Efectos colaterales del amor

8
Centra su historia en torno a Henry Page, un estudiante adolescente que se considera un romántico empedernido, pero nunca se ha enamorado. El joven aspira a ser editor del periódico del instituto y vive feliz centrado en sus estudios para entrar en una buena universidad... hasta que Grace Town entra en su clase. Su nueva compañera no es precisamente la chica de sus sueños, pero poco a poco se enamora de ella cuando los dos son elegidos para editar el periódico del instituto. Awesomeness Films se encarga de sacar adelante este proyecto inspirado en la novela que lleva el mismo nombre de la escritora australiana Krystal Sutherland.Efectos colaterales del amor Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 24/08/2020 1.94 GB 516 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Greed

Comedia Drama
5.5

La fiesta de cumpleaños número 60 de un multimillonario se celebra en un hotel exclusivo en la isla griega de Mykonos.Greed Critica: No sé muy bien como juzgar a "Greed". Reconozco que me ha gustado. Mucho. Aunque también reconozco alterna momentos sublimes con otros que fallan y comprendo que, en el tono general, es una película que no gustará a todos los públicos. Quienes esperen una comedia descacharrante en la biografía de este Amancio Ortega de marca blanca, no la van a encontrar. Tiene momentos divertidos, si, pero no es una comedia. Quien espere una crítica a la industria textil y sus fábricas en el tercer mundo, tampoco la va a encontrar, aunque los créditos finales sean un ataque frontal a la hipocresía de la industria textil. Quienes esperen drama, tampoco, a pesar de ese giro dramático final que nos golpea en plena cara. Es una comedia, un drama y una película abierta a la reflexión que no es nada de todo eso. Pero resulta que la historia del magnate Greed, con todo lo irregular, acaba resultando fascinante, o al menos a mí me lo ha parecido. Me encana Michaer Winterbotom y esta no es su mejor película, pero después de verla me sigue encantado, porque sabe lo que quiere contar y lo cuenta, dándole un poco igual si como lo cuenta le gusta al espectador o no. Y si encima tienes un cast de actores fantásticos con un maravilloso Steve Coogan a la cabeza, pues poca cosa más se puede decir. La película "Greed" acaba siendo como su protagonista, puro artificio y, como la historia de su protagonista, funciona perfectamente e incuso alcanza momentos gloriosos. Pero sigue siendo una película maravillosamente irregular. Y es que si Winterbottom quería hacer una crítica al sistema capitalista, esa primera hora de comedia, desmonta todo el mensaje.

Presagio

Acción Aventura Ciencia ficción Drama Misterio Suspense
6

Durante la inauguración de un nuevo colegio, los estudiantes guardan en una cápsula del tiempo varios objetos. Lucinda, una de las niñas, guarda un papel en el que ha escrito extraños números. Cincuenta años después, la cápsula del tiempo es desenterrada, el hijo de un profesor de astronomía viudo, recibe la misteriosa nota de Lucinda. John descubrirá enseguida que esos números esconden predicciones escalofriantes, algunas de las cuales ya han sucedido mientras que otras aún no. Knowing Presagio Critica: Pocas veces he asistido en un cine a una mezcla de tantos géneros como con ésta película. La cinta comienza con altas dosis de misterio con el ritmo propio del thriller sobrenatural para ir evolucionando hacia el terror, la ciencia ficción, la acción y el cine de catástrofes. Pero lo mejor de todo es que esta extraña mezcla no desentona en ningún momento y el director consigue mantener las riendas de la historia. He aquí el gran acierto de "Señales del futuro" y no es otro que contar con el buen hacer de Alex Proyas, un director con una puesta en escena impecable, fántastico creador de atmósferas especialmente oscuras. Presagio La primera parte de la película logra mantener un nivel de suspense verdaderamente notable. Pronto aparecen elementos de terror que se irán dosificando a lo largo del resto del metraje y que, sin hacer uso de alardes ni de recursos fáciles, logran realmente inquietar al espectador. Por otro lado, en toda la película hay dos escenas de acción con lugares comunes con el género de catátrofes realmente conseguidas y tremendamente realistas. Son sólo dos escenas pero bastan para dinamizar la trama y conseguir impactar por su crudeza. La primera de ellas está rodada mediante el uso de uno de los mejores planos secuencia de los últimos años y la segunda, centrada en el metro de Nueva York, se resuelve de una manera que consiguió sorprenderme verdaderamente. Presagio Sólo hacia el final de la película es cuando se ponen de relieve los elementos de ciencia ficción de la misma. Y aquí entra el discutido final que tiene la historia. Algunos dirán que demasiado previsible y muchos muchos otros opinarán que es un final facilón carente de imaginación, constreñido en cierta manera por las imposicones de la productora (hay que recordar que Proyas es también el productor) A mí me convenció porque es un final duro y Presagio

Jersey Boys: Persiguiendo la música

Drama Musica
6.9

Se centra en la carrera de Frankie Valli, el líder de la banda 'Four Seasons', cuyos éxitos más sonados fueron 'Big Girls Don't Cry', 'Grease' o 'Can't take my eyes off you'. La vida de Valli estuvo llena de polémica y mantuvo siempre una relación fluida con la mafia, hecho que acabaría por pasarle factura. Jersey Boys Critica: No es la primera vez que Clint Eastwood entra en terrenos musicales (en cuanto al género cinematográfico), ya antes había demostrado su valía de forma superficial en El aventurero de medianoche y ya más en forma en Bird donde realizo un biopic del legendario Charlie Parker. Ahora el director llega con Jersey Boys, una cinta que narra la historia musical de Four Seasons, un grupo que tuvo gran auge en los 60s con éxitos como Big girls don´t cry o Can't take my eyes off you. Jersey Boys Para la narración de su Jersey Boys Eastwood toma una decisión que pudo resultar arriesgada pero que es bastante acertada, buscando hacer una especie de homenaje al cine de Martin Scorsese más específicamente a su Goodfellas, de echo podemos afirmar que se trata de un homenaje constante, desde la presentación de los personajes, el dibujo de varios de ellos, la progresión de la historia, incluso se dan pequeños guiños al cine de gangsters. Los personajes de Eastwood miran a la cámara e interactúan con el espectador, evolucionan a través de los años y manejan de forma alterna su carrera con su vida privada, como si de un documental se tratara somos testigos de la creación de Four Seasons, de cómo se une cada uno de sus integrantes, de sus primeros éxitos, de su llegada a la fama y finalmente su caída, todo narrado de forma elegante y clasicista. Nuevamente el director de Million dólar baby da muestras de su maestría tanto a nivel narración como su trabajo con la cámara y manejo de actores, a medio gas este señor es capaz de conseguir lo que otros a su cien por ciento, manejando fantásticamente los tiempos utilizando elipsis y flashbacks ejecutados de forma eficaz, mientras que el trabajo de cámaras es para degustar lentamente, paneos, close up, todo marca de la casa. Para la formación del casting principal Eastwood recurre a actores desconocidos, tres de los cuales cumplen con sus papeles, mientras que Vincent Piazza (Boardwalk Empire) se come a todos sus compañeros de elenco, su Tommy DeVitto es un personaje fantástico, tan fácil de querer y tan fácil de odiar, es el motor del filme y aunque termina por ser relegado después a un papel secundario (en beneficio del personaje de Frankie Valli) es al final quien se queda en la mente del espectador. Jersey Boys

El sobreviviente

Acción Bélica Drama
7.4

Año 2005. A un equipo de élite de las fuerzas especiales SEAL del ejército norteamericano, liderados por Marcus Luttrell (Mark Wahlberg) junto a otros tres soldados (Kitsch, Foster & Hirsch) les es encomendada una peligrosa misión, la "Operación red wing": capturar o matar a un líder terrorista talibán, Admad Shad, que se esconde en una zona boscosa de Afganistán. La llegada al punto donde localizaron el objetivo se realizó sin problemas, pero pronto la situación se complicó hasta extremos inimaginables. Lone Survivor El sobreviviente Critica: La operación Red Wings (Alas Rojas, por si las moscas) fue un dramático fracaso del ejército estadounidense en Afganistán en junio de 2005. El único superviviente, Marcus Luttrell, que da pie al título con vocación de spoiler prematuro, escribió una novela relatando tan terrible historia y, cómo no, el cine USA no ha tardado demasiado en llevarlo a la gran pantalla con la intención de retratar semejante muestra de épica y valor. El sobreviviente ando su habilidad para el cine de acción y que la crítica no le ha dado ni mucho menos la espalda. 'La sombra del reino' (2007), que también mostraba el intervencionismo americano pero en otro escenario, guarda similitudes con la película que nos ocupa en cuanto a la forma, pues su realismo y su nervio son los mayores activos de ambos films. No obstante, no son más que pulcros ejercicios de acción que cojean en su mayor parte por no dejar de ser, en suma, harto convencionales. Podría decirse que componen la trilogía particular sobre el ejército estadounidense del señor Berg. El sobreviviente Lo más destacado y memorable de la película es una larga, larguísima secuencia de tiroteo y la tensión que se respira en los momentos previos. Berg rueda con la fuerza de un Michael Mann y sus disparos resuenan con innegable espectacularidad. Es una metáfora de lo que viene a ser esta película: funciona mejor cuando se deja llevar por la acción y el suspense, por lo más físico, pero falla estrepitosamente en sus ínfulas de trascendencia, que hieden a típica americanada por los cuatro costados. Sus buenas críticas (incluso extraordinarias) al otro lado del Atlántico suenan a puro marketing del heroísmo en tiempos en que el intervencionismo made in USA está más devaluado que nunca. El sobreviviente

Nunca me abandones

Ciencia ficción Drama Romance
6.8

Ruth, Kathy y Tommy pasan su infancia juntos en el internado inglés de Hailsham y son inseparables. Sin embargo, a medida que van creciendo tienen que afrontar los sentimientos que van germinando en su interior: Tommy y Ruth se convierten en pareja, pero Kathy también está enamorada de Tommy. Pero además, hay un secreto sobre su futuro que descubrirán en el internado, algo que afectará de forma directa a su destino y su vida adulta. Nunca me abandones Critica: Primero. No me abandones. Segundo. Si me abandonas vuelve a mí. Tercero y último. A pesar de todo el dolor te querré siempre.Nunca me abandones En Never let me go, Mark Romanek nos muestra un pasado-futuro, una realidad histórica alternativa, dónde la ciencia y la medicina evolucionaron a ritmos agigantados después de la II Guerra Mundial, y dónde la moralidad quedó sepultada por el instinto natural de supervivencia. En este mundo todo es lo que parece. No hay trampas. No hay salidas. Es la dura realidad chocando contra nuestros más altos ideales, contra aquellas cosas en las que todos confiamos creer, hoy y mañana. La película adquiere la forma de un corazón dolido, justo antes del final de su camino, justo antes de cambiar de recipiente, y deshacerse de eso a lo que aún llamamos sentimientos. Y que tenemos todos. Todos. A pesar de la forma cuadriculada que quieren imponer a nuestros cerebros. Podremos perder nuestra voluntad, ser siervos, pero nunca dejaremos de amar, y de querer ser amados. Por encima de todas estas cosas, del debate “ética contra ciencia”, del autoritarismo, de la dominación y adormilamiento de las masas, del escaso dolor que parece generar en el individuo la colectivización de la culpabilidad, todos ellos temas temiblemente desarrollados por los totalitarismos del siglo XX (desde el nazismo hasta el stalinismo), por encima de todas ellas, esta película cuenta con un alma descarnada. Porque sí, todos tenemos alma también. Una alma coartada que vemos a través de las miradas tristes, melancólicas, apagadas, de unos personajes derrotados sin luchar, interpretados magistralmente por Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keira Knightley. Sin ellos, sin sus gestos cansados, sin sus voces rotas, esta película no podría haber sido posible. Tampoco sin la maravillosa música de Rachel Portman o la apagada fotografía de Adam Kimmel. Forma y fondo al servicio de unas ideas concebidas por el escritor Kazuo Ishiguro, y plasmadas por el guionista Alex Garland y el director Mark Romanek. Never let me go es, en definitiva, un caballo que no puede correr, un toro que solo sirve para procrear, una bestia dominada, con una vida programada antes ya de nacer. Never let me go es lo que sus personajes le hacen ser. Y a lo mejor nosotros también somos así. Es tan pesimista el mensaje, el texto y el subtexto de esta película, tan retorcidos los sentimientos que produce en el espectador, y tan auténticos, que tiene que haber algo de verdad en todo ello, algo de presente en este alternativo pasado futurista. Algo de nosotros. Algo de amor y de dolor. Algo de realidad.Nunca me abandones

Apache: La vida de Carlos Tévez

Drama
6.8

Narra la vida del jugador de fútbol Carlos Tévez, desde su infancia hasta alcanzar la fama con Boca Juniors. Apache: La vida de Carlos Tévez Critica: En 8 capítulos vamos conociendo como fue la vida de Tévez, su familia, sus amigos y el barrio Fuerte Apache donde se desarrolla la trama. La historia es un retrato de época que también nos interpela en el presente. En palabras del filósofo Alemán Walter Benjamin (1892-1940), el aquí y ahora aparece en un lugar específico de la historia, la obra es una declaración que busca legitimar una hipótesis. Y es de esta forma que podemos advertir el tono del director y la búsqueda de una crítica social. No hay épica en Carlitos, hay suerte, no hay meritocracia y resiliencia (tan de moda ambas hoy) para superar los obstáculos de una vida que puede ser la de cualquier vecino del conurbano. Como lo señala el propio Caetano “Tévez es la excepción y él lo sabe. Sabe que de uno que triunfa, hay cientos que se quedan en el camino”. Las buenas intenciones del director, en ocasiones, parecen chocar con los límites de una producción deficiente, cuya realización no siempre logra acompañar la historia, la cual encuentra su fortaleza en el trabajo de los actores. Algunas escenas de violencia y sexo se notan forzadas y parecen responder más a una necesidad propia de la industria del entretenimiento que al desarrollo de la trama. La infancia de Tévez transcurre durante la fiesta neoliberal de la cual nunca nos recuperamos. Mientras la trama y la infancia de Tévez avanzan, también avanza la reconversión del capitalismo que hasta ese momento aspiraba al estado de bienestar para pasar al “nuevo” estado neoliberal que hoy conocemos, el cual abandona su función de garante y regulador para ceder al mercado, quien con su mano invisible debe ordenar lo social y lo económico. Los debates sobre el arte y su posibilidad de reflejar la realidad para transformarla han sido amplios y aun continúan. Lo que se cuenta y lo que no, la mirada del artista y sus búsquedas pueden poner luz u oscuridad a los grandes temas. No obstante, la mirada de quien observa también opera en la realidad. Apache, puede pasar como un producto mas de una plataforma multinacional que trata de disimular el malestar de la sociedad actual. Porque si bien, hace tiempo nos han dicho que la Historia ha llegado a su fin, nosotros no podemos aceptar esa especie de destino trágico, que más que como tragedia se repite como farsa. Walter Benjamin decía que “hay arte que lejos de hacernos despertar del reino del capitalismo busca generar experiencias estéticas que profundizan el sueño”, pero nosotros podemos postular que la historia no terminó y que es posible despertar.