Bajo el hechizo del amor

5
Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Bajo el hechizo del amor
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 18/09/2021 2.10 GB 14 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Black Beauty

Drama
8.5

Una adolescente profundamente afligida por haber perdido a sus padres comienza a tener un vínculo muy especial con un caballo que ha sido alejado de su familia....Black Beauty Critica: casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia....Black Beauty

Judas y el mesías negro

Drama Historia
7.4

Bill O'Neal se infiltra en las Panteras Negras según el agente del FBI Mitchell y J. Edgar Hoover. A medida que el presidente de Black Panther, Fred Hampton, asciende y se enamora de un compañero revolucionario en el camino, una batalla se paga por el alma de O'Neal.Judas y el mesías negro Critica: Hace un tiempo que Hollywood abraza el Black Power cinematográfico, como parte de un plan de reparación y normalización, que como suele ocurrir con toda corriente, ha dejado una curiosa miscelanea, entre productos mediocres, ladrillos infumables, y alguna cinta interesante, que puede alcanzar lo memorable si sabe calibrar bien su carácter reivindicativo. Conocedor de esa fórmula, el realizador Shaka King perpetra su particular infiltrados, ambientado a finales de los convulsos años 60 en la ciudad de Chicago, con los asesinatos de Malcom X y Martin Luther King muy recientes, prestos a incendiar el sentimiento de toda una comunidad, la afroamericana, muy tendente en dicho periodo, a escuchar los mensajes de rebeldía social y política, que portaban como organización aquellos peculiares Panteras Negras. Como líder de dicha organización, Fred Hampton intenta unificar a los distintos grupos que configuran la ciudad del viento, sin saber que el FBI del ínclito J. Edgar Hoover, en complicidad con la policía local, anda tras sus pasos a punto de colocar un topo en el centro de su jerarquía organizativa.Judas y el mesías negro A partir de su propio guión, y basado en hechos reales, King descubre rápido sus cartas, recurre al modo documental y a cierto tono teatral, para desarrollar los diferentes perfiles humanos que concurren en la historia, casi todos al borde del abismo, alcanzando algún momento de tensión genuino, bien apoyado en la entrega y complicidad de sus principales interpretes. Un trabajo predominantemente nocturno, que se beneficia del trabajo musical de Craig Harris y Mark Isham, en el que destacan los temas de jazz, dentro de un trabajo técnico correcto, con alguna filigrana visual, sustraída de una cuidada ambientación, que si bien no sirve para definirlo como un verdadero ejercicio de estilo, resulta competente en sus intenciones.

Ibiza

Comedia Romance
5.8

Una joven estadounidense y sus dos mejores amigas buscan un DJ caliente en España. Critica: Entro a Netflix, me sale en portada una foto promocional del estreno de esta cosa, y como resido en Baleares y conozco Ibiza, pues me digo “vamos a ver qué tal”, a pesar de que la breve sinopsis del anuncio no augura nada bueno. Hay bastantes películas sobre esta temática de grupo de amigos/as anglosajones que viajan a España a emborracharse y ligar, y la inmensa mayoría de ellas son malas y tópicas, así que no esperaba ver ninguna maravilla, pero esta rompe la tabla por abajo y se sitúa por derecho propio entre las 10 peores películas que he visto en mi vida de cualquier género y época. A los pocos minutos de metraje ya se ve claramente el percal y te dan ganas de quitarla, pero como resultó que la primera parte de la historia transcurre en mi querida y añorada Barcelona, hice el esfuerzo de continuar... Sólo para descubrir pronto que es una Barcelona de atrezzo con 4 panorámicas de archivo, taxis tuneados y demás trucos cutres de cartón piedra. Luego pasan a Ibiza y más de lo mismo, aunque en este caso ni se molestan en poner imágenes de archivo y los paisajes de fondo cantan mogollón que no son ibicencos, ya que en realidad toda la película está rodada en Croacia y Serbia y se nota bastante. En general cuando un film simula estar filmado en un sitio que conozco bien soy un poco tiquismiquis, pero no es esa la razón principal por la que esta peli me ha parecido una bazofia abominable. No amigos, la razón principal es que el ¿argumento? es lo más penoso que he visto en mucho tiempo y se reduce a tres coleguis millenials de la Gran Manzana que vienen a España en un supuesto viaje de trabajo, pero como son muy traviesas se dedican a emborracharse, tomar pastis, bailar como patos mareados en la disco y ligotear entre chascarrillos lamentables que sonrojarían a Paco Martínez Soria y diálogos donde cualquier atisbo de inteligencia se encuentra a años luz. No crean que esto va del rollo American Pie, no, no. Esa saga es El Padrino comparada con esta “Ibiza” donde no hay ni medio minuto salvable. He leído que el Consell insular se ha enfadado bastante al ver este desaguisado, pero yo sinceramente creo que no merece ni la más mínima sensación de enojo, sino más bien lástima e incredulidad por el hecho de que a estas alturas una de las principales plataformas actuales de difusión cinematográfica entregue semejantes subproductos. Me alegro de que los actores y demás currantes lleguen a fin de mes gracias a esto, no está el horno para ponerse a seleccionar papeles u ofertas, pero es inevitable sentir lástima por el desperdicio de esfuerzo, talento y dinero del que hace gala la nueva industria del cine, si es que esto se puede llamar cine.

Jack Reacher: Bajo la mira

Acción Crimen Drama Suspense
6.4

Jack Reacher (Tom Cruise), un antiguo policía militar que vive semiescondido como un vagabundo y que trabaja por su cuenta, decide investigar el caso de un francotirador que ha sido acusado de matar, por puro azar, a cinco personas en un tiroteo. Al ser interrogado, el francotirador se declara inocente y, además, exige la presencia de Jack Reacher. Jack Reacher Critica: Fui a ver esta película al pase de prensa sin grandes expectativas y la verdad es que me sorprendió muy gratamente. Estamos ante una intriga bien construida, que mantiene el interés durante toda la trama sin resultar aburrida o lenta en ningún momento y con unas escenas de acción muy realistas y conseguidas. Jack Reacher La película comienza con un tiroteo de un francotirador que, en una sala con un buen sistema de sonido (como en la que tuve ocasión de verla), pone los pelos de punta por el realismo y la sequedad de los disparos. El sospechoso, tras ser atrapado, sólo habla para solicitar la presencia de Jack Reacher. Así comienza una tensa intriga en donde poco a poco se irán descubriendo las verdaderas ambiciones y motivaciones de los personajes. Jack Reacher Una de las grandes bazas de esta película es el casting elegido, comenzando por un Tom Cruise (saga "Misión Imposible", "Minority Report", "Collateral") en estado de gracia, que soporta en gran medida el peso de la película, pero que ha sabido acompañarse de excelentes secundarios que le rodean y aparecen en los momentos más indicados para ello. Así, junto a la excelente interpretación de Cruise como el ex-militar Jack Reacher (quién da nombre al film), un personaje a quién Cruise logra dotar de una personalidad propia, muy diferente de los papeles a los que nos tiene acostumbrados, nos encontramos a Helen Rodin, la abogada del francotirador, interpretada por Rosamund Pike ("Muere otro día", "Orgullo y prejucio", "Los sustitutos"), quién ha cogido un caso que está perdido de antemano por la abrumadora cantidad de pruebas contra el sospechoso del tiroteo, cosa que nadie se puede explicar. Jack Reacher

El llamado salvaje

Acción Animación Aventura Ciencia ficción Drama Familia
6

Cuenta la historia de Buck, un perro bonachón cuya vida cambia de la noche a la mañana cuando su dueño se muda de California a los exóticos parajes de Alaska durante la Fiebre del Oro a finales del s. XIX. Como novato de un grupo perros de trineo (y posteriormente su líder), Buck experimenta una aventura que jamás olvidará, encontrando su lugar en el mundo y convirtiéndose así en su propio amo. El llamado salvaje Critica: Nueva adaptación de la novela de Jack London publicada en 1903, (al menos hay 5 películas) suavizando en esta nueva entrega las escenas de maltrato animal para realizar un film de aventuras familiar muy correcto y entretenido. El protagonista indiscutible es Buck un perro grandote y bonachón, propiedad de un rico juez de California, que es secuestrado y vendido para llevarlo a los campos de oro de Klondike en la década de 1890. Allí se convierte en un perro de trineo llevando el correo a los trabajadores. Pero la llegada del telégrafo a la zona hace que cambie de dueño otra vez, es cuando conoce a Thorton (Harrison Ford) un hombre triste y solitario con el que vivirá nuevas aventuras. El llamado salvaje Se ha optado por no utilizar animales reales y hacerlos en animación por CGI, algo que al principio te choca un poco, pero que a medida que te introduces en la historia no le encuentras defectos ya que el efecto es muy realista. Eso ayuda mucho a darles mayor expresividad y sentimentalismo a los perros en muchas escenas. El llamado salvaje La fotografía paisajista es impresionante debido a gran parte a Janusz Kaminski colaborador habitual de Spielberg, con dos oscars por "Salvar al soldado Ryan" y "La lista de Schindler". También la banda sonora de John Powell aporta mucha intensidad. El llamado salvaje El director elegido es Chris Sanders, que tiene mucha maestría en el campo de la animación con títulos como "Los Croods", "Como entrenar a tu dragón" o para Disney "Lilo y Stitch", siendo esta su primera película de acción real, mezclando con animación por ordenador. Ideal para llevar a los pequeños al cine y disfrutar con ellos de esta tierna historia. También mostrarles ese vinculo tan maravilloso de estos animales tan queridos por los humanos. Destino Arrakis.com

París es nuestra

Drama Familia
4.5

Una joven vive una turbulenta relación en medio de tensiones sociales, protestas y tragedias en París. Una historia en la que sueños y realidad chocan entre sí. París es nuestra Critica: El riesgo es algo implícito en los procesos experimentales. En el cine, ese riesgo puede convertirse en un acierto y dar lugar a obras de culto como Memento, Orígen, Interstellar y tantas otras. Pero también corres el peligro de causar indiferencia o zancadillearte estrepitosamente a ti mismo. Pero volviendo con esta crítica de la película París es nuestro, Lo que creo se necesita para jugar a experimentar con el cine son dos cosas: Un lugar al que llegar y una forma lógica para hacerlo. En ese camino, jugar y romper las reglas dará lugar a una coherencia más que justificada. Al hilo de lo anterior, encontramos otra de esas apuestas del cine francés y de Netflix: París es nuestro’. Una película independiente financiada en parte con crowdfunding y en la que Elisabeth Vloger ha jugado en dos direcciones. Una, el dotar de una belleza poética, onírica e intimista la fotografía y el lenguaje visual de toda la cinta a través de grandes planos cortos (permítase el oxímoron), planos secuencia, planos imposibles, hipnóticos y en ocasiones psicodélicos; y dos, elaborando una narrativa cinematográfica fragmentada, sesgada y desacompasada en el tiempo a través de un collage infinito de imágenes y escenas que no acaban de crear una estructura sólida. Si aprobamos sobradamente la primera parte del juego que plantea París es Nuestro, debemos suspender la segunda, ya que se olvida de mantener un equilibrio entre lo experimental y el destinatario final: un espectador que necesita en algún momento encontrar un sentido global a la película. Le falta tejido argumental que soporte esa historia de amor, ya que el cuidado rodaje visual nos acerca a los personajes pero el malogrado hilo secuencial nos los aleja. Estamos tan dentro de esa pareja que intenta contarnos su relación amorosa como fuera. El final acaba siendo indigesto porque no conjuga con el planteamiento que nos viene haciendo durante todo el metraje y lo cierto es que la sobrecarga de voz en off y el carácter simbólico y existencialista acaba siendo petulante y cíclico a medida que avanza la trama, si es que existe alguna trama más allá de una chica corriendo hacia algún peligro o huyendo de él.