Matando Cabos 2: La máscara del Máscara

8.6
Ante la inesperada muerte de su padre separado -El Máscara- y el posterior robo de su preciosa máscara, Rubén -Mascarita- se verá confrontado con su pasado. Junto a su invencible guardaespaldas Tony "El Caníbal" y, un aliado inesperado, sólo tendrá un día para recuperarlo y hacer las paces con la memoria de su padre.Matando Cabos 2: La máscara del Máscara Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Matando Cabos 2: La máscara del Máscara
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 03/10/2021 1.66 GB 58 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

S.W.A.T

Acción Bélica Crimen

Una Unidad de Fuerzas Especiales ha organizado una serie de ejercicios de combate para seleccionar a los candidatos que van a representar a China en una competición internacional. Hasta que un día reciben una misión secreta.S.W.A.T Critica: No sabía demasiado de esta producción China, aparte de que trata sobre un grupo de élite de policías que luchar contra el narcotráfico y de que cuenta con la presencia del siempre genial Robert Knepper (T-Bag de Prison Break, para los amigos). Esos dos elementos y su curioso tráiler (donde están algunos de los mejores momentos del film) me animaron a visionar la película. Craso error. Y es que estamos ante una caótica producción sin sentido alguno, que juega a querer ser un blockbuster hollywoodiense pero que se queda en tierra de nadie por una serie de elementos que repasaremos a continuación, porque algunos de ellos no tienen razón de ser y claman al cielo. La dirección quiere ser impresionante y efectiva, pero los movimientos de cámara son toscos, con momentos que quieren emular a los videojuegos de Call of Duty, y donde solamente se pueden rescatar un par de escenas (una en un edificio y el clímax, y ninguna de las dos son para tirar cohetes). La verdad es que se nota un intento desesperado por ofrecer una cinta de acción que esté a la altura de Michael Bay o John Woo, con instantes donde se pretende plagiar (sin pudor alguno) sus estilos, siendo un producto de low cost al que se le ven las costuras. Ya sabéis lo que dicen de las comparaciones... Juegan en distintas ligas. Es curioso que el mismo director sea también el guionista, dejando patente que una de las dos cosas se le da peor que la otra, pero como ambas son tan caóticas sigo sin tenerlo claro, ya que la trama de la película brilla por su ausencia, siendo una constante batalla de gallos (con pruebas por equipos en casi la mitad de su metraje...) entre dos equipos rivales de agentes para ver quién la tiene más grande, y en donde no hay nada digno de mención.

Jane tomó las armas

Acción Drama Western
5.6

La joven Jane está casada con uno de los tipos más peligrosos del Oeste. Un día su marido regresa a casa con 8 heridas de bala. La banda del cruel Bishop lo ha acribillado. Sobrevive, pero sabe que es cuestión de tiempo que Bishop y sus chicos vengan a rematar la faena. Jane decidirá no esperar a que venga e ir directamente a por ellos. Con la ayuda de un enemigo acérrimo de su marido, un hombre enamorado de ella, Jane irá a enfrentarse la banda de delincuentes. Jane Got A Gun Jane Critica: Llevamos haciendo esta pregunta más de 30 años, más o menos el mismo tiempo que llevamos preguntando si la novela ha muerto, o si el teatro ha muerto. Quiero creer que cuando lanzamos esta pregunta al aire estamos pensando en la época dorada del género, es decir, mediados del siglo pasado. Si es así, la respuesta es sí, el western ha muerto. Por lo menos, ese tipo de western. Obviamente ya no se hacen esas películas del oeste que dirigía Ford, Mann, Hawks, Walsh…básicamente porque era otra época, otro estilo de producción, en definitiva, eran unos condicionantes totalmente distintos a los actuales. Sin embargo se siguen haciendo películas que se encuadran en ese género, algunas de calidad, en cuyo caso la respuesta sería no. No ha muerto el western. Inevitablemente me viene a la cabeza mi adorado Tarantino y su maravillosa “Los Odiosos ocho”, pero lo cierto es que ni la producción es tan abundante como lo fue en su época dorada, ni la calidad es tan buena salvo algunas honrosas excepciones. Jane “La venganza de Jane”, en mi opinión, no es una honrosa excepción, lo cual me genera dos problemas muy gordos, uno como espectador y otro como redactor. Como espectador, el problema que me genera es que me aburrí soberanamente. La película dirigida por Gavin O¨Connor (“Warrior”, “Cuestión de honor”, “El milagro”) tiene una historia muy plana que avanza con una lentitud exasperante y que unos innecesarios flashbacks aún ralentiza más. Como redactor, el problema que me genera es que ya está todo dicho y el jefe me exige un mínimo de extensión en el texto, así que hablando de planas, tengo que decirles que el grupo de ruidosas veinteañeras que compartían fila conmigo en el cine no lo eran para nada, aunque eso es anecdótico e irrelevante para lo que les quería contar. Durante todo el año estamos suspirando porque la gente vaya al cine, porque crezca el número de espectadores, porque las taquillas reflejen cuantiosos beneficios que salvaguarden el futuro de la industria, pero va siendo hora de que exijamos respeto y educación en el público. La mayoría de los que estábamos en la sala sabíamos que “La venganza de Jane” estaba protagonizada por Natalie Portman y los que no lo supieran lo vieron en los créditos iniciales o la reconocieron en cuanto apareció en pantalla. Jane

Sansón

Acción Aventura Drama
5.5

Elegido. Traicionado. Redimido. “Sansón” se basa en la poderosa epopeya bíblica de un hombre elegido por Dios para liberar a Israel. Su fuerza sobrenatural y sus audaces decisiones lo enfrentaron enseguida contra el fiero imperio filisteo. Un viaje de pasión, traición y redención, que nos recuerda que los fracasos no determinan nuestro futuro. Sansón Critica: Aplaudo a los distribuidores españoles de Sansón porqué me consta su esfuerzo en traer a España cine con valores o religioso a pesar de las dificultades económicas que este género conlleva en taquilla. Se que trabajan y arriesgan y algunas veces les va bien (BELLA, LO QUE DE VERDAD IMPORTA) y otras no cubren siquiera gastos. Ese deseo de promover valores me hace tratar siempre con cariño sus películas tanto aquí como en los programas de radio en los que trabajo...pero esta vez no puedo y he esperada a hacer este comentario hasta que ha salido casi de cartel por no perjudicar lo más mínimo. Me explico. Sansón es mala y comete el mismo pecado que casi todas las películas cristianas evangélicas que se hacen: ponen dinero pero no tienen talento. No saben hacer cine. Aburren y en esta ocasión hasta ofenden con unos actores de lo peor, unos decorados de cartón piedra de segunda, un maquillaje de tercera y unos efectos de cuarta. Y, para colmo, se han gastado una pasta en hacerla y han contado con el concurso de un par de actores con cierto currículum que ponen cara de ¿que hago yo aquí? Uno lee la Biblia en Jueces del capítulo 13 al 16 y conoce la historia de Sansón. Uno ve la película de Macdonald y, a pesar de su narración final, piensa que están contándonos una de romanos (a pesar de ser filisteos los malos) o de los egipcios de Moisés. Dos directores figuran para llevar a cabo la cosa pero, a pesar de ellos, los figurantes dan verdadera risa y las escenas finales las podría haber hecho yo de adolescente con un exin castillos y una cámara de super 8. ¿Se puede sacar algo bueno de ella? Pues la verdad es que yo solo puedo aplaudir el tesón de los distribuidores y darles un abrazo espiritual porque, mucho me temo, comercialmente habrá sido un fiasco...y lo lamento. Porque, por si fuera poco, los productores americanos no cuidan sus productos y semanas antes de su estreno en España ya estaba pirateada y circulando por internet. Triste.

Não Se Aceitam Devoluções

Comedia
6.6

Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Não Se Aceitam Devoluções

El príncipe de Egipto

Animación Aventura Drama Familia
7.2

En Egipto, hace miles de años, el faraón Seti ordena el ahogamiento de todos los bebés judíos. Una madre desesperada coloca a su bebé en una cesta río abajo y deja que Dios la guíe hasta la orilla en donde será hallada por la reina y el bebé, Moisés, criado como hermano del heredero al trono, Ramsés. Años después los hermanos se distanciarán por el descubrimiento de los orígenes hebreos de Moisés.El príncipe de Egipto Critica: Normalmente Dreamworks hacía películas bastante mas adultas que Disney. Y digo hacía porque ahora ya nadie hace películas para los nanos. Ni unos ni otros. Hasta al chiste mas tonto le encuentro un sentido oculto y no apropiado para párvulos. Eso por no hablar de argumentos cada vez mas complejos donde poner una bruja y una princesa ya no está de moda. Oye, y no me quejo, para mi mejor. Que los crios no encuentren animación para ellos, es otro tema. Al fin y al cabo las productoras se forran tanto o más que antes, porque a los mas pequeños se suman los mayores que son quienes verdaderamente disfrutan con el genero. Sherk está ahi y yo no lo inventé.El príncipe de Egipto Pero centrándome, hago esta introducción porque creo que El príncipe de Egipto fue la primera película de dibujos (junto con el Jorobado de Notre-Dame) de la que salí convencida que ni por asomo era para crios. No por tener violencia o algo así, (alguna escena desagradable hay pero sin importancia) sino por tratar temas que en mi opinión son demasiado complejos, sentimientos que, en muchas ocasiones, a los que ya llevamos tiempo recorrido nos cuesta explicar, racionalizar, o aceptar. Mas cositas sobre esto en el spoiler. El príncipe de Egipto es un absoluto festín del que no se puede separar la vista ni un momento. Con unas secuencias impresionantes, que casi parecen reales; unas escenas grandiosas; recreaciones de palacios, templos, desiertos, que dejan anonadado al pobre espectador que piensa que ha ido a ver una película chorra sobre la vida de Moises. La música es de las mejores que recuerdo en años. Nada que envidiarle a la Disney. Ni mucho menos. ¡Que vuelvan las canciones a las películas de animación si son como estas! Una historia bien adaptada, que refleja sin grandes complicaciones uno de los pilares de la fe judia y cristiana. Y por encima de todo, ¡personajes de verdad! ¡Reales! Ni malos, malísimos, ni buenos tontos.El príncipe de Egipto Absolutamente recomendable, eso sí: si ya has cumplido por lo menos los 14. Es una de mis favoritas.

Bronx

Acción Crimen Drama Suspense
5.9

Un policía leal, en el punto de mira de agentes corruptos y de belicosas bandas de Marsella, debe proteger a su brigada. Y se ocupará personalmente de la situación....Bronx Critica: Es la esencia del polar lo que sustenta la tensión narrativa en las películas del actor, guionista y director francés Olivier Marchal. La última, de título ‘Bronx’ y producida por Netflix, vuelve a adentrarse en un policíaco de contundente sequedad, con tipos rudos, dónde la trama principal queda supeditada a la gestión de los conflictos interiores y claves que zarandean el estado anímico de los protagonistas. Y por ello resulta paradójico que el retrato que se realiza de los mismos quede en gran medida incompleto. Todo ese torrente dramático que amenaza con explosionar, dando lugar a imprevisibles consecuencias, queda en meros fuegos artificiales, aderezados, eso sí, por un batiburrillo que va in crescendo conforme avanza el metraje. Lannick Gautry es un agente de la policía francesa que sentirá la necesidad de proteger a sus compañeros de brigada ante el fuego cruzado al que son sometidos por las corruptelas de algunos, las rivalidades que surgen entre bandas criminales y una operación policial fallida. Marchal mueve a sus actores a lomos de un guion enrevesado, difuminando el carácter ético o lícito de los propios actos. Un ejercicio de ambigüedad moral con la que alumbra un thriller que no pasa de discreto. No logra transmitir el turbio enfrentamiento entre buenos y malos de ‘Asuntos pendientes’, con Daniel Auteuil y Gérard Depardieu en un formidable juego de espejos. Ni la negra atmósfera de ‘Mr 73’. Tampoco ayudan unas interpretaciones un tanto sosas, muy alejadas del formidable ejercicio interpretativo de Gérard Lanvin en ‘Los Lioneses’. ‘Bronx’ se mueve bajo unos parámetros mucho más convencionales. Incluso las escuálidas escenas de acción por una Marsella con poco glamour me dejan frío, dado los antecedentes de su creador. En ese tira y afloja para desembarazarse de los clichés del género, Marchal apunta algunas maneras del reciente cine negro francés, pero no termina por apretar el gatillo. Un autor al que se le debe exigir mucho más......Bronx