Alerta roja

6.9
Cuando la Interpol envía una "Alerta roja", significa que los departamentos de Policía de todo el mundo deben estar alerta para capturar a los criminales más buscados. Todas las alarmas saltan cuando un temerario robo une al mejor agente del FBI (Johnson) con dos criminales rivales entre sí (Gadot & Reynolds). Una coincidencia que hará que suceda lo impredecible.Alerta roja Critica: Cuando tres actores de moda y demasiado bien pagados se reúnen para rodar una película, uno solo puede preguntarse por dónde se estropeará el invento. Y no solo por los costes de producción, de los que ya hablaremos, sino porque tantos egos queriendo captar la atención del espectador puede degenerar en un batiburrillo; la clase de pastiche en donde todos reclaman una atención inmerecida. "Alerta Roja" (2021) entra en esta categoría.Alerta roja Con un reparto de estrellas demasiado mediáticas y carísimas, "Alerta Roja" aspira a vender la clásica cinta de policías y ladrones pasada por el tamiz manido de las películas de compañeros. Dos tipos de personalidades opuestas, Dwayne y Ryan, obligados a formar tándem para combatir un mal superior y recuperar algo que les ha sido arrebatado. Un trabajo de originalidad nula que, además, se entremezcla con los trasiegos propios de las películas de robos, aunque aderezado con un tufillo a lo "Uncharted" o, si prefiere algo más clásico, a lo Indiana Jones. Pero todo en forma de revoltijo superficial. El metraje resultante es una cinta que sufre de todos los males del cine de acción contemporáneo, con escenas inverosímiles, un ritmo por momentos trepidante heredero de Michael Bay, y una historia absurda, incluso ridícula, que hace aguas por doquier, pero que a nadie le importa, empezando por los propios guionistas. Porque, como se ponga a pensar en los hechos que se suceden, en lo plano de los personajes, y en los diálogos improductivos, reirá y llorará por la incompetencia y la vergüenza ajena, respectivamente.Alerta roja En cuanto al trío calavera, sus integrantes se limitan a hacer de sí mismos una vez más. Dwayne hace de Dwayne en lo que podría ser su papel más estándar, genérico y multipropósito, con un personaje tantas veces ya visto en su filmografía. Reynolds repite como Reynolds, en lo que es otro ejemplo de actor encasillado para quien la interpretación consiste en enfundarse siempre la piel del mismo tipo (hola Woody Allen). Y Gal Gadot (véase spoiler 1), actriz pobre sin formación como tal, vuelve a lucir palmito y repartir leches gracias al reciclaje de su personaje de Diana Prince (Wonder Woman, si está usted algo perdido). Tenemos así un triángulo de tipos que se engañan y reparten soplamocos mutuamente en lo que parece ser una adaptación contemporánea de Carmen Sandiego, pues hoy roban en Italia, mañana en España (véase spoiler 2) y pasado en Argentina. No extraña, por tanto, que esta cinta haya sido acogida sin entusiasmo, siendo clasificada en algún periódico como un producto para ver y olvidar. Quizás se podrían rescatar algunas escenas entre Johnson y Reynolds en lo que podría describirse como un cierto juego cómico que, a veces, funciona. Pero son pocas y para nada justifican las caídas de interés masivas de una película cuya primera parte es más rescatable que la segunda.Alerta roja
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 26/11/2021 1.78 GB 351 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Los muertos no mueren

Comedia Fantasía Terror
5.5

En la pacífica localidad de Centerville pasa algo raro. Los animales se empiezan a comportar de forma extraña, las horas de luz solar cambian de forma impredecible y la luna vigila permanentemente desde el horizonte. Los científicos están preocupados y los informativos dan noticias desconcertantes. Y es que, una extraña invasión está a punto de suceder en la que los muertos ya no está muertos y se levantarán de sus tumbas. Los habitantes de Centerville, liderados por Ronald Peterson y Cliff Robertson, deberán detener esta amenaza y luchar para sobrevivir. Los muertos no mueren Critica: He visto un 90% de la filmografía de Jim Jarmusch y para mi esta es su peor película con diferencia. Es posible que haya sido porque también soy fan del cine de zombis. Es una decepción que un director de esta categoría aborde el género con tan poca inspiración. No nos engañemos. Estoy de acuerdo en que la figura del zombi como monstruo terrorífico ha "muerto" hace tiempo en el cine, como le pudo pasar en su momento al hombre lobo o a Frankenstein. Se ha quedado obsoleto, está tan asimilado en el imaginario colectivo que hoy en día sólo causa risa, en el mejor de los casos. Para mi es triste pero lo acepto y hasta lo he pasado bien con pelis como Zombies party o incluso Bienvenidos a Zombieland. Pero es que esta peli ni siquiera es graciosa. He percibido en la sala de cine público con ganas de pasarlo bien sin más pretensiones, pero al final hasta la risa fácil ha cesado. Puede que el estilo monótono e impersonal de Jarmusch, difícil de digerir, influyese. Pensándolo bien opino que el problema radica más bien en que el director, incomprensiblemente, se ha desconectado a sí mismo (ver spoiler). Tan sólo en los últimos minutos pareció que intentaba recobrar el hilo (demasiado tarde) con una denuncia de la sociedad de consumo. Pero qué reparto más desaprovechado (tener a Steve Buscemi y utilizarlo de esta manera). Resumiendo, de los tiempos de Down by law no queda ya nada excepto Tom Waits. Un fiasco absoluto.

La bruja del bosque

Misterio Suspense Terror
5.2

Una joven pareja se va de vacaciones a Tailandia y se ven envueltos en una maldición por faltar al respeto a una casa encantada.La bruja del bosque Critica: Aunque la mayoría de críticas coinciden en el tópico de que Ragsdale no aporta nada nuevo, cabe decir que es una cinta nada menospreciable, que algún que otro elogio se merece, y que algunos le habrían dado si la pareja protagonista hubiese sido interpretada (por ejemplo) por Hugh Jackman y cualquiera de las actuales actrices del escaparate de Hollywood..., aunque imagino esto habría disparado el presupuesto desmesuradamente.La bruja del bosque Ciertamente tenemos una amalgama de eso a lo que llaman "clichés", que mezclan el estilo de cuento de brujas anglosajón y los mitos orientales (me confieso profano en leyendas tailandesas). Así mismo, también se nos sirve una mezcla de estlos, entre lo que sería estrictamente terror sobrenatural e historia fanástica de aventuras.La bruja del bosque Los que esperan una secuencia de sustos y sobresaltos propios de la escuela que hizo famosas al "Sexto Sentido" y a "Los Otros", evidentemente colgarán el Sanbenito de "rollazo" o cualquier otra etiqueta por el estilo a un metraje que, sin pretender ser nada del otro mundo, por lo menos entretiene, y mantiene un mínimo interés que hace la película más que aceptable. A parte de la torpe figura de Reno, que recuerda al simpático y rudo barbudo de Harry Potter, y del personaje del 'donaire' Gogo (que a pesar de ser guapete y enrollado, no acaba de convencer), propia del género de la tragedia, el trabajo de los personajes de Scout Taylor-Compton y de James Landry, está, a mi modo de ver, bastante logrado, pero forzado el de ella en algún pasaje. Así pues, aunque coja de prestado la estética de espíritus malvados de "El Grito", y de otras de posesiones y exorcismos (en las que no puede faltar el demonio pasearse por la pared como una cucaracha), y siga bastante el patrón narrativo clásico europeo de una blancanieves salvada por su príncipe, el guión se resuelve sin filigranas, bien sazonado por una banda sonora sinfónica como Dios manda, y por un muy buen juego de fotografía. Bello contraste entre las escenas de paisajes de exterior, y el ambiente nocturno de Bangkock, que se agradece dibujado sin sobrecarga: lo justo para contextualizar la acción de la película; lo suficientemente sobrio para no diluir la dosis de lo siniestro a lo que debe atenerse la temática (por cierto, que no he acertado a ver esos escorpiones fritos de los que se habla en alguna crítica que he leído por ahí). La bruja del bosque

Mejor otro día

Comedia Drama
6.2

Cuatro personas se reúnen por casualidad en el tejado de uno de los edificios más altos de su ciudad para saltar al vacío. En esas situaciones, un poco de cortesía nunca está de más, pero puede traer un cambio de planes radical: tras un rato hablando, deciden que quizá sea mejor idea volver a bajar y ver qué son capaces de hacer. Mejor Critica: Dice la productora de la película, Finola Dwyer, que la elección de sentar a Pascal Chaumeil en la silla de director no era la opción más obvia, concurriendo con ello en un cierto riesgo. Una vez vista 'Mejor otro día' (2014) parece una afirmación cuanto menos cuestionable. Chaumeil, director de las también mansas e inequívocas 'Los seductores' (2010) y 'Llévame a la luna' (2012), parece de hecho la opción más coherente a la hora de encarar la adaptación de la novela 'En picado' del conocido Nick Hornby (escritor de, entre otras, la célebre 'Alta fidelidad'), viendo lo cómodo que trabaja agradando al público. Mejor La película se abre con el fortuito encuentro en una azotea de Londres de cuatro desconocidos que pretenden suicidarse saltando al vacío en plena Nochevieja. Huelga decir que no lo harán, firmando un pacto de no (auto)agresión por el que sus vidas se verán entrelazadas. Lo primero que uno advierte es el delicado tema del suicidio como punto de partida, lo cual podría conducir a diversos caminos, a saber: el melodrama desaforado, el humor negro o la comedia dramática. Descartado por fortuna el primero, aunque exista alguna tentativa en la historia de Toni Collette, y desterrando de manera decepcionante la segunda vertiente, nos queda finalmente la tercera vía, el formato idóneo para desplegar, en todo su esplendor, lo que podría denominarse como marca Chaumeil. Mejor El asunto del suicidio es delicado, espinoso, tan universal como tema tabú. Ni Chaumeil ni su guionista pretenden establecer un tratado profundo sobre ello, sino que optan por convertirlo en una deriva hacia la redención personal, la cual pasa por un relato inundado de buenas intenciones, buen rollo por decreto y una indisimulada decisión de no desviarse jamás de la hoja de ruta marcada. Es cuestión puramente subjetiva decidir si ese tratamiento liviano es aceptable o no. Un servidor no lo compra, principalmente por todo lo que se deja olvidado por el camino. A Long Way Down Mejor

Duro de matar: Un buen día para morir

Acción Suspense
5.2

Conservando la destreza y la actitud perseverante características de las anteriores entregas, que le han convertido en el mayor rival de todos los criminales que atentan contra la libertad de la humanidad y que han permitiendo la salvación de ésta en distintas situaciones y circunstancias, John McClane deberá viajar a Rusia para rescatar a su hijo que se encuentra encerrado en una prisión bajo las órdenes de un déspota líder ruso. Padre e hijo tendrán que unir fuerzas para luchar contra su adversario, conseguir liberarse y mantenerse con vida. Así, los protagonistas se verán envueltos en una sucesión de extrema hostilidad que no solo pondrá su vida en peligro, también la del resto de ciudadanos. Su deber será hacer todo lo posible por conservar algo tan esencial en la sociedad actual como es la democracia, una libertad de la que el perverso y autoritario líder antagonista querrá apoderarse. Duro de matar Critica: Y los más frikis del lugar pensábamos… Tú en Torremolinos con Jocantaro agarrando tus ‘güevecillos’ no durabas ni medio telediario. En Moscú, eso sí, no tiene nada que envidiar al mismísimo Superman. Es más, me apuesto a que “El hombre de acero” de Zack Snyder va a parecer una de los Dardenne en comparación a “La jungla: Un buen día para morir”. Sí, es la cinco… y todavía parece que nadie ha hecho la rima. Si en la cuatro se nos cayeron los testículos al suelo, en la cinco nos los meten por el recto de un brinco. De nuevo, un artificio hueco, cine de la nada, fantasma, invisible y etéreo. Todo un insulto a John McClane y todo un calvo —esta vez por partida doble— en su más amplio y conceptual sen tido. Sí, le han quitado el cinco a petición expresa de Ramón García y lo único que tiene que ver con el universo de ‘La Jungla de Cristal’ es que salen, efectivamente, muchos ‘cristales’. Duro de matar Para aquellos (pocos) que hemos visto el documental “Khodorkovsky” de Cyril Tuschi, donde se habla del sobre el ascenso y la caída del oligarca ruso Mikhail Khodorkovsky, da cierta impresión que el argumento y premisa de “La jungla: Un buen día para morir (La jungla de cristal 5)” pertenece a ese pulso entre Khodorkovsky y Putin con el encierro del primero. El resto, es simple desfase hueco del mainstream y un discurso de hijos (de puta) y padres (sin puta). Las putas como son... Ya no estamos en 1986, Regan ha muerto, la Guerra Fría es ya un anuncio pasado de temporada de Coca-Cola… pero Chernóbil sigue siendo el epicentro de radiación testicu-cerebral y McClane el mayor gafe del planeta: allí donde vaya habrá terroristas y un pollo de mucho cuidado. Si lo mandaran en una misión tripulada a Marte allí encontraría un complot de terroristas marcianos dispuestos a chantajear al planeta Tierra. Por momentos, parece “Transformers”… pero por desgracia es una revisión-popurrí bang-boom-bang de “No sin mi hija” con un anuncio de ‘Abrazos Gratis’. Si hubieran encontrado en Chernóbil a la hermana de Fox Mulder junto a Madeleine conspirando para dominar el mundo hubiera sido considerado un argumento mucho más lógico y creíble. Duro de matar

Amor en obras

Comedia Romance
6.5

Cuando Gabriela (Christina Milian), una ejecutiva de San Francisco, gana un hotel en Nueva Zelanda, dejará atrás la vida en la ciudad para restaurar la propiedad con ayuda de Jake Taylor (Adam Demos), un apuesto contratista. Amor en obras Critica: *Falling inn Love (Amor de Posada) Para que nadie pierda el tiempo y antes de comenzar con este pastelito rosa, totalmente repleto de calorías y grasas saturadas, solo les advierto y después decidan, que no es ni más ni menos (siendo benevolente), que cualquiera de las películas de sobremesa de los fines de semana, en cualquier canal en abierto, ahora suelen ser preferentemente, de origen teutón. Dicho queda y sigo. Chica americana, joven y guapa, en paro y sin pareja (lo del ex novio de la niña, es para que pase a los Anales del Cine), es agraciada (manda eggs), con un hotel en Nueva Zelanda. ¿Sigo? El hotel está medio en ruinas, pero ello se afana en restaurarlo. Eso sí, previamente ha conocido al soltero de oro del lugar Jake (Adam Demos), que por un nuevo azar del destino, es contratista. No sabemos si estamos en Nueva Zelanda o en Disney World; todo el pueblo es maravilloso, desde el galán hasta la supuesta mala de la película. No faltan la pareja enamorada de gays, que la reciben con los brazos abiertos, el dueño del Bricomart que está loco con ella, porque en vez de Norman lo ha llamado Norm, la dueña del Vivero que parece su madre o su hermana y hasta una cabrita que se lleva la mitad de la película dando calor. Para que todo no sea felicidad, al pobre galán se le murió la novia hace tres años y además encuentran unas cartas de amor dentro de un tabique e investigan si pudo ser de la anterior dueña de la casa. Gotas de humor (se rompe un grifo, se cae una puerta o el chillido que pega la nueva dueña del hotel cada vez que ve a la cabrita), y sinceramente mejor me callo, porque me estoy conteniendo y bastante enfadado ando con los amigos de Netflix, a los cuales suelo defender a ultranza, pero queridos, lo defendible, no lo totalmente indefendible, que no soy espartano. *La afortunada y el contratista Gabriela, la afortunada, (Christina Milian), excelente cantante de R&B (para esto tenemos un experto en Cinemagavia, pero bueno, con tu permiso Fran); una especie de música jazz, movidita y con ritmo). Como sin con un par de participaciones intrascendentes en el cine, llega Mediaset y pone a Rosa López a interpretar la segunda parte de Love Story (1970), pero además, pasada por el filtro de Esta casa es una ruina (1986) y Bajo el sol de la Toscana (2003). Zapatera a tus zapatos, por Dios, que te llevas toda la película chillando, poniendo caritas y luciendo tipito. Pésima en la presunta parte cómica y horrible en la presunta parte dramática, al menos podías haber cantado algo, querida. Jake, el galán contratista (Adam Demos), actor australiano de televisión, su primer papel protagonista en una cinta; Lo siento, pero más de lo mismo y además este no canta, júzguenlo ustedes, le deseo lo mejor. *El que pasaba por allí El director (Roger Kumble), estadounidense; guionista (no aquí), director de cine y dramaturgo. Con dos obras curiosas en su haber, o al menos no desdeñables; Crueles Intenciones (1999) y La cosa más dulce (2002). Un drama adolescente, con una maquiavélica apuesta y una simpática comedia, que se apartaba un poco de los cánones tradicionales. Querido, ni Netflix ni San Netflix, que no me creo, que no supieses a donde iba destinado, el medio engendro que estabas realizando. Con un guion digno de Ed Wood en su peor momento, unos actores pésimos (córcholis, hasta los secundarios, solo se salva la cabra), un montaje hecho por tu peor enemigo, y lo peor de todo, querido, que consigues justo el efecto contrario que buscas, casi hacer llorar cuando pretendes hacer reír y viceversa. Y por Dios Roger, ¿No había más estereotipos que añadir a tu flamante cinta?. *Conclusión Hoy lo siento, queridos navegantes. No voy a recomendar que vean Amor en obras o Falling Inn Love (su título en Inglés). Hagan lo que estimen conveniente. Amor en obras es un despropósito de principio a fin, la presunta comicidad es nula y hasta absurda y la presunta parte dramática, la he visto mejor en Torrente (1998). Tirón de orejas y gordo a los últimos estrenos Netflix, ya sean producidos o distribuidos, no sé que ha pasado, pero parece que el capricho de Scorsese de 3 horitas y 160 millones de dólares, ha dejado las cabezas de los altos ejecutivos de la plataforma tan vacías como sus arcas. Escrito por Miguel Ángel Santos Isidoro

Poltergeist: Juegos diabólicos

Suspense Terror
5.1

Cuenta la historia de una familia que, tras mudarse a una nueva casa, se ve azotada por los espíritus de los que la habitaron en el pasado. El foco del ataque sobrenatural se centra en la hija más pequeña del matrimonio. Remake del clásico de 1982. Poltergeist Critica: Sentí curiosidad cuando vi por primera vez el tráiler del remake de “Poltergeist” (Tobe Hooper, 1982). Compuesto de una forma elegante y con lo que parecía un toque más oscuro que la original me decidí por su visionado en cine en el día de ayer. Dirigida por Gil Kenan, que despertó mis simpatías con su ópera prima “Monster House” en 2006, y a priori con un reparto plagado de buenos actores con Sam Rockwell y Rosemarie DeWitt a la cabeza dando vida al matrimonio que tendrá que lidiar con los espíritus malignos que habitan su nueva casa y rescatar a su hija pequeña. Poltergeist Visualmente estamos ante una propuesta elegante, con aspecto muy cuidado con fotografía del español Javier Aguirresarobe (toda una garantía), y una banda sonora aceptable. Pero todo se viene abajo en cuanto el guión entra en juego. Un verdadero insulto a la inteligencia, ya ni siquiera voy a entrar en la comparación con el film original, hablo como producto propio, como film con identidad, plagada de dialógos absurdos, uno tras otro, hasta llegar al punto de que estando la hija desaparecida y aparecer tras el televisor, la familia se queda tan tranquila y pasadas las horas Sam Rockwell se dedica a hacer bromas por la casa. Lamentable y penoso. Poltergeist Hablemos de las actuaciones. Sólo se salva Kennedi Clements, la niña que interpreta a la hija pequeña, que mantiene el contacto con esos seres malignos. Es curioso, porque creo que tenía el papel más difícil, es decir, que el espectador no se acordara de la mítica Heather O'Rourke. Y cumple con creces, con esa mirada e inocencia extraña, solventa con nota todas sus apariciones en la películas y te preguntas cómo una niña de 8 años puede ser lo mejor de un reparto actoral de este nivel. Poltergeist