Los locos Addams 2

7.1
Los Addams se enredan en aventuras más locas y se ven envueltos en divertidos enfrentamientos con todo tipo de personajes desprevenidos.Los locos Addams 2 Critica: Una de las familias más queridas en la historia del cine y la televisión son The Family Addams. Con sus buenas décadas a su haber, siguen siendo entretenidos, cada vez que vuelven a la gran pantalla.Los locos Addams 2 En su secuela animada que nos trae MGM, volvemos a disfrutar de esta excéntrica familia en una historia bastante familiar, pero que no deja de lado lo aterrador y extravagante que significa la familia Addams. Seguimos entreteniéndonos con las aventuras que nos ofrece esta familia, en una road trip animada, nos enfrentamos a una película disfrutable tanto para adultos como los más pequeños, aunque sin duda los que más disfrutarán serán los pequeños. Los adultos también podemos entretenernos con ella, en especial cuando se alimenta de esa sustancia extravagante y sórdida que significa los Addams, sin embargo, la esencia es una película para los más pequeños y su acento familiar.Los locos Addams 2 He disfrutado de la versión en inglés y el trabajo de voces vuelve a destacar con su reparto. Oscar Isaac, Charlize Theron, Chloë Grace Moretz y Javon 'Wanna' Walton, se lucen prestando su voz y dando vida a la familia. Una película de encontrarse, una historia que hemos visto muchas veces en la gran pantalla, pero que se disfruta y te mantiene pendiente en todo momento. Cuenta con unos gags muy bien logrados, en especial aquel que viene por parte de Largo.Los locos Addams 2 Entretención para grandes y chicos en una película absolutamente familiar que vale la pena ver en un fin de semana sin mayores tapujos.Los locos Addams 2
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 03/10/2021 2.28 GB 683 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Nivel intrépido

Animación Comedia
7.3

Un joven gamer debe convertirse en canguro a tiempo completo cuando su videojuego favorito deja a tres niños pequeños con superpoderes en su jardín. Nivel intrépido Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Un gran dinosaurio

Animación Aventura Familia
6.7

¿Qué hubiera pasado si el asteroide que cambió para siempre la vida en la Tierra no hubiese impactado en nuestro planeta? ¿Qué pasaría si los dinosaurios gigantes nunca se hubiesen extinguido? El viaje de Arlo nos traslada a un mundo donde el asteroide que terminó de forma dramática con los dinosaurios, pasa de largo. La consecuencia de este colosal cambio es que ahora los dinosaurios y los humanos tienen que vivir juntos en la Tierra. The Good Dinosaur Un gran dinosaurio Critica: Vaya por delante que me declaro inocente del cargo de 'odiar' a Pixar; más aún, me considero un férreo defensor de uno de los mejores estudios de animación de la historia del cine, responsable de media docena de películas capitales entre las que se incluyen "Los increíbles", "Ratatouille", "Wall-E" o la trilogía "Toy Story". La más reciente "Del revés" me hizo vibrar en la butaca como llevaba tiempo sin sucederme, gracias a un magnético trabajo a nivel de diseño y una enorme inteligencia en el guión. Por tanto, cuando me senté frente a la pantalla grande para ver "El viaje de Arlo", no podía estar más predispuesto a dejarme llevar y a que Pixar volviera a introducirme en otro mundo, otro planeta. En cierto modo lo hizo: me mostró la cara menos inspirada de la compañía, una hecha de retales, de ideas recicladas, ocultadas bajo una tecnología deslumbrante. Me encontré, en definitiva, con la peor película que ha salido de la compañía del flexo. Un gran dinosaurio No es que "El viaje de Arlo" sea mala, simplemente es del montón, una película tan desprovista de alma como de inventiva, que parte de una premisa excelente (¿qué habría ocurrido si los dinosaurios hubieran sobrevivido al meteorito? ¿cómo habría evolucionado la Tierra en 65 millones de años?) para al final centrarse en un viaje (como nos recalca su título español, no así el inglés, "The Good Dinosaur") de dos personajes que comienzan con una rivalidad y terminan por ser amigos. Arlo, el más joven de una familia de diplodocus, resulta ser además el 'patito feo' de la familia y su construcción como protagonista es tirando a vaga; por su parte está Spot, un joven humano que tiene más capas de interés pero cuya representación en el film es, ni más ni menos, que la de un Stitch de carne y hueso (actúa como un perro, incluso) hasta el punto de que el conflicto sobre el que orbita su presencia es la familia... exacto, la 'ohana' del alienígena del film de Chris Sanders. Las coincidencias argumentales se amplían a "El rey león", de la que bebe en no pocas situaciones (algunas, calcadas), o "El valle encantado", y no es una relación que saque sólo de la presencia de los dinosaurios. Un gran dinosaurio

El lobo de Wall Street

Comedia Crimen Drama
8

Película basada en hechos reales del corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort. A mediados de los años 80, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto en la agencia de valores aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambicioso y ganar una buena comisión. Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de "El lobo de Wall Street". Dinero. Poder. Mujeres. Drogas. Las tentaciones abundaban y el temor a la ley era irrelevante. Jordan y su manada de lobos consideraban que la discreción era una cualidad anticuada; nunca se conformaban con lo que tenían. The Wolf of Wall Street El lobo Critica: Salí del cine profundamente decepcionado…, qué pena que el público y los amigos de F. A. se conforme con tan poco, (¡tiene un promedio casi de ocho!), me pregunto a los que la califican con un 8, 9, o un 10, ¿Qué entienden ellos por cine? Si para ellos un “Peliculón” como suelen decir… es una catarata de gratuitas palabras soeces, chistes de brocha gorda, sexo explicito y zafio, gags vulgares prolongados hasta la extenuación, imágenes efectistas y patéticas, personajes esperpénticos y disparatados en el peor sentido de la palabra, buscando la risa fácil, eso en mi opinión no es cine ni comedia ni nada, es menospreciar la inteligencia del espectador. El lobo La película se alarga innecesariamente (quizá para justificar el presupuesto) para repetirse constantemente, en las soflamas histriónicas populacheras y casposas de un grotesco, sobreactuado y mal dirigido Leonardo Di Caprio, que me recordaba al peor Jim Carrey de “Mentiroso compulsivo”. Scorsese se empecina en repetir el mismo mensaje, como si el espectador fuera tan estúpido que no lo capta a la primera, con lo que después de la primera hora comienza el sopor, el aburrimiento, porque la historia no avanza, se repiten constantemente las gamberradas absurdas y delirantes en la oficina, donde los “brokers” son una panda de energúmenos que se dedican a competir ante el impresentable Jordan Belfort, a ver quien hace la gamberrada más abominable. El lobo Scorsese se sirve de la biografía de este indecente personaje, que es Jordan, y creo que pretende parodiar al capitalismo voraz, cosa muy loable si lo hiciera abordando la cuestión con un mínimo de rigor. Pero los personajes son planos, sin consistencia psicológica, son como marionetas estereotipadas y previsibles, cuesta mucho la empatía con ellos, todo el tiempo ebrios, haciendo orgías, tomando drogas de todo tipo y rodeados de prostitutas de todo pelaje, yo no veo en los personajes una evolución moral creíble, todo está llevado a un exceso que llega a fatigar y asquear. El lobo Al igual que Jordan Belfort vende humo con sus bonos basura a sus clientes, mientras se queda grandes comisiones, creyéndose un tipo listo por embaucar a gente sencilla y poco preparada para los tiempos que corren, Scorsese nos vende este engendro, indigno de su status artístico, manufacturado al gusto del público actual que acude a las salas ávido en devorar imágenes impactantes y obscenas de personajes impúdicos, relatos abyectos que denigran la inteligencia del espectador y que con su complacencia propicia un futuro desolador. Llámenlo como quieran pero eso no es cine. El lobo

Boo! A Madea Halloween

Comedia Drama Terror
5.4

Nueva aventura de la abuela Madea. Esta vez terminará en medio de un caos al pasar un Halloween en el que tendrá que defenderse de asesinos, fantasmas, demonios y zombis mientras que vigila cómo se comportan los adolescentes. Boo! A Madea Halloween Critica: Hay humor de muchas clases; más físico otros que se centran más en lo absurdo o en los diálogos pero este tipo de humor de Tyler Perry creo que se centra más en una mujer siendo ella misma diciendo cosas. Que no es que no me guste ese humor pero es que este en particular es aburrido, a mí personalmente no me hacía reír. Aparte de esto tenemos la película en sí, casi dos horas de nada, ni de comedia ni de terror, en fin, no entiendo a quién puede gustar esto, imagino que a afroamericanos que se sientan identificados pero después de esta experiencia no creo que vuelva a repetir porque eso de pasar calorcito mientras ves una película del aburrimiento como que no me va en absoluto. El presupuesto también ayuda bastante a matar el poco espíritu de la película porque es bastante bajo, las actuaciones también son malillas. En algunas escenas se nota que dicen las palabras como memorizadas, no les sale fluido. Total, es un horror y yo después de la hora y diez minutos aproximadamente no vi más, un dos porque ni siquiera quieres saber cómo termina, la quitas y punto. Para que se hagan una idea, en un famoso sitio de agregación de críticas tiene un treinta de cien que quiere decir que las críticas profesionales, no las de usuarios, son generalmente negativas. Y en la tomatá tiene un veintiún por ciento de cien o sea podrido total.

Dragon Nest: Guerrero del amanecer

Animación Fantasía
7.3

La tierra de Altera ha observado una paz precaria desde hace años entre los humanos, elfos y bestias malas que son leales al legendario Dragón Negro. Pero éste sale de su hibernación, por lo que las bestias que marchan a través de Altera. Con una conquista peligrosamente cerca, un pequeño grupo de humanos y elfos se unen para tratar de encontrar un camino oculto secreto en la cueva del Dragón Negro para destruirlo. Pero el destino de todos ellos puede estar en las manos del joven guerrero Lambert, quien debe reunir la confianza y la habilidad necesaria para enfrentar al propio Dragón justo cuando todo esta a punto de perderse. Dragon Nest Critica: La trama avanza a toda máquina sin dejar tiempo a disfrutar de lo que podría haber ofrecido en otro caso. Aún así, la historia es tan genérica y similar a la de cualquier videojuego RPG japonés que te hará recordar a más de uno. Argumentalmente pobre y predecible, pero creo que eso se ve venir con tan solo ver el trailer. Si eres amante de los videojuegos rápidamente reconocerás los roles de los personajes, tan típicos como siempre: el mago, el guerrero, la arquera elfa... Puede que sea tan simplón que alguien que no esté dispuesto a obviar el reparto tan superficial de caracteres se sienta abrumado por tanta simpleza. Dragon Nest Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Dragon Nest: Warriors' Dawn Dragon Nest Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Dragon Nest

Algo azul

Comedia

Ana trabaja como coordinadora de eventos de un glamoroso hotel, y está ahorrando para pagar su boda. Su vestido de novia termina destrozado justo el día en que, finalmente, ha recaudado el dinero para pagarlo, por lo que debe encontrar una solución.Algo azul Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Algo azul