Kung Fu Panda

7.1
El protagonista es un oso panda llamado Po, el más vago de todas las criaturas del Valle de la Paz. Con poderosos enemigos acercándose, la esperanza es depositada en una antigua profecía que dice que un héroe se alzará para salvarles. Voces originales de Jack Black, Angelina Jolie, Dustin Hoffman, Lucy Liu & Jackie Chan. Kung Fu Panda Critica: Dreamworks es una compañía bastante rara. Pese a tener buenas películas (Shrek, Antz, Vecinos Invasores), es absurdamente irregular y a nivel general están a años luz de su más directa rival, Pixar. Con Shrek 2 (si, me gusta mucho más que la primera) se acercaron sobremanera al nivel exigible dentro del "género", y con Kung Fu Panda directamente han cruzado la línea. Ahora si que puede decirse que una buena película de Dreamworks es tan buena como una de Pixar. Kung Fu Panda es, en esencia, una parodia del cine de artes marciales. Una mofa de lo que popularizó a Jackie Chan, una historia no especialmente innovadora pero sí contada con suficiente ritmo y garra como para que ni suene a viejo ni se haga pesada. La historia nos muestra como Po, un oso panda, el animal más vago del mundo, debe convertirse en el luchador del dragón para acabar con un malo extremadamente malo. Punto. Kung Fu Panda ¿Cómo consigue Dreamworks que la película funcione? Pues centralizando recursos. La película se anunció hace más de dos años y ha salido ahora, por lo que han tenido tiempo de hacerla perfectamente y pulirla mientras que poco a poco han ido haciendo pasta con cosas menores como Shrek 3 o Bee Movie. La animación es muy, muy buena. No alcanza el nivel de Ratatouille -por ejemplo-, pero es cojonuda, como no podía ser de otra forma. Las escenas de acción son sencillamente alucinantes, los fondos se salen y hay dos secuencias animadas de forma tradicional que por si mismas justifican ir a ver la película al cine, justamente el prólogo y el epílogo del film. Kung Fu Panda El mayor acierto de Kung Fu Panda es saber mezclar todos los géneros que toca. Tiene acción, como no podía ser de otra forma, y también humor, mucho humor. De hecho, es una de las películas de animación más divertidas que se han hecho últimamente, teniendo chistes no muy inteligentes pero si resultones, excesivamente de hecho. La escena de la 'pelea' de palillos es sencillamente acojonante. Sin más. La banda sonora es fantástica, la dirección es cojonuda considerando que John Stevenson debuta y que es el primer largometraje de Mark Osborne, creador del que para mi es el mejor cortometraje animado que he visto, More (1998), que estuvo nominado al Oscar en esa categoría. Kung Fu Panda
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 15/12/2019 1.42 GB 1305 Descargar
1080p Español Latino 15/12/2019 1.42 GB 416 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Los Picapiedra

Animación Comedia Familia
6

Cuando Pedro Picapiedra pierde el dinero de las vacaciones de su familia, traza un descabellado plan para recuperarlo. Es un espectáculo de entretenimiento deportivo que consiste en lanzar a su mejor amigo, Pablo, en el ring de lucha libre contra John Cenastone, Rey Mysteriopal (Rey Mysterio) e incluso el Enterrador. The Flintstones and WWE: Stone Age Smackdown Los Picapiedra Critica: La película, o mejor dicho, mediometraje, ni apta para los más peques debido a un exceso de violencia, es una pseudo realización infantil, destinada a prostituirse, a malvenderse, a promocionarse junto a la lucha libre, por eso Pedro y compañía se esclavizan como putas al mejor postor, se bajan los pantalones para poder alimentarse, perdiendo identidad propia e incluso personalidad, para intentar levantar el vuelo, no en busca del entretenimiento infantil, si no en busca del afamado e injusto dorado, amarillo dinero, el que otorga el poder de si uno vive o muere en la industria del cine, simil actual del circo romano de hace 2.000 años. Los Picapiedra Algo ocurre en el pasar de los años que hace que muchas cosas generen nostalgia. Recuerdo los años en los que lo único que podía verse era una planilla de programación con los dibujos animados de Hannah Barbera. Todos eran una cita tanto para niños como para adultos. Los Picapiedra de entonces tenían ese aire de bondad y de alegría que, por fortuna, aún conservan. Sin embargo, los fenómenos de la digitalización no sientan bien a todos. Vemos los mismos Picapiedra, es cierto, pero no son ellos. Las voces, las diagramaciones, los gestos particulares, han cambiado. Los intentos por rescatar las viejas historias maravillosas se dan de la mano con el acercamiento a nuevas formas de ver la animación pero muchas veces las cosas no salen como se intuyen. Los Picapiedra En este relato breve los Picapiedra se enfrentan a algunos personajes de la WWF y con ello sacan a relucir viejas galas ya conocidas, pero sin el mismo sabor. Los Picapiedra

Escuadrón rojo

Acción Aventura Bélica Drama Historia
6

En 1944, la Segunda Guerra Mundial está en su clímax. Aún así los pilotos negros del programa de entrenamiento de Tuskee se les encarga misiones de segunda categoría, además de tener que lidiar con el racismo de la época. Sin embargo, cuando comienzan a menguar los refuerzos, el Pentágono autoriza por primera vez en la historia una misión a un escuadrón en su totalidad de raza negra. Red Tails Escuadrón Critica: George Lucas llevaba muchos años pensando en ese proyecto. Cuentan que desde finales de los ochenta, pero sus ganas de destrozar nuestras infancias con una trilogía warsiana, postergó “Red Tails” hasta 2012. Samuel L. Jackson iba a dirigirla, pero estamos seguros que al no leer ningún «motherfucker», «motherfuck», «motherfucking» o alguna de sus 1.588.394 variaciones, obligaría a George Lucas AKA Jabba el Hutt a comer el guión a punta de pistola o ‘red tail’. ¿Quién podría ver una película de Samuel L. Jackson sin un «motherfucker»? Sería como ver una película porno con la tele apagada… como poco. Escuadrón Con Anthony Hemingway (“The Wire”) como director, la historia de los The Tuskegee Airmen durante la Segunda Guerra Mundial se merecía mejor despegue y aterrizaje. Con aroma de videojuego digital y tramas de telefilme de sobremesa, el libreto de John Ridley defecado por George Lucas después de su encuentro con Samuel L. Jackson aporta poco o menos fuera de sus secuencias de acción. Ni un gran presupuesto ni tener un reparto encabezado por Terrence Howard y Cuba Gooding Jr. puede camuflar diálogos sin gasolina, personajes y conflictos nacidos de arquetipos desgastados, clímax rociados en volátil alcohol, heroísmo de telefilme familiar y orgullo patriótico en horas bajas. Por no hablar de pifias argumentales que tratan al espectador como idiota: proponer un matrimonio interracial o una pelea de oficiales sin rasguños deja una aroma de inmadurez y desconocimiento y nula documentación total. Escuadrón

El señor de los anillos: Las dos torres

Acción Aventura Fantasía
8.3

La Compañía del Anillo se ha disuelto. El portador del anillo Frodo y su fiel amigo Sam se dirigen hacia Mordor para destruir el Anillo Único y acabar con el poder de Sauron. Mientras, y tras la dura batalla contra los orcos donde cayó Boromir, el hombre Aragorn, el elfo Legolas y el enano Gimli intentan rescatar a los medianos Merry y Pipin, secuestrados por los ogros de Mordor. Por su parte, Saurón y el traidor Sarumán continúan con sus planes en Mordor, en espera de la guerra contra las razas libres de la Tierra Media. The Lord of the Rings: The Two Towers El señor de los anillos: Las dos torres Critica: Peter Jackson da rienda suelta a su lado más gore en una digna y épica continuación. A estas alturas del siglo XXl no hace falta decir que el mundo literario creado por Tolkien ha servido a la perfección para rescatar y ahondar en un género, el fantástico, que nunca ha sido reconocido como le corresponde por el Séptimo Arte. No obstante, pocas veces me he enfrentado a tantas dificultades en torno a una crítica, sobre todo porque me cuesta separar la pasión adolescente y desenfrenada que siento por sus personajes, de las virtudes y defectos desde un punto de vista meramente cinematográfico. Discutir la fidelidad está de menos y resulta incomprensible, sobre todo, una vez después de haber observado que Peter Jackson es un visionario que capto el espíritu desde el primer minuto (no seamos freakies insaciables); pero también soy partidario de lo erróneo de calificar como secuela a esta segunda parte de El Señor de los Anillos ya que, sin asistir todavía a la tercera y última entrega, es imposible hacer un balance general y completo que dote a cada pieza de su justo mérito. Nota: parece ser que el negocio y la industria se están interponiendo en el visionado de una posible obra de arte porque no entiendo entonces a qué se debe el corte (obligado, innecesario y fastidioso descanso) que determinadas salas están llevando a cabo. torres Petar Jackson ha tomado un mayor riesgo en esta segunda entrega, pero sin traicionar lo que ya había conseguido. La cinta, en efecto, goza de un aura épica inigualable, es más entretenida, pero menos sugestiva, sorprendente y oscura. A los norteamericanos les viene como anillo al dedo el recordar esta eterna lucha entre el bien y el mal que arrojara la friolera de ochocientos millones de dólares en taquilla (y en España la segunda película más taquillera tras Titanic). Frodo cede protagonismo, gracias a Dios, a Aragorn (excelente Viggo Mortensen), pues Elijah Wood no aguanta el tirón. Sam llega a lo insoportable en su servidumbre, y Gimli es utilizado como bufón.El señor torres

Querida gente blanca

Comedia Drama
6.1

Cuatro estudiantes negros asisten a una universidad de la Ivy League donde un motín estalla cuando tiene lugar una fiesta de temática "afroamericana" organizada por estudiantes blancos. La película explora la identidad racial en la América post-racial, mientras teje una historia sobre forjar un camino único en el mundo. Queridos blancos Querida gente Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Querida gente Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Dear White People Querida gente

X-Men: Días del futuro pasado

Acción Aventura Ciencia ficción Fantasía
7.5

Ambientada en la década de los 70, los miembros de la famosa Patrulla X tendrán que evitar un futuro apocalíptico en el que los mutantes luchan por sobrevivir en campos de concentración controlados por los temibles Centinelas. Para ello, los héroes del universo Marvel deberán unificar sus fuerzas dejando a un lado la creciente enemistad de los bandos liderados por Charles Xavier y Magneto. Trask Industries, la empresa encargada de crear a estos gigantescos cazamutantes, será el origen de todos sus problemas. Tan sólo viajando en el tiempo podrán impedir la masacre que se avecina. ¿Serán capaces nuestros héroes de derrocar a la multinacional y evitar así el exterminio de su especie? X-Men: Days of Future Past X-Men Días del futuro pasado Critica: X-Men: Días del futuro pasado es una vuelta a sus orígenes. Con la consciente profundidad que ya utilizó en su notable X2, Singer vuelve a demostrar que los X-Men son suyos. En 2011 Matthew Vaughn nos sorprendía con X-Men: Primera Generación, la cual era un soplo de aire fresco tras la mediocre X-Men 3. Si en aquella película Michael Fassbender demostraba al mundo por qué es uno de los mejores actores del planeta con su brillante Magneto, aquí es James McAvoy como Charles/Profesor X, quien se adueña de la función, dando un recital en un género poco propicio para ello. Ambos vuelven a demostrar aquí la enorme química que ya tenían en la anterior entrega. Los dos están sobresalientes con unos personajes perfectamente construidos. X-Men Días del futuro pasado La premisa, que juega con la doble narración tanto en el futuro como en 1973, funciona de forma excelente esta ocasión. En especial destacaría los últimos 20 minutos de metraje, en los que Singer demuestra un alarde técnico intercalando ambas líneas narrativas a la perfección, sin ningún tipo de fisuras. Chapó. El guión no falla en ningún momento, lo que en mi opinión es la clave de la película. Para las típicas preguntas...tanto Patrick Stewart como Sir Ian McKellen están soberbios, como siempre. Hugh Jackman nos enseña su mejor Lobezno, en una película en la que de verdad puede demostrar todos los matices que quiere dar a su personaje. Jennifer Lawrence, Mística, de la que no negaré ser un enorme fan y admirador, se adueña de la pantalla en cada una de las escenas en las que toma parte. Especial atención a sus peleas acrobáticas...todo un regalo para la vista del espectador (masculino, mayoritariamente). Peter Dinklage, el brutal Tyrion en Juego de Tronos, también da todo lo que sabe (que es mucho) detrás de la cámara como Bolivar Trask, el principal antagonista. El resto de aspectos técnicos, desde banda sonora hasta los efectos especiales, más que correctos, aunque no negaré que la maravillosa banda sonora de First Class se echa de menos (y más aún el tema de Magneto). X-Men Días del futuro pasado

Rescate al amanecer

Aventura Bélica Drama
6.9

Durante la Guerra de Vietman, dos pilotos de las fuerzas americanas son derribados y capturados durante una misión. Ambos intentarán sobrevivir sufriendo las condiciones más extremas. Rescate al amanecer Critica: Por lo poco (poquísimo) que se de inglés, el título de la cinta traducido al castellano es practicamente el mismo que en original. Y que la película se llame "Rescate al amanecer" resulta a bote pronto carta de presentación ligeramente desacertada gracias a que calaña como Steven Seagal, Jean-Claude Van Damme ó el ya mítico Chuck Norris consiguieron que toda persona con dos dedos de frente huya despavorida de cualquier producción con pintas bélica-casposa de poca monta. Aun así, pese al título, la gente damos un voto de confianza por el hecho de que trabajando en ella Christian Bale, esté grabada después, y no antes, de Batman Begins. Uno piensa que tras grandes éxitos taquilleros como lo fueron el del hombre murciélago ó El maquinista, sería imposible que su protagonista aceptara cualquier gilipollez tipo "Delta Force". El caché sube, eso está claro. Te pones la película, y exactamente durante los primeros ocho minutos piensas que el nuevo Bruce Wayne ha pegado un vacile monumental a la humanidad, ya que el aspecto que presenta está a la misma altura de piezas cómo; "Por encima de la ley", "El guerrero del amanecer" y "Double Team" mismamente. Tanto el barco, como los marineros, los comandantes, los diálogos, la fotografía, e incluso el propio Bale dan un toque horteras como hacía años no se veía. Da la impresión que lo que estás viendo sale directamente de un aparato reproductor Beta; ahí es nada. A eso recuerda; a lo que había en el mercado cuando reinaba el desaparecido primer sistema de vídeo. Este es el punto en el que los más exigentes habrán desistido pensando mando en mano y zapping en mente en abandonar la odisea. Error. La película sigue y tiene la suficiente fuerza como para sacudirse toda la caspa, reinventándose a sí misma ofertando, tras el flojo calentamiento inicial, un entretenimiento con bastante más garra de lo que parecía a priori. No se asusten por el título, lo que hay dentro es calidad.