat donde se encuentra con un grupo de guerreros que luchan hasta la muerte para salvar los reinos del malvado hechicero Shang Tsung.Mortal Kombat Critica: Luces y sombras en la última adaptación de un videojuego. Han sido ya muchos los intentos de trasladar las historias contadas en el medio del videojuego a la gran pantalla, y ninguno de ellos ha conseguido resultar en una buena película; por sí sola al menos. "Mortal Kombat (2021)", dirigida por Simon McQuoid, no ha sido capaz de superar la barrera marcada por "Prince of Persia", "Warcraft: el origen" o "Tomb Raider" (la de Alicia Vikander), a mi juicio las películas de un nivel más alto, sin ser ninguna de ellas una obra sólida. Creo que esta "Mortal Kombat" estaría en un escalón parecido a las mencionadas, por lo que pienso que a 16 de abril de 2021 sigue sin haberse filmado una buena película como adaptación de un videojuego; sin embargo, tiene elementos muy rescatables.Mortal Kombat Hay un gran acierto en el planteamiento de la cinta: el director ha entendido que "Mortal Kombat" es un juego de luchas, y uno en el que el principal atractivo es el gore. Es decir, la película cumple y sobresale en cuanto a la cantidad, calidad y sangre en las escenas de acción. Además, los efectos especiales, sin ser punteros, acompañan perfectamente a la historia. Los vestuarios y el maquillaje son creíbles, no tanto el decorado, que en ocasiones es algo pobre (no es una película que destaque por sus localizaciones). La dirección no desentona y hay algunos planos estéticamente bellos y efectivos, pero las actuaciones son irregulares: algunos actores como los que interpretan a Kung Lao, Bi-Han o Hanzo Hasashi son prácticamente clavados a los personajes de los videojuegos (especial mención a Max Huang como Kung Lao, se nota su cariño, estudio y dedicación, incluso gestualiza y se mueve igual); pero por otra parte, interpretaciones como la de Sonya Blade o Liu Kang desafinan bastante. Sí, hay mucho "fan service", y en varias ocasiones es implantado de manera artificial, pudiendo llegar a generar situaciones ridículas. Lo mejor de toda la obra es la primera secuencia en la que Sub-zero y el clan de Lin kuei aniquilan a los Shirai ryu, está muy bien rodada y las peleas muy bien coreografiadas.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 23/04/2021 1.85 GB 11408 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Skylines

Acción Ciencia ficción
5.9

Cuando un virus amenaza con convertir a los híbridos alienígenas amistosos que ahora habitan la tierra en contra de los humanos, la capitana Rose Corley debe liderar un equipo de mercenarios de élite en una misión al mundo alienígena para salvar lo que queda de la humanidad.Skylines Critica: Última de la trilogía. De las tres me quedo con la segunda, mucho mejor que las otras dos (y con una muy baja nota inmerecida). Skylines Pero si te gustaron las dos primeras sigue con ésta, es como ver una serie de TV de bajo presupuesto de scify pero con buenos efectos especiales. Decentilla.

Rescate al amanecer

Aventura Bélica Drama
6.9

Durante la Guerra de Vietman, dos pilotos de las fuerzas americanas son derribados y capturados durante una misión. Ambos intentarán sobrevivir sufriendo las condiciones más extremas. Rescate al amanecer Critica: Por lo poco (poquísimo) que se de inglés, el título de la cinta traducido al castellano es practicamente el mismo que en original. Y que la película se llame "Rescate al amanecer" resulta a bote pronto carta de presentación ligeramente desacertada gracias a que calaña como Steven Seagal, Jean-Claude Van Damme ó el ya mítico Chuck Norris consiguieron que toda persona con dos dedos de frente huya despavorida de cualquier producción con pintas bélica-casposa de poca monta. Aun así, pese al título, la gente damos un voto de confianza por el hecho de que trabajando en ella Christian Bale, esté grabada después, y no antes, de Batman Begins. Uno piensa que tras grandes éxitos taquilleros como lo fueron el del hombre murciélago ó El maquinista, sería imposible que su protagonista aceptara cualquier gilipollez tipo "Delta Force". El caché sube, eso está claro. Te pones la película, y exactamente durante los primeros ocho minutos piensas que el nuevo Bruce Wayne ha pegado un vacile monumental a la humanidad, ya que el aspecto que presenta está a la misma altura de piezas cómo; "Por encima de la ley", "El guerrero del amanecer" y "Double Team" mismamente. Tanto el barco, como los marineros, los comandantes, los diálogos, la fotografía, e incluso el propio Bale dan un toque horteras como hacía años no se veía. Da la impresión que lo que estás viendo sale directamente de un aparato reproductor Beta; ahí es nada. A eso recuerda; a lo que había en el mercado cuando reinaba el desaparecido primer sistema de vídeo. Este es el punto en el que los más exigentes habrán desistido pensando mando en mano y zapping en mente en abandonar la odisea. Error. La película sigue y tiene la suficiente fuerza como para sacudirse toda la caspa, reinventándose a sí misma ofertando, tras el flojo calentamiento inicial, un entretenimiento con bastante más garra de lo que parecía a priori. No se asusten por el título, lo que hay dentro es calidad.

La última estafa

Acción Comedia Crimen
6.4

Después de sus últimas bombas cinematográficas, el productor Max Barber crea una nueva película, todo para matar a su protagonista, Duke Montana, en un truco para el seguro. Pero cuando Duke no puede ser asesinado en un truco básico, Max lo pone en situaciones más peligrosas.La última estafa Critica: Hacer un remake de una película prácticamente desconocida que pasó sin pena ni gloria parece una idea descabellada y, en éste caso, lo es. Alguien habrá visto posibilidades en la historia que cuenta la película y ha buscado un reparto de grandes actores y un director dócil que nunca ha despuntado pero no resulta problemático. Si uno husmea en la filmografía de George Gallo, no encuentra ningún título ni destacado ni destacable.La última estafa El cine dentro del cine es un género que a mi, particularmente, siempre me ha llamado la atención y, en éste caso, sus actores me parecen un gran acierto como cebo para llevar público a las salas. De Niro, Freeman, Lee Jones, Spano, Hirsch, Braff...veteranos y jóvenes dando vida a personajes divertidos y, en algún caso, estrambóticos. Gallo no es Edwars y The Comeback Trail no es S.O.B. pero, a los que nos gusta el género no nos defrauda. ¿Tendrá público en 2020 y en unas navidades tan atípicas? Mucho me temo que no y me gustaría no acertar porqué tanto los cines como los distribuidores necesitan éxitos urgentemente...la industria lo está pasando fatal y muchos cines podrían cerrar para siempre lo que sería una catástrofe para el séptimo Arte y para los que hemos crecido en la mágica oscuridad de una sala de cine.La última estafa La última gran estafa no es una obra maestra pero su propósito de divertir y entretener lo cumple con nota alta. Yo me he reído viéndola y he llorado escuchando los comentarios de mis compañeros de visionado que parecen a punto de tirar la toalla. Yo creo en la magia del cine y con actores como los que protagonizan esta comedia creo que podemos tener esperanzas. Recomendable para los amantes del cine clásico y los seguidores de estos grandes actores y, en especial, un todo terreno como el extraordinario Robert De Niro que, a su edad, tiene dos películas en cartel.La última estafa

1917

Acción Bélica Drama
8

Nos encontramos en el año 1917. La Guerra Mundial amenazaba con cambiar, para siempre, el orden mundial. Ante la amenaza que se cernía, Estados Unidos decidió entrar en el conflicto con el objetivo de desequilibrar la balanza que caracterizaba a la contienda. 1917 Critica: Llevaba varios meses, esperando con ganas el estreno de la nueva película del gran Sam Mendes. Un director, que creo que no se le escapa a nadie, tiene un talento brutal. Con películas anteriores magnificas, como Revolutionary Road, de mis favoritas, o Skyfall y la ya mítica American Beauty. La cuestión, es que con 1917 se nos planteaba algo muy interesante. Una película bélica para la que la gran novedad sería el uso total y continuo de un plano secuencia durante todo el metraje. Muy curioso sobre el papel, pero con sus problemas como comentare más adelante. Los puntos fuertes de la película son varios, pero si hay que definir con una palabra a 1917 es INMERSIÓN. La brutal capacidad de Mendes para introducirnos en una guerra sin tapujos es algo que le da mucha fuerza al conjunto. La película se nutre de situaciones tensas y muy trabajadas por el director propias de un conflicto así. Con un sonido de Oscar, una autentica pasada que nos hace sentir cada bala y explosión como si estuviera pasando enfrente de nosotros. Es una experiencia total, en ese sentido no hay nada que discutir. Ahora, es cuando entro a la parte espinosa que muchos querrán esquivar. Para mí lo más importante en una película, y con diferencia, es el guion. Es el centro de todo, lo que decide si vale la pena perder 2-3 horas de tu tiempo. Bien, pues 1917, en ese sentido, me ha decepcionado profundamente. La historia no va a ningún lado, es simple, llegar del punto A al punto B. Es una mera excusa para el lucimiento técnico de la película, porque realmente, no se nos cuenta demasiado. De hecho, es resumible en un par de frases. En ningún momento hay sorpresas, o un buen desarrollo de personajes.

Hércules

Acción Aventura
5.7

Hércules, como todos los héroes griegos, es un semidios. Tras realizar los terribles doce trabajos que le fueron impuestos y tras perder a su familia, decide darle la espalda a los dioses y encontrar consuelo en la búsqueda de aventuras. Gracias a sus andanzas, ha encontrado hombres afines que se han unido a él, pues comparten su amor por el combate y no temen la presencia constante de la muerte en sus vidas. El rey de Tracia pretende que estos hombres formen un ejército invencible. Adaptación de la novela gráfica de 2008 "Hercules: The Thracian War". Hércules Critica: Brett Ratner no es autor ni tan siquiera un buen artesano. Cabría inscribirle en la interminable lista de profesionales que aportan oficio a los trabajos en los que se ven inmersos, pero nunca brillo o auténtico ingenio. No obstante, sería cicatero no reconocer que en toda su filmografía habita el mismo espíritu lúdico que le empuja a ponerse tras las cámaras una y otra vez, nunca para ofrecer algo poco más que olvidable, pero cuanto menos digno. 'Hércules' (2014) es un ejemplo paradigmático de ello: un péplum más simple que un cencerro pero consciente de su propia ligereza, con la única (y loable) pretensión de entretener al espectador con un enérgico ejemplo de fast food cinematográfico, última versión de un personaje que ha pisado en muchas ocasiones el terreno del celuloide. Hércules El listón estaba francamente bajo, pero cabe mencionar que el Hércules de Ratner se ha posicionado como la mejor película sobre la famosa figura de la mitología griega del año. 'Hercules Reborn', mockbluster de rigor de The Asylum, y 'Hércules. El origen de la leyenda' (dirigida por Renny Harlin, otro que tira de oficio y no de talento aunque con peor fortuna que Ratner) no son rival para The Rock y compañía. La singularidad de la película, por encontrar algo que vaya más allá de lo protocolario, es su tratamiento del mito, alejado de la leyenda y presentado en su vertiente terrenal. No es por decisión artística sino porque adapta una poco conocida novela gráfica de Steve Moore y Admira Wijaya que ya desmitificaba a Hércules, ignorando un servidor si con mejor o peor fortuna que la versión para gran pantalla. Aquí Hércules, tras cumplir con sus conocidos trabajos y acompañado por una fiel y heterogénea cuadrilla de guerreros, es llamado para combatir en la guerra de Tracia. Se sucederán las batallas y alguna que otra intriga de palacio, y el público será testigo de una de las mayores inyecciones de testosterona del cine reciente. Hércules Esta película protagonizada por Dwayne Johnson es muy buena en sus verdaderos objetivos, señores esta película no pasará a los anales de la historia del cine pero cumple con nota su objetivo:entretener.Buenos efectos especiales,buen reparto (Dwayne lo borda) con un guión sencillo y claro pero a la vez entretenido.No se que pinta Irina Shayk en la película me parece una aportación bastante ridícula aunque alegre la vista.Película de acción entretenida con buenos toques de humor aunque a veces un poco ridiculos.

Guardianes de Oz

Animación Aventura Fantasía
6.2

Ozzy es un pequeño pero inteligente mono volador, hijo del legendario guerrero Goliat. Ambos son parte del ejército de monos voladores que sirve a Eveline; la malvada bruja del Oeste. A diferencia del resto de su especie, Ozzy no está convencido en servir ciegamente a Eveline, así que cuando la bruja pone en marcha sus planes para atacar el reino él decide ir en busca de los legendarios “Guardianes de Oz” para que luchen contra ella. Mientras Ozzy recorre la fantástica y peligrosa tierra de Oz en busca de los Guardianes conoce a Gabby, una inexperta aprendiz de bruja quien decide acompañarlo. Para su sorpresa descubren que los Guardianes de Oz han caído bajo un poderoso hechizo que los hace actuar como locos de remate. Las cosas empeoran aún más cuando Evilene descubre los planes de Ozzy y ordena a todo su ejército detenerlo a cualquier costo. Es así como con tan solo un poco de corazón, valentía e inteligencia Ozzy intentará hacer de Oz un mundo mejor. Wicked Flying Monkeys Oz Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Oz Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Oz