La historia sin fin

7.2
Bastián Baltasar Bux es un niño de once años que descubre en una antigua librería un libro titulado “La historia interminable”, el cual posee poderes mágicos. Esa magia hace que el mismo Bastián se convierta en un héroe de esa historia que parece no terminarse nunca, en la que se unirá a Atreyu, otro niño, con el objetivo de salvar al mundo de fantasía.Escondido en el desván de su colegio, Bastián devora durante las horas de clase este enigmático libro, que relata la destrucción de todo un mundo lleno de fantasía. Una especie de "Nada" misteriosa destruye todo el país y a todas las criaturas que lo habitan. A medida que avanza en su lectura, Bastián se da cuenta de que la salvación de Fantasía depende de él; de que consiga entrar en el libro.La historia sin fin Critica: Vale, vista desde la óptica actual, en la que el uso de ordenadores de última tecnología es algo cada vez más habitual (aunque nunca necesario) en el cine, esta película puede resultar ingenua, e incluso cutre. Puede que no sea bien valorada por alguien que pertenezca a otra época, pero está claro que para los que hemos nacido, o nos hemos criado, en los ochenta, La Historia Interminable pertenece a esas películas que nos acompañaron en nuestra niñez, y más tarde en nuestra juventud, como Los Goonies o Dentro del Laberinto. Creo que todos quisimos ser Atreyu alguna vez, y yo, personalmente, ahora, que (lamentablemente) me he convertido en un adulto y veo esta película, recuerdo cómo temblaba de los nervios cuando la Nada se apoderaba del reino de Fantasía, o cómo lloraba cuando Atreyu perdía a Ártax en las arenas movedizas, o el odio que le tenía a esos cabroncetes que se metían con Bastian. Y cuando me acuerdo de esas cosas me pregunto si ahora sería la misma persona en el cLa historia sin finaso de que, en vez de este tipo de películas, hubiera tenido que crecer con cosas como Spy Kids, Un Canguro Superduro o abortos de ese estilo... Qué duro lo tienen los niños de hoy en día.La historia sin finLa historia sin fin
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 06/04/2021 1.66 GB 329 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Pandillas de Nueva York

Crimen Drama Historia
7.3

New York City, 1863. Antes de la ciudad que conocemos hoy, llena de riqueza, poder y sueños infinitos, New York era un lugar diferente, una ciudad naciente donde el deseo por una vida mejor enfurecía a su gente y generaba violencia en las calles. Mientras la superviviencia del país se debatía en la Guerra Civil, un vasto y peligroso grupo de personas crecía en el bajo mundo. Pero en la joven y naciente ciudad, llegaba el momento de luchar contra los despiadados, contra la intolerancia y el miedo. Había llegado el momento del extraordinario valor de aquellos que impulsaron al borde de la lucha la libertad de futuras generaciones. Pandillas de Nueva York Critica: Martin Scorsese leyó por primera vez la novela de 'Gangs of New York' de Herbert Asbury en 1970. Tenía sólo 27 años, pero ya desde entonces se dio cuenta de que esa novela podría convertirse en película. Dicha novela contaba cómo eran las bandas que vivían en Nueva York a mediados del siglo XIX. Aquellas bandas fueron esenciales en la creación de una de las ciudades más importantes del mundo. Scorsese tardó más de 30 años en reunir el tiempo y el dinero necesarios para rodar 'Gangs of New York', una superproducción donde se mezclan el amor, el honor y la lucha de clases. Scorsese tardó mucho en elegir el reparto definitivo. El único que estaba confirmado desde el principio era Leonardo DiCaprio, que interpreta a un hombre en busca de venganza. El papel de William Cutting, "Bill el carnicero", iba a ser para Robert De Niro, pero él dijo que no, y acabó en manos del portentoso Daniel Day-Lewis, que realiza una interpretación soberbia. La chica de la película corre a cuenta de Cameron Diaz, la mejor ratera de Five Points. La historia se concentra en esos cinco puntos, o lo que es lo mismo, en el cruce de unas calles del sur. En el siglo XIX era una de las zonas más pobres de Nueva York, pero con el tiempo se convertiría en el corazón financiero de la ciudad, nada más y nada menos que en Manhattan. Scorsese quiso mantener el rigor histórico en todo momento sin olvidar que estaba rodando una película para Hollywood. La primera versión de la película duraba tres horas y veinte minutos. El público que la vio en los pases de prueba dijo que era demasiado larga, un poco confusa y que le faltaba más romance, así que Scorsese se puso manos a la obra y tuvo que hacer algunos cambios, recortándola hasta las dos horas y media. Después, la crítica postuló que era uno de los largometrajes visualmente más deslumbrantes de los últimos años. El filme consiguió diez nominaciones a los Oscar. Sin embargo, en los premios de la Academia de 2003, la gran triunfadora fue el musical 'Chicago', quedándose 'Gangs of New York' con las manos completamente vacías.

Buenos muchachos

Crimen Drama
8.4

Henry, un niño de trece años de Brooklyn, vive fascinado con el mundo de los gángsters. Su sueño se hace realidad cuando entra a formar parte de la familia Pauline, dueña absoluta de la zona, que lo educan como un miembro más de la banda convirtiéndole en un destacado mafioso.Buenos muchachos Critica: Drama sobre la mafia neoyorquina realizado por Martin Scorsese (Flushing, NY, 17 de noviembre de 1942). El guión, elaborado a lo largo de dos años por Nicholas Pileggi y Martin Scorsese, adapta el libro “Wiseguy: Life in a Mafia Family”(1986) (“El presumido: la vida en una familia de la mafia”), de Nicholas Pileggi, basado en hechos y personajes reales y en vivencias personales. Se rueda en escenarios naturales de NY (Qeens, Staten Island, Manhattan, Long Island, Brooklyn…), Illinois (Chicago), New Jersey (Marlboro) y Florida (Tampa) y en platós de Kaufman Astoria Studios, con un presupuesto estimado (IMDb) de 15 millones de USD. Nominado a 6 Oscar, gana uno (actor de reparto, Pesci) y obtiene el León de plata de Venecia. Producida por Irving Winkler para la Warner Bros, se proyecta por primera vez en público en la Mostra de Venecia (Italia) a principios de septiembre de 1990. Buenos muchachos La acción dramática tiene lugar en NY y otras localidades de los EEUU (Chicago, Florida, New Jersey…), entre 1955 y 1985, durante unos 30 años. Henry Hill (Liotta), hijo de padre irlandés y madre italiana, desde la adolescencia siente admiración por la vida acomodada y holgada de los gángsters. Pronto deja los estudios para pasar a trabajar como chico de los recados de una familia mafiosa liderada por Paul Cicero (Sorvino). Colabora con sus compañeros James “Jimmy” Conway (De Niro) y Thomas “Tommy” De Vito (Pesci). Se casa con Karen (Bracco), una muchacha judía, con la que tiene 2 hijas. Henry es egoísta, inmaduro y mezquino. Tiene pocos estudios, carece de sentimientos de culpa y es inmune al remordimiento. Jimmy es frío y violento. Tommy es un psicópata peligroso y presumido. Buenos muchachos Henry Hill , protagonista de la historia, es el que hace las funciones de narrador. Explica los hechos en primera persona y desde su propio punto de vista, a la manera de una evocación nostálgica del pasado o como una confesión sin arrepentimiento. En unas pocas secuencias su esposa, Karen, se convierte en la narradora para explicar su propia historia. Hill y Karen añaden al relato comentarios subjetivos. El relato focaliza la atención en la vida cotidiana de un grupo mafioso de dimensiones intermedias, que somete a análisis como grupo organizado y jerarquizado. Lo presenta ligado a códigos de conducta anacrónicos y estrictos, con ambiciones económicas y de grupo (supervivencia, independencia, preeminencia, etc.) y con problemas de cohesión desde que los lazos familiares se ven sustituidos cada vez más por relaciones de utilidad e interés. Compone un retrato del grupo de delincuentes a partir del estudio de la vida diaria de los mismos. Presta atención a las relaciones interpersonales entre los miembros del grupo, los de éste y los de grupos afines o paralelos y otros. Explica los temores y la angustia que acompañan a los criminales, siempre sujetos a riesgos altos de condenas de prisión, venganzas sangrientas de los grupos afines y represalias inmisericordes por parte del propio grupo. Buenos muchachos

Frankenweenie

Animación Comedia Familia
6.8

De la mente del director Tim Burton ('Alicia en el país de las maravillas', 'La leyenda de Sleepy Hollow'), surge 'Frankenweenie', la tierna historia de un chico y su mascota. Cuando el pequeño perro Sparky fallece, Víctor (su amo y amigo) trata de usar diversas técnicas científicas para intentar revivir al animal, y traerlo de vuelta al mundo de los vivos, todo ello mediante algunos ajustes corporales. Aunque el chico intenta que nadie vea a su "monstruo", el perro Sparky consigue escapar, los amigos del colegio del niño, sus profesores e incluso todos sus vecinos sabrán que construir una nueva vida puede llegar a ser algo terrible y escalofriante. Frankenweenie Critica: La tierra rellenaba el hueco de una tumba cuya lápida e inscripción se estaban terminando de pulir… Tim Burton, algunos divisaban. La decepción de sus últimos trabajos parecía marcar la cita final en su lápida, pese a que incluso con la aparatosidad y artificio de sus obras más frustradas había recaudado lo suficiente para comprar todo el cementerio donde iba a ser enterrado. Todo estaba preparado. Todo… menos el cadáver… a la espera de confirmar la falta de pulso en “Frankenweenie”, su película terminal para ratificar el talento póstumo. Pero la vida parecía florecer cuando otros seguían echando arena, polvo y grava encima de su supuesto cadáver. Nadie ha filmado antes un largometraje en stop motion en blanco y negro, teniendo la posibilidad de realizarlo en color, y lanzándose al 3D. Nadie ha conseguido resarcirse gracias a la misma obra que causó su despido en el pasado y ser recibido con los brazos abiertos de su verdugo. Frankenweenie Burton ha rodado su personal “Ed Wood” animado, su nueva obra de culto desenterrando todo el cine fantástico clásico como si fuera el joven protagonista que hace sus propias películas, para buscar la pureza en la creación del cine. “Frankenweenie” nos trae de regreso a aquel chico de 26 años que hacía sus primeros cortos sin que el mundo alrededor entendiera sus experimentos. Entregada en una pasional y cadavérica bandeja de mortecina plata con una sentida reverencia a la figura de Vincent Price, proporcionada por Mr. Rzykruski, que nos revela el secreto del cine: en todo experimento el corazón también se considera una importante y vital variable. Mientras otros crean monstruos resucitando un pasado que murió hace tiempo, Burton al igual que Victor Frankenstien nos devuelve vida en estado puro y pura electricidad. “Frankenweenie” es la chispeante, vibrante y sentida emoción donde se utiliza New Holland y su letrero a lo Hollywood como campo de experiencias cinematográficas. Burton saca su guadaña para seccionar las partes del cine fantástico y de terror que le interesan y construir un monstruo lleno de espíritu. Las piezas encajan y se podría encumbrar una pila funeraria de referencias, amontonada sobre el talento propio del cineasta. Frankenweenie

Mi pobre angelito 2: Perdido en Nueva York

Aventura Comedia Crimen Familia
6.5

En plenas fiestas navideñas, el pequeño Kevin y su familia están a punto de coger un avión para disfrutar de unas pequeñas vacaciones, pero Kevin se equivoca y embarca en un avión que lo lleva a Nueva York, donde vuelve a encontrarse solo y desprotegido. Home Alone 2: Lost in New York Mi pobre angelito 2: Perdido en Nueva York Mi pobre angelito 2: Critica: Estamos ante una muy conseguida secuela del ya clásico “Solo en casa”, que aquí, auque formalmente se repitan los mismos elementos que la anterior, aquí se introducen algunas innovaciones que hacen de esta película distinta a la anterior. Fundamentalmente estamos ante una película entretenida y trasmisora de buenos valores como; la grandeza de la familia, la unión, la amistad, la esperanza, el amor al prójimo, la caridad, el echar de menos... Nueva York Es muy interesante que cada personaje secundario tiene un valor y un sentido y que hacen que el protagonista vaya descubriendo lo esencial de la vida. Por ejemplo a mi siempre me ha conmovido la vagabunda de la paloma, seguramente una mujer que amó demasiado y tras una decepción dejó de confiar en las personas, dejó de creer que, aunque con heridas en el alma, es posible amar otra vez. O también el personaje de Duncan, el dueño de la juguetería, una persona humilde, que en pleno “agosto” de las jugueterías como es en Navidad, dona todo el dineral de esa jornada a un orfanato. Nueva York Es una película que yo no diría destinada únicamente a un público infantil-juvenil, sino a todos, porque todos nos vemos reflejados de alguna manera en alguno de esos personajes sabiamente construidos. Es una película emotiva, que cree y anima a la esperanza y que intenta recuperar el verdadero sentido de la Navidad, ya que aquí en muy último lugar aparece el consumismo y los regalos. Y es una película que nos hace caer en la cuenta de que cuando echamos de menos a alguien es darnos cuenta de cuanto significan en nuestras vidas esas personas a las que queremos... Nueva York

Foxcatcher

Drama Suspense
6.6

Cuando Mark Schultz (Channing Tatum), medallista de oro olímpico, es invitado por el rico heredero John du Pont (Steve Carell) para instalarse en su magnífica residencia familiar y ayudarle a crear un campo de entrenamiento de alto nivel, con el fin de preparar un equipo para los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988, Schultz dice que sí inmediatamente. Allí espera tener la posibilidad de concentrarse en su entrenamiento y dejar de quedar siempre detrás de su hermano Dave (Mark Ruffalo). Foxcatcher Critica: A priori, parece que en Foxcatcher nos vamos a encontrar con el típico biopic de deportes, de estos que rulan mucho en las temporadas de premios, pero en mi opinión, aquí el wrestling es algo secundario y los que realmente importan son los conflictos entre los personajes. Por un lado tenemos a Mark Schultz (Channing Tatum), un ganador olímpico que busca volver a ganar para dejar de vivir a la sombra de su hermano; por otro, a Dave Schultz (Mark Ruffalo), padre de familia y el hermano mayor que crió a Mark, que le apoya, le entrena y se preocupa por él; y por otro, a John du Pont (Steve Carell), un multimillonario patriota, excéntrico y, para mí, el personaje que realmente cimienta la película, aunque técnicamente no sea el protagonista. Tal y como yo lo veo, Foxcatcher utiliza la competición de lucha como telón de fondo para profundizar en las obsesiones y miedos de John du Pont, un hombre inseguro, ineficaz, triste e inestable que busca la aprobación de una madre exigente y contribuir a la grandeza de su país para sentirse útil. Mark es el que más minutos tiene en pantalla, sí, pero es la obsesión de du Pont la que desencadena la mayoría de los sucesos de la película, desde su inicio hasta su desenlace, del que hablaré un poco en la sección spoilers. Foxcatcher Con esta premisa, la película funciona gracias a tres interpretaciones geniales: cabe mencionar primero al irreconocible (gracias a un estupendo maquillaje) y muy, muy, muy perturbador Steve Carell en un papel que supone un enorme punto de inflexión en su carrera. Olvidad al jefe odioso de The office y al simplón de Virgen a los 40. Foxcatcher no es una comedia, es un producto dramático con una atmósfera sucia, enrarecida, tensa y extrañamente incómoda, y buena parte de ello se debe a la interpretación de Carell. Por si fuera poco, sus dos compañeros de reparto saben estar a su altura: Tatum demuestra bastante instinto al saber equilibrar la intensidad y la contención según lo requiera la escena, mientras que Ruffalo es tremendamente natural en su papel de hermano cariñoso y protector. Para mí, son ellos tres los que convierten una película interesante en una película buena. La fotografía, por su parte, está llevada con mucha inteligencia y contribuye enormemente a crear la tensión necesaria. Foxcatcher

Transformers: La era de la extinción

Acción Aventura Ciencia ficción
5.8

Han pasado 4 años desde la tragedia de Chicago y la humanidad sigue reparando los destrozos, pero tanto los Autobots como los Decepticons han desaparecido de la faz de la Tierra. Ahora el Gobierno de los Estados Unidos está utilizando la tecnología rescatada en el asedio de Chicago para desarrollar sus propios Transformers. Al frente del proyecto está Joshua Joyce (Stanley Tucci), un arrogante diseñador que piensa que los Autobots son "basura tecnológica" y se cree capaz de fabricar unos robots infinitamente más avanzados. Mientras tanto, Cade Yeager (Mark Wahlberg), un mécánico inventor, encuentra un Marmon semi-trailer. Al intentar repararlo, descubre que el camión no solo era un Transformer, sino también el mismísimo Optimus Prime, líder de los Autobots. Lo que Cade ignora son las consecuencias que pueden derivarse de este hallazgo. Transformers: Age of Extinction Transformers 4 La era Critica: Michael Bay, con la estimable excepción de 'Dolor y dinero' (2013), lleva entregado a la causa robótica-alienígena desde el año 2007, cuando su notable 'Transformers' llegó a nuestras pantallas para ofrecernos un espectáculo mayúsculo y desbordante condenado a aglutinar tantos fans como detractores. La razón para tan radical división de opiniones se encuentra en su sentido del exceso, capaz tanto de fascinar y provocar el fenómeno de los ojos-como-platos como de hacer estallar las retinas y los tímpanos del espectador que no comulgue con su desmesurada propuesta. No fueron pocos los que consideraron aquella película como la mejor de su director, sino que incluso para el que esto escribe confirmaba a un autor del blockbuster con un estilo propio altamente marcado. Sí, han leído bien: Bay es, para bien o para mal, un autor, ultra-comercial y millonario, sí, pero sin que eso sea óbice para establecer un discurso autoral, al menos en el plano estilístico, que logra sublimar la tontería para convertirla en un activo más de la saga. Ese desenfreno megalómano y destructor se vio incrementado en dos secuelas que, aunque inferiores, aún poseían las virtudes que permitían al espectador ser benévolo con los tics menos agraciados de Michael Bay. Pese a todo, en 'Transformers: El lado oscuro de la luna' (2011) comenzaba a vislumbrarse una cierta reiteración, casi insensata, de unas maneras y formas que ya no contaban con el factor sorpresa y que se atropellaban las unas a las otras, rebajando las aspiraciones lúdicas de una saga que comenzaba a dar un ligera sensación de fatiga al aficionado (el opositor ya se había pegado un tiro, directamente). Transformers La era En 'Transformers: La era de la extinción' (2014), reboot y secuela al mismo tiempo que nos sitúa años después de lo acontecido en la tercera entrega y donde los Autobots son perseguidos al igual que los Decepticons por considerarse una amenaza para el ser humano, todo lo que era estilo, humor y espectacularidad ha sido sustituido por redundancia, desmesura y risibilidad. Donde antes estaba el carismático Shia LaBeouf ahora tenemos a Mark Wahlberg haciendo de Mark Wahlberg una vez más, y del sano cachondeo que desprendía el siempre acertado John Turturro se ha pasado a un Stanley Tucci brioso pero desubicado. El resto del reparto no son más que figuras recortadas en el atardecer, cuando se pone intensa, o meras presencias accesorias de una trama demasiado abultada, testigos del apocalipsis con tanta incertidumbre como el propio espectador. Curiosamente, en una triste paradoja, es la película con mayor peso del llamémoslo factor humano de cuantas ha hecho Bay para la saga, y sin embargo es la primera en la que el destino de los personajes resulta irrelevante. Es tal la lujuria por el espectáculo y la destrucción que ha esclavizado todo lo que le rodea, convirtiendo a la cinta en la hipérbole de la hipérbole de la hipérbole, donde el desmedido amor (de bakala) de Bay por su criatura le ha cegado, impidiéndole ver sus defectos o saber cuándo parar la máquina, una sombra de sí misma rendida al paroxismo más primitivo. Cada nueva cinta de 'Transformers' ha ido aumentando su duración y rebajando su carisma, pero con la cuarta se ha alcanzado finalmente ese estatus de producto para masas que lejos de innovar y alcanzar nuevas cotas en su propio universo, se conforma con dar gato por liebre al fan, algo inédito en la saga. Transformers La era