1917

8.1
Nos encontramos en el año 1917. La Guerra Mundial amenazaba con cambiar, para siempre, el orden mundial. Ante la amenaza que se cernía, Estados Unidos decidió entrar en el conflicto con el objetivo de desequilibrar la balanza que caracterizaba a la contienda. Critica: Llevaba varios meses, esperando con ganas el estreno de la nueva película del gran Sam Mendes. Un director, que creo que no se le escapa a nadie, tiene un talento brutal. Con películas anteriores magnificas, como Revolutionary Road, de mis favoritas, o Skyfall y la ya mítica American Beauty. La cuestión, es que con 1917 se nos planteaba algo muy interesante. Una película bélica para la que la gran novedad sería el uso total y continuo de un plano secuencia durante todo el metraje. Muy curioso sobre el papel, pero con sus problemas como comentare más adelante. Los puntos fuertes de la película son varios, pero si hay que definir con una palabra a 1917 es INMERSIÓN. La brutal capacidad de Mendes para introducirnos en una guerra sin tapujos es algo que le da mucha fuerza al conjunto. La película se nutre de situaciones tensas y muy trabajadas por el director propias de un conflicto así. Con un sonido de Oscar, una autentica pasada que nos hace sentir cada bala y explosión como si estuviera pasando enfrente de nosotros. Es una experiencia total, en ese sentido no hay nada que discutir. Ahora, es cuando entro a la parte espinosa que muchos querrán esquivar. Para mí lo más importante en una película, y con diferencia, es el guion. Es el centro de todo, lo que decide si vale la pena perder 2-3 horas de tu tiempo. Bien, pues 1917, en ese sentido, me ha decepcionado profundamente. La historia no va a ningún lado, es simple, llegar del punto A al punto B. Es una mera excusa para el lucimiento técnico de la película, porque realmente, no se nos cuenta demasiado. De hecho, es resumible en un par de frases. En ningún momento hay sorpresas, o un buen desarrollo de personajes. Te importa lo que les pasa por lo impactante del conjunto, pero nunca tienes un lazo emocional lo suficientemente fuerte como para que lo que ocurra te importe de verdad. Mendes intenta con todas sus fuerzas desarrollar a los personajes, pero no lo consigue, de hecho, el protagonista, se siente bastante distante y podría ser sustituido por cualquier otro soldado. Daria lo mismo. Es por ello, que mientras veía la película me preguntaba, hasta qué punto era necesario el uso del plano secuencia. Si, la película en su forma es magnífica, es un 10. Pero he acabado pensando, que, en su fondo, el recurso del plano secuencia ha jugado en su contra, concretamente en contra del guion. Puesto que escribir un guion para una película en un constante plano secuencia limita mucho las posibilidades de crear una historia más emocionante. Se puede decir, que la verdadera guerra, se libra entre la impecable forma de la película y su vacío fondo. Una cosa se come a la otra. A partir de ahí, que cada uno decida que valora más. Para mí, el resultado es muy mixto.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
BR-scr Español Latino 10/03/2020 1.78 GB 199 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Red Snow

Drama
5.4

Red Snow es una aventura dramática que comienza cuando Dylan, un soldado gwich'in del Ártico canadiense, es atrapado en una emboscada en Panjwayi, Afganistán. Su captura e interrogatorio por parte de un comandante talibán libera un alijo de recuerdos relacionados con el amor y la muerte de su prima inuit, Asana, y lo une más a una familia pastún mientras escapan a través de paisajes traicioneros y a través de una tormenta de nieve que se convierte en la clave para sobrevivir. .Red Snow Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Red Snow

El código enigma

Bélica Drama Historia Suspense
8.1

Durante el invierno de 1952, las autoridades británicas entraron en el hogar del matemático, analista y héroe de guerra Alan Turing, con la intención de investigar la denuncia de un robo. Al final acabaron arrestando a Turing acusándole de “indecencia grave”, un cargo que le supondría una devastadora condena por una ofensa criminal, ser homosexual. Los oficiales no tenían ni idea de que en realidad estaban incriminando al pionero de la informática actual. Liderando a un heterogéneo grupo de académicos, lingüistas, campeones de ajedrez y oficiales de inteligencia, se le conoce por haber descifrado el código de la inquebrantable máquina Enigma de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. enigma Critica: Puntual a su cita llega el intento anual de la compañia de los hermanos Weinstein por acaparar los grandes premios anuales en el mundo del cine. Después de que “La Gran Estafa Americana” les saliera rana en este aspecto, este año apuestan algo más sobre seguro bajo el género del biopic, que tanto suele agradar a académicos y críticos. enigma Ante todo, “The Imitation Game” es una película biográfica realmente ejemplar. La vida del criptógrafo Alan Turing cuenta con todos los elementos para resultar interesante y la película del noruego Morten Tyldum los aprovecha de manera inteligentísima. Turing es un personaje lo suficientemente desconocido, complejo, fascinante y relevante en la historia de la humanidad para que la dirección de Tyldum y el fantástico guión de Graham Moore salgan victoriosos apostando todo a la carta de su personaje protagonista, sin caer en la tentación de desviarse hacia otros personajes o al entorno histórico en el que se desarrolla su historia, por muy relevante que este sea. Un film de corte clásico, con un montaje sobrio que utiliza de manera elegante y sin abusar el recurso del flashback, cuyos artífices están tan seguros de su apuesta que se permiten casi prescindir de localizaciones exteriores y de escenas bélicas o que muestren en pantalla las consecuencias directas de la segunda guerra mundial, desarrollando la totalidad del film en un par de interiores y focalizando la acción en los diálogos y la interacción del omnipresente Turing y el resto de los personajes. enigma De esta manera se evita que la cinta se vaya a las tres horas de duración por exceso de ambientación e información (una de las lacras habituales de este tipo de películas) y además crea una constante sensación de distancia entre el conflicto bélico y los protagonistas, básica para comprender como resultaron de decisivas sus acciones, pese a los kilómetros que les separaban de la guerra propiamente dicha. La estructura subterranea de thriller y la sensación de urgencia en la carrera contra el reloj, aportan fluidez a la trama, sin olvidarse nunca del objetivo principal, que es ofrecer el más completo retrato de su protagonista.The Imitation Game enigma

Inquebrantable

Bélica Drama
7.4

Narra la historia real de Louis Zamperini, un joven que, tras participar en los Juegos Olímpicos de 1936, se alistó en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos para luchar en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Cuando el bombardero en el que combatía se estrelló en medio del Pacífico, navegó a la deriva hasta que fue capturado por los japoneses. Unbroken Inquebrantable Critica: ‘Intocable (Unbroken)’, película dirigida por la actriz y también activista humanitaria Angelina Jolie, narra la absolutamente increíble historia de Louis Zamperini, atleta olímpico y héroe de guerra superviviente a la II Guerra Mundial que fue preso de campos de concentración japoneses en la llamada Guerra del Pacífico tras un accidente aéreo en un B-24. Película basada en la novela que la escritora norteamericana Laura Hillenbrand escribió sobre Zamperini llamada ‘Unbroken: A World Warr II Story of Survival, Resilience, and Redemption’, y a su vez, historia que ha pululado por los estudios de Hollywood durante décadas sin que nadie se decidiera a llevarla a la gran pantalla. Desde luego la historia reunía muchos alicientes para que fuera de mi agrado. Desde la temática bélica ubicada en la II Guerra Mundial, pasando por el carácter épico de la misma o la presencia de los hermanos Coen en el guion, Alexandre Desplat en la composición musical o Roger Deakins en la dirección de fotografía. Sin embargo, y en contra de lo esperado, lo que me encontré en la sala me dejo altamente insatisfecho, sobre todo por los mimbres que tenía en sus manos la famosa hija de Jon Voigt y que no han sido conjugados adecuadamente. Inquebrantable La película tiene un comienzo esperanzador. Un primer tramo que viaja desde el momento en el que se ubica la historia –Zamperini en 1943 a bordo de un B-24 sobrevolando la isla de Nauru– para retroceder a modo de flashbacks a la conflictiva infancia, su posterior dedicación al atletismo y su llegada a los Juegos Olímpicos de 1936 en Alemania . Todo un tramo que a pesar de la excesiva utilización de eslóganes de autoayuda o la evidencia religiosa presente, muestra la evolución de un joven de orígenes italianos que de no ser por el atletismo podría haberse perdido en el alcoholismo o la delincuencia. En estos interesantes tres cuartos de hora, vemos su relación con sus padres y hermanos, simultaneando su odisea marítima –al más puro estilo ‘La vida de Pi’–, donde Jolie incide en su notorio ateísmo inicial y en su conversión católica, algo que queda demasiado panfletario católico apostólico. A continuación de todo, después de recorrer los primeros 19 interesante años de nuestro protagonista a la misma velocidad de sus carreras, nos adentramos en la oscura, dolorosa, cruel e innecesariamente larga segunda parte en los campos de concentración. Lugar donde nuestro protagonista sufrirá los devenires propios de un campo de prisioneros pero aderezado con la particular animadversión y sadismo de Matsuhiro Watanabe –considerado por McArthur criminal de guerra–, alias el pájaro, mando militar de los campos de concentración de y auténtico azote de Zamperini. Inquebrantable

La Revolución

Drama
6.9

En esta reversión de la historia, una enigmática enfermedad asola la Francia del siglo XVIII y origina una confrontación brutal entre los rebeldes y la aristocracia.La Revolución Critica: La Revolución ...pues de vuestros nefastos comentarios me he llevado una grata sorpresa. De una serie mayormente valorada con la nota más baja y de la que se ha dicho, entre otras cosas, que es un panfleto propagandístico, uno esperaba encontrarse la mediocridad hecha ficción. Gracias a la prolongada desconfianza durante años de las críticas en esta, nuestra querida plataforma de cine, he aprendido a disertar -y sobre todo discernir- entre los comentarios objetivos y los comentarios subjetivos. Y, en este caso, mis queridos cinéfilos, era más que evidente que esta serie estaba subjetivamente infravalorada por aquellos que, al parecer, se molestan porque en la Francia feudal del siglo XVIII se hablara de justicia social, revolución y soberanía popular.La Revolución Vamos a ver, mendrugos, no sé qué esperabais encontraros con un título así: "La Revolución", y una portada donde se ve a una rebelde portando un cóctel molotov en una posición iconográfica (mundialmente conocida como símbolo de resistencia y rebelión social) y donde los colores del humo forman la bandera de Francia. A no ser que seáis más gaznápiros de lo que parecéis con vuestras "críticas", sabíais perfectamente que trataría, como mínimo, de la revolución francesa, que, por si aún no os habíais dado cuenta, se inició por una serie de injusticias sociales y políticas que desataron la lucha social del pueblo obrero contra la burguesía francesa. ¿Hola? ¿Qué queríais que contara esta serie? No sé, tal vez podrían haber hablado de la forma de vida y la idiosincrasia de los nativos americanos, o puede que de los aborígenes australianos, o de los beduinos del desierto... pero, ¡sorpresa! La serie está ambientada en la revolución francesa y en la ideología imperante en las calles de Francia del siglo XVIII. Obviamente, estamos en el siglo XXI, así que, por lógica, percibimos la historia de antaño con nuestros ojos modernos y la modificamos a nuestro antojo. Porque la historia es así: se reescribe una y mil veces, y, sobre todo y lo más importante, que no pretende ser una serie histórica sino una ficción basada en un momento determinado de la historia. A ver si aprendemos a diferenciar, joder.

El lobo de Wall Street

Comedia Crimen Drama
8

Película basada en hechos reales del corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort. A mediados de los años 80, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto en la agencia de valores aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambicioso y ganar una buena comisión. Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de "El lobo de Wall Street". Dinero. Poder. Mujeres. Drogas. Las tentaciones abundaban y el temor a la ley era irrelevante. Jordan y su manada de lobos consideraban que la discreción era una cualidad anticuada; nunca se conformaban con lo que tenían. The Wolf of Wall Street El lobo Critica: Salí del cine profundamente decepcionado…, qué pena que el público y los amigos de F. A. se conforme con tan poco, (¡tiene un promedio casi de ocho!), me pregunto a los que la califican con un 8, 9, o un 10, ¿Qué entienden ellos por cine? Si para ellos un “Peliculón” como suelen decir… es una catarata de gratuitas palabras soeces, chistes de brocha gorda, sexo explicito y zafio, gags vulgares prolongados hasta la extenuación, imágenes efectistas y patéticas, personajes esperpénticos y disparatados en el peor sentido de la palabra, buscando la risa fácil, eso en mi opinión no es cine ni comedia ni nada, es menospreciar la inteligencia del espectador. El lobo La película se alarga innecesariamente (quizá para justificar el presupuesto) para repetirse constantemente, en las soflamas histriónicas populacheras y casposas de un grotesco, sobreactuado y mal dirigido Leonardo Di Caprio, que me recordaba al peor Jim Carrey de “Mentiroso compulsivo”. Scorsese se empecina en repetir el mismo mensaje, como si el espectador fuera tan estúpido que no lo capta a la primera, con lo que después de la primera hora comienza el sopor, el aburrimiento, porque la historia no avanza, se repiten constantemente las gamberradas absurdas y delirantes en la oficina, donde los “brokers” son una panda de energúmenos que se dedican a competir ante el impresentable Jordan Belfort, a ver quien hace la gamberrada más abominable. El lobo Scorsese se sirve de la biografía de este indecente personaje, que es Jordan, y creo que pretende parodiar al capitalismo voraz, cosa muy loable si lo hiciera abordando la cuestión con un mínimo de rigor. Pero los personajes son planos, sin consistencia psicológica, son como marionetas estereotipadas y previsibles, cuesta mucho la empatía con ellos, todo el tiempo ebrios, haciendo orgías, tomando drogas de todo tipo y rodeados de prostitutas de todo pelaje, yo no veo en los personajes una evolución moral creíble, todo está llevado a un exceso que llega a fatigar y asquear. El lobo Al igual que Jordan Belfort vende humo con sus bonos basura a sus clientes, mientras se queda grandes comisiones, creyéndose un tipo listo por embaucar a gente sencilla y poco preparada para los tiempos que corren, Scorsese nos vende este engendro, indigno de su status artístico, manufacturado al gusto del público actual que acude a las salas ávido en devorar imágenes impactantes y obscenas de personajes impúdicos, relatos abyectos que denigran la inteligencia del espectador y que con su complacencia propicia un futuro desolador. Llámenlo como quieran pero eso no es cine. El lobo

Misión imposible: Nación secreta

Acción Aventura
7.1

Con la FMI disuelta y Ethan Hunt (Tom Cruise) abandonado a su suerte, el equipo tiene que enfrentarse contra el Sindicato, una red de agentes especiales altamente preparados y entrenados. Estos grupos están empeñados en crear un nuevo orden mundial mediante una serie de ataques terroristas cada vez más graves. Ethan reúne a su equipo y une sus fuerzas con la agente británica renegada Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), quien puede que sea o no miembro de esta nación secreta, mientras el grupo se va enfrentando a su misión más imposible hasta la fecha... Quinta entrega de la saga Misión Imposible. Critica: A lo largo de ya casi 20 años Tom Cruise ha logrado consolidar su propia franquicia cinematográfica: Misión imposible. Y lo ha hecho de la mano siempre de directores que le fueron dando un rumbo muy particular a la serie, primero con autores como Brian de Palma y John Woo y después con directores talentosos como J.J. Abrams y Brad Bird. Misión imposible Para la quinta entrega, Cruise, el verdadero responsable y cabeza del proyecto, se decidió por Christopher McQuarrie en una ya larga lista de colaboraciones pues antes había escrito los guiones de ‘Valkirie’, ‘Misión imposible: Protocolo fantasma’ y ‘Al filo del mañana’ además de dirigir y escribir ‘Jack Reacher’. Misión imposible En esta quinta entrega la saga se siente plena y por demás creativa, con referencias muy logradas al cine de Alfred Hitchcock, con una secuencia en la Ópera de Viena filmada con tanto pulso que no desmerece ante la obra del maestro del suspense, y que contiene otras tantas secuencias de acción por demás notables, como la inicial del avión o la sucedida bajo el agua, que se equilibran de manera perfecta con el resto del filme con un tono más cercano al cine de espías más el humor habitual de la franquicia. Misión imposible En ésta ocasión Ethan Hunt, el personaje que interpreta Tom Cruise, debe ir detrás de una organización fantasma conocida como ‘El Sindicato’, de la cual nadie conoce nada por lo que la CIA, a cargo de Alan Hunley (Alec Baldwin), decide desarmar el IMF, Por sus propios medios y con la ayuda de su habitual equipo (interpretado por Simon Pegg, Ving Rhames y Jeremy Renner) Hunt deberá desenmascararlos con la ayuda de Ilsa Faust (notable Rebecca Ferguson), una agente británica que no se sabe bien de qué lado está. Misión imposible Si bien es cierto que algunos detalles del guión están sujetos con alfileres, la apuesta de Cruise y McQuarrie es acercar el tono de la película a aquellos thrillers setenteros pero actualizado, con buenas dosis de humor y con toda la tecnología moderna al servicio de un relato quizás no tan profundo pero que se permite contar con algunas lecturas políticas entre su trama. Misión imposible