Canción de cuna para una madre

5.7
Cuando el bebé recién nacido de Olivia y Harry Davis no sobrevive al nacimiento, la tragedia sume a la pareja en una profunda tristeza. Seis meses después, ambos han aceptado su pérdida y están reconstruyendo sus vidas pero cuando Olivia conoce a Brooke y a su bebé, se siente abrumada por un sentimiento de amor y nostalgia.Canción de cuna para una madre Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Canción de cuna para una madre
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 11/11/2021 1.86 GB 6 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Just Before I Go

Comedia Drama Romance
6.3

Ted Morgan (Seann William Scott) es un hombre deprimido que regresa a su ciudad natal para corregir ciertos errores del pasado antes de suicidarse. Antes de partir Just Critica: Extraño melodrama que ofrece momentos conseguidos en la comedia pero que en el campo del drama se queda en la parte mas superficial del lago. Cuando pretendes construir un melodrama sobre un suicida has de cargar las tintas porque si no lo único que consigues es que el espectador se quede con la sensación que es una mas de esas comedias amables que tanto gustan a los norteamericanos (o peor aun, que le estas tomando el pelo). La película no es mala (todo lo contrario) aunque la apática interpretación de Seann William Scott no ayuda demasiado a entender el conflicto interno del suicida y la directora prefiere escoger el camino de la redención a través de historias paralelas que no tienen la suficiente entidad para construir un drama. A pesar de ello hay que reconocerle a la debutante Courteney Cox honestidad y ganas de hacer las cosas bien. Pero "Just before I go" es irregular para que te quedes con la sensación de haber visto una gran película, todo es demasiado ligero y personajes como el policía (hermano del protagonista) no ayudan a que el espectador se tome en serio la película. Mi recomendación es que os acerquéis a "Just before I go" como una comedia de tono ligero que con toda seguridad os satisfará y os hará pasar un buen rato (ademas de arrancaros algunas sonrisas). Just Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Just Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Just

Sin City 2: Una dama por la cual mataría

Acción Crimen Suspense
6.3

En las sórdidas calles de Sin City, un hombre busca su venganza. Dwight trata de ajustar cuentas con la misteriosa Ava Lord, la letal mujer que le traicionó. Nancy intenta superar la muerte de Hartigan, y Johny tiene una peligrosa misión: acabar con el mayor villano de Sin City. En su propósito, conocerá a la joven stripper Marcy. Sin City Critica: Cuando en 2005 apareció en cines "Sin City", se convirtió rápidamente en un éxito gracias a su combinación de sólida narrativa, imponente aspecto visual y un reparto de altura. Con el paso de los años aquel film ha demostrado saber mantenerse fresco, algo que jamás le sucederá a esta secuela tardía que firman Robert Rodriguez y Frank Miller a cuatro manos, como la original, donde también participó Tarantino. No sé si porque falta este último o porque sencillamente la cosa llega demasiado tarde, pero esta "Una dama por la que matar" demuestra el declive de sus dos responsables, como si hiciera falta algún tipo de confirmación tras sus esfuerzos individuales recientes (la infame "The Spirit" de Miller y la floja "Machete Kill" de Rodríguez). Si le sumamos a todo esto que las ideas son bastante escasas, tenemos un combo ideal: una secuela innecesaria en la que, no obstante, brillan algunos momentos individuales. Sin City "Sin City: Una dama por la que matar" nos vuelve a mostrar a algunos de los personajes del film original, pero son justamente éstos los que tienen las historias menos interesantes, recayendo lo mejor del film en las nuevas presencias. Eva Green, destinada a salvar casi cualquier película floja en la que aparece, tiene aquí un papel hecho a su medida, el de una femme fatale que saca provecho de su imponente físico para volver locos a los hombres y llevarlos a la perdición, previa manipulación en favor de sus intereses, claro está. Cada vez que aparece en pantalla el blanco y negro se resquebraja para mostrar tonalidades de grises, adquiriendo el film una inyección de vida que el resto de sus minutos apenas pueden rozar. Sin City Otra buena incorporación es la de Gordon-Levitt, con un personaje al que se le dedican pocos minutos pero que ofrece suficientes impulsos como para verdaderamente merecer la pena. La historia de la película es la de un barco a punto de hundirse: personajes que circulan por el borde de la desesperación en una ciudad del pecado en la que el mayor 'pecado' es, en efecto, la propia existencia de un producto que nace como una extensión a favor de explotar una marca pero que llega extraordinariamente tarde y es incapaz de alcanzar los registros de la original a cualquier nivel posible. Rosario Dawson, Juno Temple y Eva Green hacen lo posible por despertarnos de nuestro letargo pero la película apenas roza el aprobado. Se puede ver, como ocurría con "300: El origen de un imperio", pero ambas están tocadas de muerte por el mismo arma: ser incapaces de estar a la altura de la obra precedente, pareciendo realizadas por gente ajena a ese mundo. En el caso de "300" se podía entender, pero aqui, no. Sin City

Glass Houses

Suspense

La niñera adolescente Carrie Dawson tiene un chip en el hombro justo después de un humillante escándalo familiar. Cuando descubre que la reina Bee Madeline Cooper puede ser la culpable, está decidida a vengarse, incluso si eso significa descubrir y exponer el escandaloso secreto de Madeline. A medida que Carrie se acerca a la verdad, ¿se derrumbará el mundo de Madeline? Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Cherry

Crimen Drama
8.1

Cuenta la historia real de Nico Walker, que volvió de la guerra de Iraq con un trastorno de estrés postraumático no diagnosticado que le llevó primero a hacerse adicto al opio y posteriormente a robar bancos....Cherry Critica: La película está basada en una novela del mismo nombre de Nico Walker, un veterano del ejército que sufrió un trastorno de estrés postraumático tras estar en la guerra de Irak. Creó al personaje de Cherry basándose en él mismo. Las encargadas del guion son Jessica Goldberg, Angela Russo-Otstot y los hermanos directores de las películas de Marvel "Los vengadores"y "Capitan America" Joe y Anthony Russo son los encargados de llevar a la pantalla la historia de este peculiar personaje. Tom Holland deja su traje de Spiderman para encarnar a este ladrón drogadicto de 23 años que consigue una interpretación de alto nivel, en la que en numerosas ocasiones rompe la cuarta pared hablando a la cámara para narrar las experiencias que va atravesando. Puede resultar un cuento con moraleja, pero tiene unos fallos de ritmo importantes, que sumados a una larga duración de casi 2 horas y media no termina de ser un film redondo. Por otro lado la maestría a la hora de rodar las escenas con una elegancia abrumadora, hacen que la película visualmente sea un magnífico espectáculo......Cherry

A.I. Rising

Ciencia ficción Drama Romance
4.3

2148; el capitalismo, que ha exprimido todos los recursos terrestres, ha sido reemplazado por el socialismo “para equilibrar la situación en la que se encuentra la Humanidad”; grandes empresas colonizan otros planetas; y el astronauta yugoslavo Milutin es enviado a Alpha Centauri por la Ederlezi Corporation, de la “Reinstaurada URSS”, para “exportar su ideología”. Antes de la misión, un “ingeniero social” le informa de que no estará solo, le acompañará Nimani, una androide muy avanzada tecnológicamente que podrá actuar como compañera y asistente durante el viaje.A.I. Rising Critica: Parafraseando la famosa pregunta retórica (o no) "¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?" uno se pregunta por qué una película cuya sinopsis habla de "...2148; el capitalismo, que ha exprimido todos los recursos terrestres, ha sido reemplazado por el socialismo..." después ni habla de socialismo, ni de capitalismo ni de nada que tenga que ver con la economía o la política. Pintaba bien como argumento que en una película de ciencia-ficción se especulara sobre el futuro de la humanidad entorno a este tipo de variables. Bien trabajado, quizá hubiera salido un guion apetecible.A.I. Rising Pero no, al final la sinopsis es una especie de "macguffin" que no tiene prácticamente espacio en la historia narrada. En realidad se nos cuenta una historia de amor-sexo entre un humano y su compañera robot (de aspecto humano, eso sí) en un largo viaje espacial cuyo final termina siendo casi irrelevante para los guionistas serbios de la película. Stoya es la actriz que "da vida" (hay que ponerlo entre comillas, por razones obvias, se trata de una cyborg) al personaje femenino cuyo vestuario no supuso ningún problema para el presupuesto de esta, austera en medios, película serbia. Lo cierto es que las escenas de sexo son constantes entre los personajes y solo la actitud cambiante de ella en relación al cosmonauta humano, mostrándose sumisa o no, según el momento de la historia, nos da algo en que reflexionar más allá del "espectáculo" del sexo en sí. Una película diferente, con algo de especulación filosófica y una gran belleza estética, a pesar del bajo presupuesto. Dependiendo de lo que cada espectador busque en una película ci-fi gustará más o menos.A.I. Rising A mí me ha dejado un poco insatisfecho. Había género de calidad en el argumento para hacer un producto mucho mejor. ¡Lástima!A.I. Rising

Reporte clasificado

Drama Historia Suspense Thriller
7.1

La historia de Daniel Jones, investigador principal del amplio estudio del Senado de los EE. UU. Sobre el Programa de detención e interrogatorio de la CIA, que resultó ser brutal, inmoral e ineficaz. Con la verdad en juego, Jones luchó incansablemente para hacer público lo que muchos en el poder intentaron mantener oculto. Reporte clasificado Critica: He descubierto hace relativamente poco a Adam Driver, he buscado todas sus pelis y las he visto y la verdad es que no he encontrado todavía una sola actuación suya que no me haya dejado con la boca abierta. Es un actor de primera categoría y estoy segura de que nos va a ofrecer en el futuro actuaciones inolvidables. En esta película hace un gran papel, contenido, creíble y entregado, y la película me parece sumamente interesante porque cuenta muy bien un episodio realmente vergonzoso y triste de los tiempos actuales. Pero por desgracia el DOBLAJE al castellano de la cinta es tan absolutamente horroroso, tan... no sé cómo definirlo... tan espeluznante...tan .... ¡argghhh!, es como una mezcla de mañico y latino con HAL 9000... algo inimaginable, realmente. Llegó a desconcentrarme tanto que tuve que dar marcha atrás de inmediato y pasar a versión original con subtítulos, so pena de no enterarme de nada. Y es una película en la que es importante mantener la atención para seguir la historia. Creo que nunca he insultado tanto a una pantalla. ¡Qué pesadilla de doblaje!