La disputa

5.7
Inspirado en hechos reales de la primavera de 1944, cuando los nazis organizaron un partido de fútbol entre un equipo de reclusos del campo y un equipo nazi de élite en el cumpleaños de Adolf Hitler. Un partido que los prisioneros están decididos a ganar, pase lo que pase.La disputa Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.La disputa
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 13/01/2022 1.95 GB 73 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Yo soy todas las niñas

Crimen Drama Misterio Suspense
6.8

Una implacable inspectora encuentra afinidades con un asesino que mata a los criminales que dirigen una poderosa red de tráfico de menores.Yo soy todas las niñas Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Yo soy todas las niñas

Becoming

Ciencia ficción Drama Suspense Terror
5

Alex y Lisa son una pareja que emprende un largo viaje por carretera para volver al pueblo de sus raíces familiares, ya en su antigua casa, Alex es gradualmente poseído por una entidad maligna, que poco a poco comienza a sustituir su identidad.Becoming Critica: Últimamente no me suelo perder un documental de Netflix (que son los primeros en lo que a novedades de catálogo se refiere, las cosas como son) y cuando me entere que estaba a punto de llegar a la plataforma uno sobre la vida de la ex-Primera dama no iba a ser la excepción.Becoming Es bastante curioso ver las tibias críticas, ya que estás suelen ser siempre estupendas en lo que a documentales se refiere, pero no ha sido el caso, es posible que por rechazo a la figura de Michelle (republicanos... o racistas directamente) o simplemente porque el documental no está a la altura de las circunstancias. Creo que es posible que sea por una combinación de ambos causas, ya que estamos ante un documental demasiado superficial e insustancial. Obviamente quienes más van a entender todo y disfrutar de la hisBecomingtoria son los americanos, por razones obvias, pero también sirve para acercarse un poco más a la figura del personaje, aunque no sea de forma tan sincera y agradecida como cabría esperar. Cierto es que sus escasos menos de noventa minutos no se hacen pesados, pero en todo momento se tiene la sensación de que lo que se nos está tocando se queda un poco en tierra de nadie. Y eso que se tocan asuntos tan necesarios como el racismo, la homófobia (este de forma muy reducida y superficial) o el feminismo, pero creo que se tocaron de forma mucho más acertada en el muy superior documental de Taylor Swift, Miss Americana. Sí, aquí se abordan esos temas y se agradece la visibilidad, pero sin entrar en polémicas se nota el único interés de la mujer de Obama, que no es otra que preocuparse sólo por los suyos y por nadie más. Curioso habiendo sido una figura clave de los Estados Unidos. Que cada uno saque sus propias conclusiones. Becoming La verdad es que es tan sorprendente como acertada la poca presencia de su marido, Barack, ya que el documental es sobre ella y otra cosa hubiese sido bastante chocante, agradeciéndose la generosidad de su marido y la inteligencia a la hora de ponerlo en un segundo plano.

Efectos colaterales del amor

Drama Romance
8

Centra su historia en torno a Henry Page, un estudiante adolescente que se considera un romántico empedernido, pero nunca se ha enamorado. El joven aspira a ser editor del periódico del instituto y vive feliz centrado en sus estudios para entrar en una buena universidad... hasta que Grace Town entra en su clase. Su nueva compañera no es precisamente la chica de sus sueños, pero poco a poco se enamora de ella cuando los dos son elegidos para editar el periódico del instituto. Awesomeness Films se encarga de sacar adelante este proyecto inspirado en la novela que lleva el mismo nombre de la escritora australiana Krystal Sutherland.Efectos colaterales del amor Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Max

Aventura Drama Familia
6.8

Un perro que ayudó a los soldados en Afganistán regresa a los Estados Unidos y es adoptado por la familia de su adiestrador después de sufrir una experiencia traumática. Max Critica: Quizás mis expectativas hacia esta película eran más por el tema emotivo del tema bélico y dramático de la pérdida de seres queridos que eso ejecuta muy bien en su primer acto pero lo deja de lado el resto de la cinta dejando un drama convencional y previsible, por momentos fantasioso que aunque recalca el valor del amor hacia los animales sobretodo en la amistad entre el adolescente y el perro no termina de calar como drama como debería ya que no sabe tomar un rumbo entre un drama de Disney Channel y una cinta violenta de Tarantino o Scorsese. Se podría decir que es un híbrido que no termina de funcionar aunque si reconozco que entretiene y el perro resulta muy agradable en cada tramo que sale. Cierto es que el material de base no es nada fuera de lo normal más allá de la poca costumbre que adapta Max con la familia, Thomas Haden Church deja buenos diálogos y las mejores escenas de la película, aunque el rumbo que debió tomar la cinta fue el de la escena de los Rottweillers, ya que ahí se veía una película intensa e intrigante, bien ejecutada y filmada pero finalmente no pasa de un entretenimiento pasable y convencional para pasar el rato en familia sin ningún tipo de riesgo, no es una mala película pero tampoco tiene mucho potencial para más.Max Tal vez a la gente que no le gusten los perros, tal vez no le guste, que sea una película regulera, pero la gente que les encante los perros, o más fácilmente tenga o haya tenido, se dará cuenta del amor de un animal, con su dueño, la fidelidad que hay, los buenos momentos se pasan, y el cariño que se tienen. Muy recomendable. Max

S.O.Z. Soldados o Zombies

Drama Sci-Fi & Fantasy
7.4

En algún lugar de la frontera entre México y Estados Unidos, un grupo de científicos realiza experimentos con animales, provocando un virus que transforma a las personas en una nueva especie de zombies.S.O.Z. Soldados o Zombies Y no se habla necesariamente de muertos vivientes, sino de algo más terrible, de lo cual un cuerpo de élite policiaco mexicano, en busca del líder de una organización criminal, se favorece en propio cuerpo.S.O.Z. Soldados o Zombies Critica: Hay varias cosas que me parecen entretenidas de esta estupidez, porque es una estupidez. Una es que no se requiere tener un mínimo de materia gris para disfrutarla; otra es que la caracterización de los zombies no está mal del todo; y la última es que los capítulos solo duran 25 minutos. El resto es pura bazofia. Pero hay sobre todo algo que me llama poderosamente la atención, a la vez que me incomoda sobremanera, y es el hecho de que los diálogos estén subtitulados cuando hablan los yankis y no el resto del tiempo. Personalmente, agradecería, o bien los subtítulos todo el tiempo, o bien cuando hablan los que lo hacen en otra cosa que no sea inglés. Imagino que habrá personas (¿?) que sean capaces de entender, incluso de sentirse cómodas con una retahíla insoportable de "pinche, chingado, güey, nomames, nomás, está padre" y sandeces por el estilo (soy incapaz de recordar tanta palabrería sin sentido). Y, ojo, no estoy diciendo que me parezca mal que cada cual hable como le venga bien, es que la repetición de las mismas palabras es insoportable (todo no puede ser "pinche"). El que mejor habla es el niño, y tampoco es que sea Cicerón. El resto abajo.S.O.Z. Soldados o Zombies Los zombies se tiran toda la serie haciendo unos ruidos que parece que El Abrerroncho va a salir aberronchandose contra el rocaje vivo y gritando... JOAQUINEEEEEEEEEEEEEE !!!!!!! Está entretenida, para mi debería convertirse en serie de culto. De esas que de puro bizarra tienen un algo que hace que rías cuando no es momento de reir, pero que molan y entretienen. Algo así como el cine de Ed Wood, aunque en este caso con buenos medios. Efectos, gore y maquillaje mas que aceptables (de hecho hay algún efecto sorprendentemente bueno). Sergio Peris-Mencheta para mi es un gran actor. Me tiraréis piedras, lo se pero me parece un actor muy infravalorado, y dentro de mi escaso conocimiento del acento mexicano a mi me ha sonado genial como lo ha hecho (ahí donde le veis, el tío ha trabado en "Rambo, Last Blood", "Resident Evil, Ultratumba", y muchas otras... ha tenido un gran recorrido desde sus inicios en "Al salir de clase"). Por cierto, también hay un niño mexicano que actúa que se caga la perra.S.O.Z. Soldados o Zombies Pero bueno, a lo que importa: si sois un poco frikis, os molan los zombies, la acción, las ostias a mansalva... yo creo que os va a gustar. El último capitulo es un despiporre... jajaja !!! A parte, son capítulos de unos 20 y pico minutos. Se ven muy bien.S.O.Z. Soldados o Zombies Si buscáis algo muy coherente donde todo encaje y se entienda el drama socio político cultural de la coyuntura contrapuesta a las verdades ocultas, no creo que os guste.

Mar de árboles

Drama
6.3

Un estadounidense (McConaughey) y un japonés (Watanabe) se conocen en el tristemente famoso "bosque del suicidio", un lugar al que la gente va para quitarse la vida. Tras entablar conversación, abandonan sus proyectos de suicidio y juntos emprenden un viaje a través del bosque. The Sea of Trees Mar de árboles Critica: Es entendible que luego de su visionado se puede llegar a la conclusión que en esta película no hay términos medios, o bien te puede parecer interesante o aburrido. Una de las pruebas de lo ya dicho son las duras críticas que recibió Gus Van Sant durante el estreno en Cannes en el 2015. Particularmente considero que es una buena película después de todo, a pesar del lento desarrollo de la trama, la película va de menos a más, con un final conmovedor luego de haber caminado junto al protagonista entre tanta oscuridad. La película no trata sobre el bosque Aokigahara (que es cierto y en realidad si existe), ni tampoco es un sucio y barato melodrama de autoayuda, si no es algo más que eso, es un largo camino de expiación y una muestra que si existen las segundas oportunidades. La depresión y el suicido solo fueron temas secundarios y medios para presentarnos una historia desgarradora y esperanzadora. Si alguna vez te ha pasado la remota idea de terminar con tu vida, te recomiendo ver esta película y luego evalúes lo que has pensado. Mar de árboles Desde nada más salir esta película me fijé en ella, había algo en su póster y en su argumento que me llamaba la atención. Pensé: todas las críticas negativas seguro que son inmerecidas, al igual que ya le había pasado a Matthew McConaughey con otra película en el mismo festival, 'El chico del periódico', una gran película vapuleada sin piedad. Llegado el momento de disfrutarla me encuentro con que no logra capturar mi interés, algunos planos interesantes, pero poco ritmo y ausencia total de guión. Cuando los dos personajes principales se encuentran la interacción que se produce entre ellos no demasiado juego, me provoca indiferencia. Luego sí que hay un monólogo interesante del estadounidense en el que habla respecto a lo vivido con su mujer pero salvo eso el aburrimiento está presente cuando la acción transcurre en el bosque. Porque la linea narrativa no es lineal sino que cuenta, de manera paralela dos historias, de vez en cuando el relato de la actualidad se corta para dar paso a un episodio de la vida conyugal del personaje de Matthew McConaughey junto a Naomi Watts. Mar de árboles Cuando aparecía Naomi Watts la película cobraba interés. No solo por su belleza sino porque su personaje también me resultaba atractivo. Con razón que lo único que me ha interesado de la parte del bosque era cuando se estaba hablando de ella de manera exhaustiva. A Matthew McConaughey le prefiero en 'El lobo de Wall Street'. o en la mencionada 'El chico del periódico'. Mar de árboles