Un partido decisivo

6
En torno a un partido de fútbol en un campo de tierra a las afueras de Roma, una comunidad se debate frente a disyuntivas éticas y morales.Un partido decisivo Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 14/09/2020 1.54 GB 63 Descargar
1080p Dual Español Latino 14/09/2020 1.55 GB 12 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Calvario

Drama
7.1

Calvary se centra en la vida del padre James Lavelle (Brendan Gleeson, El irlandés), un hombre dispuesto a que el mundo sea un lugar mejor. El sacerdote está sorprendido por la cantidad de confrontaciones que hay en su pequeño pueblo, le entristece que sus habitantes sean tan rencorosos. Cuando está tomando confesión recibe una amenaza, y el religioso empieza a ser atormentado por los miembros de su parroquia. Calvary Calvario Critica: Esta película es un mazazo. Todas las piezas del rompecabezas encajan al final, una vez completado el disperso y frustrante recorrido de un buen hombre, que parece tosco, primario y sin nada destacable o virtuoso. Pero el vértigo que produce en el espectador es sobrecogedor e inenarrable. Sólo se alcanza a ver, comprender y admirar al personaje del cura protagonista cuando llegamos al final del trayecto y entonces todo cobra sentido y abre una dimensión casi áurea. Lo bondad no es una entelequia ni una abstracción, sino algo muy concreto y contundente que apenas se puede abarcar con palabras ni con una mera descripción de los acontecimientos, que se nos antojan desproporcionados o inauditos, pero que en su insólita e inapelable brusquedad nos deja sin habla y sin capacidad de respuesta. Calvario La cinta trata una pléyade de temas: la muerte, el suicidio, los abusos infantiles, la orfandad, el desarraigo, la tristeza, la fe, la familia, el pecado, la venganza. Pero en realidad es una película sobre la virtud y sobre nuestra capacidad y necesidad de perdón, de perdonar y perdonarse y así poder abrazar la vida en su multiplicidad imprevisible. Se podría titular ‘Crónica de una muerte anunciada’, pero no reflejaría el caleidoscopio de sugerencias e interpretaciones que desvela y revela durante su metraje, sin resquicio para el desfallecimiento o las almas inocentes. El bucólico paraje irlandés encierra toda la vorágine, crueldad, revancha, ferocidad y truculencia del ser humano. Ninguna bajeza o incongruencia humana nos es hurtada ni edulcorada, pero al mismo tiempo deja un resquicio para la esperanza y la redención. Calvario La absolución sólo tiene sentido si hay un absoluto que lo justifique. Si no todo carecería de sentido y dirección. Y el camino es el perdón. Que no es travesía grata ni asequible y no suele tener retorno. En un mundo interesado donde no se da pespunte sin hilo, desmadeja sobremanera comprobar que hay personas que no piden nada a cambio por hacer el bien. Nos parecen extraterrestres o iluminados, cuando se trata sólo de un acto de justicia y compasión. Pero nos resulta tan ajeno, tan lejano, tan inconcebible, tan desacostumbrado. Cargar con el dolor del mundo no está al alcance de cualquiera y nos produce incomodidad y desasosiego, porque refleja nuestra poquedad y realza nuestras limitaciones. Calvario

Pose

Drama
8.3

Pose se desarrolla en 1986 y "analiza la yuxtaposición de varios segmentos de la vida y la sociedad en Nueva York: el auge del universo de lujo de la era Trump, la escena social y literaria del centro y el mundo de la cultura."Pose Critica: Ryan Murphy, Steven Canals, Brad Falchuk nos traen de la mano de Fx Productions la que seguramente sea una de las mejores series del año. Nos vamos a sumergir en un Nueva York de finales de los 80’s del que hasta ahora sólo hemos vito pinceladas sueltas, pero nunca el cuadro completo. Pose es una obra descarada y ácida, exhala glamour y es hortera al mismo tiempo, extremadamente real y una absoluta fantasía. Es el golpe que no deja que la herida cicatrice y que se regodea en el dolor. Vamos a ver el ascenso del imperio de Trump, los insultantes e indecentes ejecutivos que lo acompañan, pero también vamos a conocer la subcultura de los ballrooms, lugares de encuentro y entretenimiento de grupos marginales. Vamos a estar en una sala de espera de hospital esperando los resultados de los análisis del VIH. Seremos trans, gays huidos de casa, madres de un grupo dispar de desfavorecidos, viviremos en refugios hechos por y para estas personas. Vamos a bailar en escuelas oficiales de danza, pero también posaremos. Seremos putas, bailarinas en cabinas sexuales, drogadictos. Seremos el último escalón de la estructura social, los olvidados y las olvidadas, pero vamos a luchar para hacernos un hueco en el imaginario colectivo y hacer saber que existimos, que merecemos respeto.

The Angel: La historia de Ashraf Marwan

Acción Bélica Drama Historia Suspense Thriller
6.7

La historia real de Ashraf Marwan, el yerno del Presidente Nasser y el confidente y asesor personal de su sucesor Anwar Sadat, mientras que simultáneamente es el activo más valioso de la Inteligencia israelí del siglo XX. The Angel: La historia de Ashraf Marwan Critica: El director israelí Ariel Vromen lleva a la pantalla la historia de Ashraf Marwan, yerno del presidente egipcio Nasser, que jugó un papel destacado como informador y espía al servicio de Israel. La película pone el foco en los meses y días previos a la guerra del Yom Kippur, dónde Marwan puso en aviso a Israel de las intenciones bélicas de su país. La cinta recrea las ambiciones: dinero, poder, ascenso político de un hombre frustrado por el rechazo de su suegro, el carismático líder árabe Gamal Abdel Nasser. La película se me pasa en un suspiro, me enganchan y parecen creíbles las situaciones y unos personajes que viven uno de los momentos más críticos de la historia de Oriente Medio. Me reconcilia con un director al que sigo con interés desde que presentó “ The iceman ” (El hombre de hielo), dónde un inmenso Michael Shannon erizaba el bello en su papel de psicópata asesino. Tras la incomprensible, por mala, “Criminal”, Vromen filma con pulso una historia de empaque. La vida del espía es poco compatible con los focos. Alcanzar la fama en tan difícil profesión es sinónimo de fracaso. A Marwan este le llegó allá por el año 2002, cuando un trabajo periodístico lo identificó como Ángel. La posterior reivindicación egipcia de que en realidad era un agente doble, que proporcionaba a Israel información falsa, versión esta última puesta en duda por la mayoría de los que han investigado su vida, unida a una muerte en 2007 no del todo clara, acaban por proporcionarle al personaje ese aura de misterio que sólo dan las personalidades difíciles y complejas. De carácter ambicioso, su papel como posible intoxicador para el Mossad aparece en la película de manera sucinta. No se la pierda

La corresponsal

Acción Bélica Biográfico Drama
6.9

Marie Colvin (Rosamund Pike) fue una periodista reconocida mundialmente por su trabajo en distintos conflictos bélicos. Testigo de algunas cruentas batallas recientes, especialmente de lo sucedido en Oriente Medio, Colvin contaba con el respeto tanto de los lectores como de sus compañeros de profesión por su enorme valentía y humildad. Sin embargo, su personalidad era caótica y autodestructiva: abusaba del alcohol y su vida personal era, un auténtico desastre. Tras recibir el impacto de una granada en Sri Lanka, comienza a llevar un distintivo parche en el ojo mientras se sienta a tomar martinis rodeada de la alta sociedad londinense a la que tanto aborrece, hasta que un día recibe el más peligroso de todos los encargos, que acepta junto a su también prestigioso fotógrafo de guerra, Paul Conroy (Jamie Dornan). Juntos viajan a Siria para cubrir lo que sucede en la ciudad de Homs, donde aprenderá el verdadero coste de la guerra, tanto física como psicológicamente. La corresponsal Critica: Como película no es que sea especialmente entretenida. Se hace repetitiva, intenta utilizar situaciones fáciles para intentar conmover sin conseguirlo a mi parecer. Ni los actores ni los personajes convencen, y la historia del personaje principal no termina de "calar". Y para ser sobre periodismo de guerra se permite ciertas mentiras bien difundidas para avalar el intervencionismo occidental (principalmente anglosajón) en ciertos países, y lo que es lo mismo, la aportación de información sesgada y mediatizada con la complacencia de la periodista. Ahora se entiende la decena de reseñas positivas por la crítica anglosajona. Los últimos minutos devuelven a la cinta a su punto de origen, un telefilme que más que realizar una biopic busca la lágrima fácil y un posicionamiento político, y que queda claro con la emisión que realiza la periodista al final en Homs y la frase "¿por qué nos abandonaron?". No es casualidad dicha frase y el lanzamiento de la película en 2018 cuando el intervencionismo anglosajón ha errado entre comillas en este último país. No defiendo ni a unos ni a otros, pero lo que sí nunca defenderé es la hipocresía. En el título sí que han acertado, de eso no queda ninguna duda, "A private war". La culpa es mía, creí que iba a ver algo interesante olvidándome de que era una producción de hollywood. Si realmente te interesan estos temas recomiendo otros documentales sobre fotógrafos de guerra sin edulcorantes fáciles de por medio ni la aprobación del gabinete de comunicación del ejército norteamericano. Y me gusta mucho el cine bélico de Hollywood.

1917

Acción Bélica Drama
8.1

Nos encontramos en el año 1917. La Guerra Mundial amenazaba con cambiar, para siempre, el orden mundial. Ante la amenaza que se cernía, Estados Unidos decidió entrar en el conflicto con el objetivo de desequilibrar la balanza que caracterizaba a la contienda. Critica: Llevaba varios meses, esperando con ganas el estreno de la nueva película del gran Sam Mendes. Un director, que creo que no se le escapa a nadie, tiene un talento brutal. Con películas anteriores magnificas, como Revolutionary Road, de mis favoritas, o Skyfall y la ya mítica American Beauty. La cuestión, es que con 1917 se nos planteaba algo muy interesante. Una película bélica para la que la gran novedad sería el uso total y continuo de un plano secuencia durante todo el metraje. Muy curioso sobre el papel, pero con sus problemas como comentare más adelante. Los puntos fuertes de la película son varios, pero si hay que definir con una palabra a 1917 es INMERSIÓN. La brutal capacidad de Mendes para introducirnos en una guerra sin tapujos es algo que le da mucha fuerza al conjunto. La película se nutre de situaciones tensas y muy trabajadas por el director propias de un conflicto así. Con un sonido de Oscar, una autentica pasada que nos hace sentir cada bala y explosión como si estuviera pasando enfrente de nosotros. Es una experiencia total, en ese sentido no hay nada que discutir. Ahora, es cuando entro a la parte espinosa que muchos querrán esquivar. Para mí lo más importante en una película, y con diferencia, es el guion. Es el centro de todo, lo que decide si vale la pena perder 2-3 horas de tu tiempo. Bien, pues 1917, en ese sentido, me ha decepcionado profundamente. La historia no va a ningún lado, es simple, llegar del punto A al punto B. Es una mera excusa para el lucimiento técnico de la película, porque realmente, no se nos cuenta demasiado. De hecho, es resumible en un par de frases. En ningún momento hay sorpresas, o un buen desarrollo de personajes. Te importa lo que les pasa por lo impactante del conjunto, pero nunca tienes un lazo emocional lo suficientemente fuerte como para que lo que ocurra te importe de verdad. Mendes intenta con todas sus fuerzas desarrollar a los personajes, pero no lo consigue, de hecho, el protagonista, se siente bastante distante y podría ser sustituido por cualquier otro soldado. Daria lo mismo. Es por ello, que mientras veía la película me preguntaba, hasta qué punto era necesario el uso del plano secuencia. Si, la película en su forma es magnífica, es un 10. Pero he acabado pensando, que, en su fondo, el recurso del plano secuencia ha jugado en su contra, concretamente en contra del guion. Puesto que escribir un guion para una película en un constante plano secuencia limita mucho las posibilidades de crear una historia más emocionante. Se puede decir, que la verdadera guerra, se libra entre la impecable forma de la película y su vacío fondo. Una cosa se come a la otra. A partir de ahí, que cada uno decida que valora más. Para mí, el resultado es muy mixto.

El rey león

Animación Drama Familia
8.2

La sabana africana es el escenario en el que tienen lugar las aventuras de Simba, un pequeño león que es el heredero del trono. Sin embargo, se ve forzado a exiliarse al ser injustamente acusado de la muerte de su padre. Durante su destierro, hará buenas amistades y, finalmente, regresará para recuperar lo que legítimamente le corresponde.The Lion King El rey león Critica: A lo largo de mi vida he visto todo tipo de películas, de muchas nacionalidades, de directores diversos y en marcos diferentes. Unas son malas, otras buenas. Hay un número más reducido de ellas que me han tocado, que realmente me llegan y emocionan. "El Rey León" está por encima de esa categoría, siendo para mi más que una película, convirtiéndose en una vivencia. Parte de mi, un recuerdo imborrable, alimentado ahora por su bendito reestreno en cines. Hacía siglos que no la veía (aunque la devorase cientos de veces en VHS, sin exagerar) y no tengo miedo de decir, en voz alta, y para quien lo quiera saber: es mi película favorita. Casi parece una broma, lo ideal es decir "El Padrino" o alguna película europea aclamada por público y crítica (insértese aquí título de Dreyer, Bergman, etc). Se acepta incluso algo de Tarantino, para no parecer carcas. Pues la mía es "El Rey León". rey león Los motivos atienden a vivencias personales, relacionadas tanto con el contexto en que la vi por primera vez como a lo que se narra en ésta, que me acercan peligrosamente a lo sufrido por ese pequeño león que se ve privado de una figura clave en su vida y es obligado a madurar, a marchas forzadas, bajo ese irreal lema del "Hakuna Matata", que encierra más tristeza de la que puede parecer. Hay en los 90 minutos de "El Rey León" algunos de los momentos más hermosos que he podido contemplar en cualquier película, comenzando por ese maravilloso prólogo a ritmo de "Circle of Life", que sencillamente se dedica a dejar respirar y mostrar la naturaleza, con un tono similar al del mejor cortometraje de Disney, "The Old Mill" (1937), ideas y conceptos insuperables e inabarcables, narrados casi en voz baja pero visibles a poco que el espectador quiera realmente ver, y no limitarse a mirar ("Look inside yourself (...) You are more than what you have become"), y uno de los trabajos técnicos más soberbios que ha dado un gran estudio en décadas. "El Rey León" se adelantó a su tiempo, es atemporal, contando incluso con algunas escenas que parecieran pensadas para su conversión al 3D por el riesgo que muestran sus responsables a la hora de alterar el punto de vista y buscar la profundidad entre sus trazos. rey león