Godzilla vs. Kong

6.9
Godzilla y Kong, dos de las fuerzas más poderosas de un planeta habitado por todo tipo de aterradoras criaturas, se enfrentan en un espectacular combate que sacude los cimientos de la humanidad. Monarch (Kyle Chandler) se embarca en una misión de alto riesgo y pone rumbo hacia territorios inexplorados para descubrir los orígenes de estos dos titanes, en un último esfuerzo por tratar de salvar a dos bestias que parecen tener las horas contadas sobre la faz de la Tierra.Godzilla vs. Kong Critica: Los enfrentamientos cinematográficos entre iconos han atraído a la audiencia desde los tiempos de la Universal con Frankenstein y el hombre lobo (1943), el King Kong contra Godzilla (1962) de Ishiro Honda o más recientemente films como Freddy vs Jason (2003) o Alien vs Predator (2004). Godzilla vs Kong (2021) supone una reactualización del film de Honda, convertida ya en una comedia de serie B pasto del público más especializado y amante de lo freak. Por mucho que ame a Ishiro Honda, su King Kong contra Godzilla distaba mucho de ser el film serio y épico que demandaba el encontronazo entre estas dos criaturas gigantes. Adam Wingard (Blair Witch, Death Note) se encarga de la dirección de Godzilla vs Kong y se nota mucho el cariño que siente hacia el género proponiendo majestuosidad y respeto en las apariciones de los monstruos además de múltiples guiños a las respectivas sagas (los fans del King Kong contra Godzilla original encontrarán varios de ellos además de alguno del King Kong de 1933) con un film que no da tregua al espectador. Una fiesta repleta de efectos digitales y fuegos artificiales que se antoja irresistiblemente entretenida. De hecho, de entre el trabajo de Wingard me ha llamado la atención (para bien) cierta ambientación ochentera a sus escenarios, especialmente en el trabajo de interiores, con emplazamientos repletos de luces de neón entre otros elementos. Diversos pasajes de la banda sonora (realizada por Junkie XL) también está muy cercano al synth wave y que ayudan a dar peso a esta sensación retro. Siguiendo con la música del film, aviso que no hay presencia de la inmortal música de Akira Ifukube pero si han creado un tema para Godzilla que recuerda mucho al "Godzilla's theme" de Ifukube.Godzilla vs. Kong La forma en la que han unido los dos universos de los monstruos es más que aceptable yendo un paso más allá proponiendo conceptos, que en las anteriores entregas se habían quedado simplemente esbozadas pero donde en el presente film encuentra su culminación como es la implicación en la trama de "La Tierra Hueca". Un lugar, basado en algunas teorías científicas, alojado en el centro de la Tierra y donde descansa un ecosistema propio. Un lugar donde los personajes viajan en un tramo del film que recupera el sabor del mejor cómic pulp de aventuras y rendido a la fantasía. En el film, Godzilla es tratado como un ser malvado (aunque luego veremos que no todo es lo que parece), un tono estupendo y que le hace regresar a esa figura de destrucción masiva y terrorífica que tan bien le sienta y que se ha echado de menos en el Monsterverse tanto como los momentos de pánico de masas y momentos de destrucción a pie de calle que aquí son estupendamente insertadas. Kong tiene un protagonismo más pronunciado ocupando éste gran parte del metraje. Dicha decisión es inteligente ya que creo que Kong es un monstruo en el que es más fácil empatizar debido a sus rasgos más humanos y logra crear una conexión más emocional que Godzilla, siendo el saurio una simple mole imparable y destructora.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 31/03/2021 2.45 GB 14974 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Placa de Acero

Acción Comedia Thriller
7.8

Roberto S. Recto (Alfonso Dosal), oficial ejemplar recién egresado de la academia se une a la fuerza de policía y es asignado con su nuevo compañero, Adrián Vázquez, patrullero corrupto y holgazán que ha cedido su alma a la corrupción por creer que no existe otro camino posible en este sistema. Juntos tendrán que ir aprendiendo uno del otro para lograr tener la fuerza necesaria para triunfar sobre el crimen organizado y así traer justicia y salvación a la Ciudad de México. Placa Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Placa Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Placa

Superman: Man of Tomorrow

Acción Animación Ciencia ficción
7.9

Es el comienzo de una nueva era de héroes, y Metropolis acaba de conocer a la primera. Pero mientras el pasante del Daily Planet Clark Kent, que trabaja junto a la reportera Lois Lane, ejerce en secreto sus poderes alienígenas de vuelo, superfuerza y visión de rayos X en la batalla por el bien, hay problemas aún mayores en el horizonte.Superman: Man of Tomorrow Critica: 'Justice League Dark: Apokolips War ' supuso el gran final del universo DC que empezó con 'La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo' en 2013 y no parecía a corto plazo que hubiesen nuevas historias de animación, peeeeero craso error. 'Superman: Man of Tomorrow' ya está aquí para refrescar la rama de animación de DC. Recuerdo que cuando vi las primeras imágenes de este filme pensé que iba a tener un tono menos triste y sangriento que Apokolips War. Otro craso error, a medias. Es verdad que no es tan triste como aquella, pero sí que muestra secuencias algo duras sin miramientos, y creo que hacen bien. No hay por que edulcorar las cosas (tampoco hacer saña). Yendo al grano del tema, ¿qué ha supuesto éste reseteo? Pues a mí me parece que en la división de animación de Warner Bros no han perdido la inercia que cogieron con la guerra de Apokolips. No es la mejor cinta de animación de superhéroes de DC, aunque la peor ni de casualidad; cuenta el origen de Superman (o como llaman a Clark en el principio 'el chico del café entre los compañeros del Daily Planet) de una forma que no se hace nada repetitiva e introducen algún personaje nuevo como Lobo, personaje clave con el desarrollo de los acontecimientos, que beneficia al resultado final de la cinta, que es muy por encima de un aprobado justo. Unos orígenes y aventuras bien construidos para ir despacio y con buena letra. Ya veremos si este es el inicio de un nuevo universo o una historia individual. No falta algún personaje de DC y referencias a otros, si bien para saber si estamos ante las raíces de más entregas en el mismo universo habrá que esperar. La planta aún no ha empezado a crecer.

El camino del guerrero

Acción Aventura Fantasía Suspense Western
6.1

Yang es un maestro con la espada que abandona su clan y huye de Asia para dejar atrás un sangriento pasado acompañado de April, un bebe que es el último miembro de un linaje enemigo. Yang termina ocultándose en un pequeño pueblo del oeste americano en el que conoce al borracho propietario de un circo y a una lanzadora de cuchillos que esconden poderosos secretos. Pronto se verá en mitad de una épica batalla en la que todo el mundo busca su cabeza: tanto los matones de la banda de los Jinetes del Infierno como su antiguo clan en busca de venganza por su traición. The Warrior's Way El camino del guerrero Critica: Atípico film que mezcla las artes marciales con una reinterpretación oriental del cine del oeste, reinventado a través de imposibles paisajes 3D. Si bien el comienzo puede resultar un poco confuso y dejarnos un tanto descolocados, conforme el filme va avanzando, resulta fácil dejarse envolver por su atmósfera onírica y sus bien coreografíadas escenas de acción. El camino Siempre pasa. En las películas, un buen guerrero siempre es un hombre solitario que por lo visto ha tenido una dura experiencia en el pasado, o este no está claro, que en medio de su peregrinaje llega a un lugar en el que se topa con la incomprensión y el rechazo por parte de la población, en su mayoría catetos, y llega con la voluntad de imponer justicia y de ayudar a alguien, habitualmente a una mujer; aquí la afortunada es una sugerente Kate Bosworth, que da de sí, que se encuentra en un terreno hostil, miserable e injusto. Lo que he dicho bien podrían ser las características de un western, no obstante aquí la diferencia es que el escenario está en medio de una población alejada, que aunque bien podría ser propia de un western, posee un aire peculiar, distinto, y el guerrero es el propiamente dicho, un hombre que no deja de luchar con su espada y peregrina sin un rumbo claro, sin destino y sin deseos (algo difícil de aceptar). Cabe constatar que es de origen oriental, y que no deja de desprender en todo momento incesantes cantidades de sabiduría. Enseña a la protagonista el arte de la guerra a base de escenas muy interesantes, dignas para el recuerdo, pero al final la dicha enseñanza no va a obstruir su estilo y su forma de ver la vida, pues resultará ser tan solo una etapa más que no afectará su existencia ni supondrá más que un episodio autoconclusivo. El camino Bien hecha, tiene buenos efectos especiales. No obstante el tercio final que es en el que más batalla hay, supone un cierre tópico que no está a la altura de lo presenciado hasta entonces. Desenlace trivial y manido, que no está mal rodado, insisto, pero que evapora el efecto, casi mágico, que había logrado crear hasta entonces, optando por el fácil y apetecible señuelo del efectismo más usual y corriente. El director no ha sabido culminar a lo grande, qué lástima. Aún así no esta para nada mal, cinta entretenida y por momentos, más que buena. El camino

Terminator Génesis

Acción Aventura Ciencia ficción Suspense
5.9

Año 2032. La guerra del futuro se está librando y un grupo de rebeldes humanos tiene el sistema de inteligencia artificial Skynet contra las cuerdas. John Connor es el líder de la resistencia, y Kyle Reese es su fiel soldado, criado en las ruinas de una postapocalíptica California. Para salvaguardar el futuro, Connor envía a Reese a 1984 para salvar a su madre, Sarah de un Terminator programado para matarla con el fin de que no llegue a dar a luz a John. Pero lo que Reese encuentra en el otro lado no es como él esperaba. Terminator Génesis Terminator Critica: Te quedaste en los 90, Lindita! Ahora Sarah Connor ya es guerrera guarra desde la infancia. A la mierda todo eso de la "evolución de los personajes", ¡en el cine pochoclero actual no hay tiempo para eso! ¡Hay que ir a los bifes enseguida, la primera rosca entre terminators no puede pasar del primer cuarto de hora! Pasa que a esta nueva Sarita la crió Arnold ("viejo pero no obsoleto"), que vino del futuro para hacerle el papel del abuelito de Heidi. Es más, según el doblaje latinoamericano, ese pasa a ser el nuevo nombre del T-800: "¡Abuelo!". Sarah Connor está toda la película "Abuelo esto, abuelo lo otro". ¡Me corto las bolas! Faltaba que aparezca Pedro con las cabras. ¡Y pensábamos que no se podía arruinar más la imagen del androide asesino más famoso, luego de que le hicieran colocarse los anteojos de Johny Tolengo en Terminator 3! Terminator No quiera saber, no le pregunte a nadie, lo desastroso e incoherente que es el argumento. Según promocionaron los culpables de esto, "Génesis" funciona a la vez como secuela, precuela y reboot de la franquicia, lo que no sólo suena como una idiotez, sino que termina dando un resultado acorde. John Connor envía a Kyle Reese a 1984 a proteger a su madre, como en la primera, pero cae en un 1984 paralelo y tiene recuerdos de una infancia que nunca tuvo, debido a una especie de error del tiempo que es explicado y justificado en 20 segundos por el propio Arnold, en un diálogo que parece escrito por Vicky Xipolitakis. Es evidente que, en tanto les permita seguir robando con secuelas, el pasado en esta saga va a ser tan elástico y moldeable como en el currículum vitae de Anna Allen. Terminator El film se divide en dos partes. La primera es un bochornoso prólogo de 35 minutos que es una ensalada de frutas mezclando situaciones de las películas anteriores. Skynet envía a toda la caballería de una: manda a un Arnold joven con el rostro hecho en CGI y a un T-1000 que ahora es chino, porque Skynet es una máquina genocida pero de racista no tiene nada. - mis respetos a Robert Patrick, a quién le ofrecieron volver a interpretarlo y se negó, mostrando más decoro que Arnoldo-. Luego empieza la trama propiamente dicha, casi una hora y media que podría titularse "Sarah y Reese, viajeros en el tiempo". Ah, porque no les conté: el T-800 ya no es solamente un androide sicario o guardaespaldas, sino que además es una especie de Emmet Brown/Doctor Who que misteriosamente domina todos los secretos científicos del viaje temporal y es capaz de construirse su maquina del tiempo en un sótano, a la MacGyver, usando las cosas que puede encontrar en 1984. ¿A quién se le ocurrió esta pavada? Terminator

X-Men: La decisión final

Acción Aventura Ciencia ficción Suspense
6.4

En X-Men: La decisión final, el último capítulo de la trilogía cinematográfica de los "X-Men", hay una "cura" para los mutantes que amenaza con alterar el curso de la historia. Por primera vez, los mutantes pueden elegir: seguir con su singularidad, aunque eso les aísle y les separe, o renunciar a sus poderes y convertirse en seres humanos normales. Los opuestos puntos de vista de los líderes mutantes, Charles Xavier, que aboga por la tolerancia, y Magneto, que cree en la supervivencia de los más aptos, se ven sometidos a la prueba definitiva: desencadenar la guerra que pondrá fin a todas las guerras... X3 X-Men: La decisión final Critica: He empezado a ver la película con ganas de pasarme 1 hora y media sin mucho que pensar y me esperaba una buena película de acción y al final he acabado encontrándome con una auténtica comedia disparatada, casi paródica, del género de superhéroes y cómics variados. Y lo peor no es eso, si no el hecho de que dudo mucho que el director pretendiese hacer algo tan ridículo, pero amigo mío, a cualquiera le dan una burrada de millones, se le va la sangre a la cabeza y hace lo posible para que se vean en cada fotograma de la película. Gente como Stephen Sommers o Michael Bay sólo quieren dejar sordo al espectador que sea tan estúpido como para pagar por ver una de sus películas, y el señor Ratner ha conseguido eso mismo, entrar en el club de esos directorzuelos de mucho ruído y picas nueces. X-Men 3 decisión final Pero por supuesto, toda la culpa no es del director, ni mucho menos, sería una falta de respeto no meter en el saco de los culpables de esta cosa al guionista. El Me imagino que los productores cogieron al primero que cogieron y le dijeron: rellena algo más de hora y media, que haya explosiones y muchos frikis, y entrégalo. Y macho, el tío se ha lucido. No sé cómo, pero se ha puesto a meter historias a la trama, a añadirle personajes que en principio nos tienen que importar, para posteriormente no sacarlos más hasta una hora después y pensar que aún seguimos interesados en su historia. Empieza a meter mutantes a saco, a cada superpoder más estúpido, y situaciones espectaculares para rizar el rizo hasta que el cóctel acaba por explotar y convertirse en una cosa grotesca sin el más mínimo sentido del ridículo. X-Men 3 decisión final

Fuerza antigángster

Acción Crimen Drama Suspense
6.3

Los Angeles, 1949. Mickey Cohen (Sean Penn, 'Mystic River'), originario de Brooklyn, se ha convertido en el gran jefe de la mafia que dirige la ciudad. Todos parece pasar por sus manos: drogas, armas, prostitutas, y cualquier material robado. Se encuentra absolutamente protegido por los miembros de su clan, que lo veneran como a su líder indiscutible, pero no solo eso, pues sus tentáculos van más allá de los bajos fondos: parte del cuerpo de policía y algunos miembros del sector político se encuentran bajo su influjo. Sin embargo, todavía hay hombres dentro de la brigada policial que no se dejan amedrentar por la corrupción. Es el caso de los sargentos John O'Mara (Josh Brolin, 'No es país para viejos') y Jerry Wooters (Ryan Gosling, 'Drive'), que contra todo y contra todos, intentarán destruir el imperio del todopoderoso Cohen. Gangster Squad Fuerza Critica: Se imaginan una película de acción de Jason Statham en blanco y negro, sin peleas físicas sino con enfrentamientos verbales sobre filosofía y ética secular y filmada en larguísimos planos fijos sin montaje? “Gangster Squad (Brigada de élite)” es el ejemplo inverso anterior al cine negro: ametralladora de frases presuntuosas y finalmente huecas con encaje de cajón y un popurrí digital-machacón que supone la redefinición actual de más de lo mismo con una empaque de videojuego. En el pasado tuvimos “Los intocables de Eliot Ness” o “L.A. Confidential” como referentes de los 80 y 90 respectivamente y “Mulholland Falls (La brigada del sombrero)” y “Dick Tracy” como fallidas definiciones del noir. El filme de Ruben Fleischer será recordado con el tiempo dentro de ese último grupo en tiempos actuales dominados por la elegancia descriptiva y litros de calidad de “Boardwalk Empire”. Fuerza Puede que el recital de frases intenten una pretenciosa capacidad de profundidad en un discurso hueco: «Mañana me quitarán la placa pero aún soy policía…» o «Hay dos cosas que no tienen vuelta atrás: las balas que se disparan y las cosas que se dicen» parecen las mejores… aunque «Me he casado con un policía honesto. Eres buena persona, hablas poco, eres un tigre en la cama… pero no necesito un héroe sino un marido» resume la propuesta: todo se reduce en ser o no ser un calzonazos. Lamentablemente la ropa interior cinematográfica de Fleischer aquí llega a los suelos y se atiborra de pelusillas. Fuerza El mafioso dice que es el progreso… pero de la biografía de "Mickey" Cohen nadie esperaba un cruce de un anuncio de Loewe y el videojuego ‘Mafia’. “Gangster Squad (Brigada de élite)” me recuerda al desapercibido y carísimo remake de más de 22 millones de euros de presupuesto que hizo Alain Corneu de “Le deuxième soufflé” de Jean-Pierre Melville, con Daniel Auteuil, Monica Bellucci, Michel Blanc, Jacques Dutronc e incluso Eric Cantona. En la cinta de Fleischer el efecto se apodera de nuevo del efecto, del sensacionalismo relumbrón y la estética de la emulación a patrones visuales sugerentes para el público actual. El protagonista afirma que no sabe vivir sino luchar, pero su historia no tiene fuerza ni para un asalto en el mes de cualquier encéfalo. Los buenos se convierten en malos y los malos siguen en malos, aunque no se plantean resortes morales. “Gangster Squad (Brigada de élite)” es puro efectismo hueco y pomposo. Puro brillo, puro porno: de una paja rápida, de un polvo sin historia. «No dispares donde esté… dispara donde va a estar», nos cuentan como lección. Precisamente pocos se acordarán dentro de un año de “Gangster Squad (Brigada de élite)”. Casquillos, bolas de navidad pulverizadas y mucho humo…es el resumen de la propuesta. Sí, mucho humo. Toda película lleva su distintivo y la de Fleischer es OLVIDO. Fuerza