El hombre con los puños de hierro

5.3
Intensa película de acción inspirada en los clásicos de artes marciales y kung-fu de la cultura oriental. El film está dirigido por uno de los más antiguos colaboradores del productor, el músico RZA, quien también escribe el guion junto a otro veterano cómplice de Tarantino, el artista estadounidense Eli Roth. RZA debuta como director en la gran pantalla con este largometraje, que narra una legendaria historia sobre un héroe forastero y solitario en la China del siglo XIX. Los protagonistas de la historia tendrán que luchar contra un desalmado clan que intentará destruir su comunidad. El extranjero herrero de la ciudad, dedicado a la creación de armas desde su llegada, invocará una extraordinaria energía mística con el objetivo de convertirse en una potente arma humana. Deberá aprovechar su poder para frenar las actuaciones de la organización enemiga y proteger a los habitantes de su entorno. The Man with the Iron Fists El hombre Critica: En los extras de “Kill Bill”, RZA hablaba de cómo conoció a Tarantino, su historia de ‘HAMOR’ y la manera inmediata en que se dieron cuenta que compartían los mismos gustos, debilidades y perversiones por el cine de artes marciales. Mientras que el que fue líder de Wu-Tang Clan tenía todos sus tesoros en DVD, el director de “Reservoir Dogs” disponía de las mismas películas en VHS. Comento todo lo anterior por el simple hecho del tesón, el homenaje y la nostalgia. “El hombre de los puños de hierro” en manos de Tarantino o el rey del V-Cinema, Takashi Miike, hubiera sido más auténtica y menos aburrida y ridícula. Menos digital… aunque los problemas aquí pasen directamente por un nulo y mediocre guión de relleno a las imágenes que tenía en mente el improvisado cineasta. El hombre Entre lo burlesco y la vergüenza ajena, el pastiche conglomerado forjado en acero oriental trata de encontrar el equilibrio entre lo putativo y lo puta-relativo. Más que un guilty pleasure pretende generar cierta condescendencia friki con ese target fan que ya dejó desplantados a Tarantino y Robert Rodriguez en “Grindhouse”. Divaga por ser un anuncio de una televisión china de ropa interior femenina y un cambio de ‘canalillo’ a un clásico feudal de artes marciales. “El hombre de los puños de hierro” es una retahíla de efectismo, sex&blaxploitation y pose ideal para fanboys… que a juzgar por su pobre recaudación en EEUU estarán esperando a que salga en VHS. El hombre RZA quiere ser el discípulo de Tarantino pero le falta tener un punto bastardo entre tanto anacronismo y referencia con una aburridísima imitación finalmente adulterada. Efectivamente, ‘en casa del herrero… RZA de palo’. Recomiendo encarecidamente al actor, productor, director y guionista que dé unas clases de interpretación. Tantas, como DVD de artes marciales tenga en su mansión. También que siga el ejemplo del herrero: si su película es su arma necesitaba el metal adecuado —no las referencias ni homenajes sino cierta consistencia argumental—, la sed de venganza precisa —y crear un aura y alma cinematográfica— y alguien a quién matar. Precisamente “El hombre de los puños de hierro” es tan artificial que no mata… simplemente envenena y duerme al espectador como el más letal de los venenos. Otro consejo a RZA: debería dilapidar en oro a Eli Roth siguiendo el ejemplo de uno de los protagonistas… Porque cobrar algo por este guión debería considerarse delito. El hombre
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 18/12/2019 1.63 GB 514 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Code 8: Renegados

Acción Ciencia ficción Crimen Drama Suspense
6.1

En Lincoln City algunos habitantes tienen habilidades extraordinarias. La mayoría vive por debajo del umbral de la pobreza, bajo la estrecha vigilancia de una fuerza policial fuertemente militarizada. Connor, un trabajador de la construcción con poderes, se une a una banda criminal para ayudar a su madre enferma. (Basada en el cortometraje «Code 8», 2016.) Code 8: Renegados Critica: El Código 8 se establece en un mundo distópico donde el 4% de la población nace con diferentes habilidades sobrenaturales, pero en lugar de ser superhéroes o ricos, son discriminados y viven en la pobreza, a menudo recurriendo al crimen. Todo comenzó en 2016 con el corto del mismo nombre, que sirvió como teaser y argumento de venta para un largometraje. La idea claramente puede parecer a los mutantes de "X Men" porque los poderes que poseen son similares desde leer mentes, curar enfermedades o hasta manipular la electricidad. El director Jeff Chan y su guionista Chris Pare nos hace una reflexion de sobre cómo sería la vida para las personas de clase trabajadora que poseen capacidades sobrenaturales, pero que no tienen un líder como Charles Xavier para apoyarlos y se limitan a ser unos parias de la sociedad, pudiendo con sus capacidades estar muy por encima de los demás. Robbie Amell (The Flash) interpreta a Connor Reed, un joven que está trabajando en la construcción ocultando unos poderes con los que puede controlar la electricidad, intenta ayudar a su madre enferma. Pero no consigue trabajo estable y tiene problemas financieros, por lo que recurre a Garret, interpretado por Stephen Amell (Arrow) que lleva una vida criminal. A medida que Connor aprende a controlar sus poderes, comienza a seguir un camino más oscuro... Funcionaria muy bien como una serie de TV, porque que da mucho juego la historia ya que los personajes consiguen empatizar bien en este mundo irreal lleno de robots asesinos que masacran a toda persona "diferente". La película no es una superproducción cara, pero los efectos especiales y las escenas de acción cumplen perfectamente con las exigencias del guion. Por lo que sus 90 minutos son bastante correctos y entretenidos. No se le puede pedir más.

El protector

Acción Crimen Suspense
7.3

Un ranchero en la frontera de Arizona se convierte en el improbable defensor de un joven mexicano que huye desesperadamente de los asesinos del cartel que lo han perseguido hasta Estados Unidos.El protector Critiica: 'The Marksman', segunda película como director de Robert Lorenz, quién fuera ayudante de Clint Eastwood en las laureadas 'Los puentes de Madison', 'Mystic River' y 'Million Dollar Baby', nos traslada al sur del estado de Arizona. Una de las fronteras más porosas del mundo (la que separa México de Estados Unidos) indomable a pesar del árido desierto, a prueba de vallas y muros, es el escenario en que el drama de la inmigración adquiere toque de western. Liam Neeson interpreta a un ranchero cuya propiedad radica en la frontera. Periódicamente pulula por sus dominios en la típica ranchera, ataviado con su rifle, dando aviso a las autoridades cuando ve algún espalda mojada. En su camino se cruzará un niño que huye junto a su madre de un cártel mexicano. Su delito es ser familia de alguien que ha traicionado a los criminales. Mostrando su lado más humano, este hombre protegerá al joven: de la policía estatal que lo deportará y de las largas manos de una mafia para los que la vida no tiene valor alguno.El protector Liam Neeson, de nuevo imponente, es la viva imagen del desgaste, de una vejez marcada por la soledad (ha perdido a su esposa) y la precariedad económica. La ayuda que presta a este chico surge no sólo por obligación moral. Es una forma de sentirse vivo, mostrar que aún puede reverdecer viejos laureles. Empresa complicada que afronta a pecho descubierto. Ligero de equipaje, vence al miedo porque tiene ya poco que perder. La caracterización que realiza Robert Lorenz de su protagonista recuerda al Eastwood crepuscular de cintas como 'Gran Torino' (de casta le viene al galgo). Aunque en 'The Marksman', ese ejercicio con regusto a testamento vital, queda lastrado por un guion que se va haciendo convencional conforme avanza el metraje. La persecución que narra, con su entramado de corruptelas, es probable que fuera más creíble si se desarrollara en el vecino del sur. A Neeson le hemos visto muchas veces hacer esto, y mejor, pero no ha perdido la capacidad de dotar de nervio a una cinta correcta, bien hecha.

Midnight in the Switchgrass

Acción Crimen Misterio Suspense
4.7

El agente del FBI Helter y su socio Lombardi están muy cerca de romper una red de tráfico sexual. Cuando se dan cuenta de que su investigación se ha cruzado en el camino de un brutal asesino en serie, se unen a un Texas Ranger para poner fin al infame 'Truck Stop Killer'.Midnight in the Switchgrass Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Midnight in the Switchgrass

Cuando todo está perdido

Acción Aventura Drama
6.6

En el transcurso de un viaje en solitario a través del Océano Índico, un hombre (Robert Redford) descubre al despertar que el casco de su velero de 12 metros se ha agrietado tras una colisión con un contenedor que flotaba a la deriva. A pesar de las reparaciones, su intuición de marinero y una fuerza física que desafía su edad, a duras penas logra sobrevivir a la tormenta. Pero el sol implacable, la amenaza de los tiburones y el agotamiento de sus escasas reservas obligan a este marinero sin rumbo a mirar a la muerte a los ojos. All Is Lost Cuando todo Critica: Es frecuente que a la hora de filmar lo que entendemos por una historia de supervivencia los cineastas recurran a una serie de claves y/o lugares comunes, que podríamos agrupar en dos grandes planos. En el argumental, el reto que comporta sobrevivir a las dificultades, a los elementos, sirve para conocer mejor al personaje o personajes implicados, y con frecuencia desemboca en una revelación o en una transformación íntimas. Además, habitualmente se recurre al flashback u otros recursos (recuerdos, ensoñaciones, voz en off) para aportar así mayor información acerca del protagonista o protagonistas y exponer sus motivaciones, o las circunstancias de su carácter. En el plano formal abundan las soluciones "épicas", esto es, secuencias llenas de intriga y tensión, filmadas con ambición de espectacularidad, que buscan directamente la emoción del espectador, a lo que ayuda una música omnipresente, que tiene un efecto multiplicador. Cuando todo Teniendo esto en cuenta, resulta aún más interesante comentar esta película, pues precisamente las dos grandes críticas que se le hacen tienen que ver con lo que antes he apuntado; hay quien dice que carece de interés porque no se nos dice nada del personaje que la acapara, de sus relaciones, de su historia, y hay quien lamenta que el filme sea tan solo una narración desapasionada, fría, carente de tensión, despojada intencionadamente de esas soluciones formales "épicas". Cuando todo Respetando tales opiniones, y aclarando que en nada me disgustan los recursos clásicos apuntados en el primer párrafo, creo sinceramente que esta película alcanza objetivos parecidos, aunque optando por un minimalismo formal y argumental aparentes. Y digo aparentes, porque ya al principio, en una de las escasas líneas de guión (que irónicamente es una despedida), se nos resume el carácter del personaje, y todo el resto del filme no es sino una constatación de esos rasgos personales apenas esbozados. Incluso creo que hay épica de la buena en esa descripción desapasionada de las diversas estrategias de supervivencia, en ese empeño aparentemente frío del protagonista por luchar hasta el final haciendo uso de su inteligencia y los medios de que dispone; el desarrollo de los acontecimientos está magníficamente concebido por el director, y aunque puedo comprender que haya quien lo encuentre tedioso, a mi nunca me aburrió a lo largo de sus poco más de 100 minutos. Cuando todo

La corresponsal

Acción Bélica Biográfico Drama
6.9

Marie Colvin (Rosamund Pike) fue una periodista reconocida mundialmente por su trabajo en distintos conflictos bélicos. Testigo de algunas cruentas batallas recientes, especialmente de lo sucedido en Oriente Medio, Colvin contaba con el respeto tanto de los lectores como de sus compañeros de profesión por su enorme valentía y humildad. Sin embargo, su personalidad era caótica y autodestructiva: abusaba del alcohol y su vida personal era, un auténtico desastre. Tras recibir el impacto de una granada en Sri Lanka, comienza a llevar un distintivo parche en el ojo mientras se sienta a tomar martinis rodeada de la alta sociedad londinense a la que tanto aborrece, hasta que un día recibe el más peligroso de todos los encargos, que acepta junto a su también prestigioso fotógrafo de guerra, Paul Conroy (Jamie Dornan). Juntos viajan a Siria para cubrir lo que sucede en la ciudad de Homs, donde aprenderá el verdadero coste de la guerra, tanto física como psicológicamente. La corresponsal Critica: Como película no es que sea especialmente entretenida. Se hace repetitiva, intenta utilizar situaciones fáciles para intentar conmover sin conseguirlo a mi parecer. Ni los actores ni los personajes convencen, y la historia del personaje principal no termina de "calar". Y para ser sobre periodismo de guerra se permite ciertas mentiras bien difundidas para avalar el intervencionismo occidental (principalmente anglosajón) en ciertos países, y lo que es lo mismo, la aportación de información sesgada y mediatizada con la complacencia de la periodista. Ahora se entiende la decena de reseñas positivas por la crítica anglosajona. Los últimos minutos devuelven a la cinta a su punto de origen, un telefilme que más que realizar una biopic busca la lágrima fácil y un posicionamiento político, y que queda claro con la emisión que realiza la periodista al final en Homs y la frase "¿por qué nos abandonaron?". No es casualidad dicha frase y el lanzamiento de la película en 2018 cuando el intervencionismo anglosajón ha errado entre comillas en este último país. No defiendo ni a unos ni a otros, pero lo que sí nunca defenderé es la hipocresía. En el título sí que han acertado, de eso no queda ninguna duda, "A private war". La culpa es mía, creí que iba a ver algo interesante olvidándome de que era una producción de hollywood. Si realmente te interesan estos temas recomiendo otros documentales sobre fotógrafos de guerra sin edulcorantes fáciles de por medio ni la aprobación del gabinete de comunicación del ejército norteamericano. Y me gusta mucho el cine bélico de Hollywood.

Una loca entrevista

Acción Comedia
6.2

Dave Skylark, presentador de un conocido programa de entrevistas, y su productor, Aaron Rapoport, consiguen una entrevista exclusiva con Kim Jong-Un, dictador de Corea del Norte. Ante tal oportunidad, la CIA les pide un "favorcillo": asesinar a Kim. Pero lo cierto es que Dave y Aaron no son las personas más cualificadas para realizar un magnicidio. The Interview Una loca entrevista Critica: De los lemas del Brave New World, sin duda. Libertad para. Derecho de. Todo eso. Lo que no parcemos entender es que si concedemos derechos a chotearnos del personal, tarde o temprano el personal se arrogará el derecho de chotearse de nosotros. Y entonces empiezan los líos. Una loca entrevista En la era de la información, ahora más que nunca, la actualidad es efímera y liviana como un tuit o el pedo de una mosca cojonera, que como se disipa enseguida, el tufo nunca se queda lo suficiente para provocar la arcada. En 2014 hemos visto cómo moría la gente por hacerse fotos con el móvil. Poco les faltó a cinco que hicieron la gracia en un balcón en Sitges y se despeñaron a gusto. También en los Oscar se hacían selfies. Lo más destacado de la gala de este año fue que los ganadores de uno de los premios se arrejuntaron para echarse una foto. La gente también se echó cubos de agua helada encima para promover una campaña de recaudación para los afectados por la esclerosis lateral amitrófica. También un montón de valientes se hicieron fotos comiendo plátanos (o haciendo como que se los comían) para protestar porque a Dani Alves le tiraron uno en un estadio de fútbol. En la era de las campañas solidarias, las foticos y los hashtags, ni siquiera Michelle Obama pudo resistir la tentación de salir en la foto. Europa también camina con firmeza hacia la idiocia, como demuestra el premio a la mejor canción otorgado a Conchita Wurst, que no sé yo cómo canta pero que sale muy bien en las fotos y da mucho juego a los que se dedican al parloteo de salón. Gente que también tiene hijos y que sueña con volcar toda su enseñanza vital en ellos. Este año aumentó espectacularmente el registro de niños con nombre de personajes de la serie Juego de Tronos. Una loca entrevista