Nocturno

6.1
Una pianista increíblemente habilidosoa realiza un trato con el diablo para tratar de superar a su hermana en una prestigiosa institución que forma a estudiantes de música clásica.Nocturno Critica: Primer largometraje del director de cortos como Ghosting (2016), que esta englobado en el proyecto Welcome to the Blumhouse en el que colaboran la productora Blumhouse (Dejame Salir, Insidious), con Amazon, y que esta protagonizado por Sydney Sweeney (Érase una Vez en... Holywood, 2019), y Madison Iseman (Jumanji: Bienvenidos a la Jungla, 2017). Un pianista increíblemente habilidoso realiza un trato con el diablo para tratar de superar a su hermana en una prestigiosa institución que forma a estudiantes de música clásica. La película parte de una idea bastante potente a la que se le podría haber sacado mucho más jugo de haber optado por un tono más terrorífico, en vez de esto, la película queda a medio camino entre una película de terror y un thriller de sobremesa. No obstante, Nocturno ofrece algunos momentos inquietantes sin necesidad de sobresaltos y unas actuaciones muy solventes (Sydney Sweeney resulta perturbadora) que mantienen en pie la propuesta aunque ésta no pase de la mediocridad. Nocturno no es una película descartable por completo y es una correcta ópera prima, con un tono arriesgado que no gustará a todo el mundo, y algunas partes que consiguen causar cierta indiferencia en el espectador.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 20/10/2020 1.98 GB 319 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Matar o morir

Acción Suspense Thriller
6.5

Riley North (Jennifer Garner) despierta de un coma y se entera de que su marido y su hija han sido brutalmente asesinados. Cuando años después el sistema que debe juzgar a los asesinos demuestra su fracaso, Riley decide tomarse la justicia por su mano. Matar o morir Critica: La más reciente película del realizador francés Pierre Morel es una reinterpretación a su mayor éxito, ‘Taken’, primera parte de la saga producida por Luc Besson a la que Liam Neeson supo sacar gran provecho, cuyo rol es interpretado ahora por Jennifer Garner, en una clara alusión a los tiempos que corren, tratando de empoderar al género femenino y sacar un poco de provecho de ello. Riley North (Jennifer Garner) llega tarde al festejo del cumpleaños de su pequeña hija Carly (Cailey Fleming), por cuestiones de trabajo, al llegar se entera que nadie acudió a la fiesta, tras una discusión con la madre de una compañera de la escuela de Carly, por lo que con su esposo Chris (Jeff Hephner), deciden levarla a una feria para festejarla y comer, pero justo antes de volver a casa, Chris y Carly mueren al ser atacados por los matones de un poderoso narcotraficante al que un compañero de Chris pretendía estafar. Riley también es alcanzada por las balas y cae en coma, pero al volver en sí consigue reconocer a los matones, pero por actos de corrupción y el miedo al que el narco llamado Diego García (Juan Pablo Raba) tiene sometido a las autoridades los dejan en libertad, Riley explota de ira y logra escapar, para reaparecer cinco años después en busca de venganza. Bajo la sombra de películas como la ya mencionada ‘Taken’, ‘John Wick’ o ‘Atomic Blonde’, ‘Peppermint’ es un rejunto de tópicos del cine de venganza narrada de manera poco prolija y con una innumerable cantidad de huecos en su guion, que se resiente en un relato desorganizado y con una gran cantidad de situaciones que violentan la poca lógica interna. El principal fallo de la película es que no permite al espectador crear algo de empatía con el personaje que interpreta Jennifer Garner, quien, tras vivir el momento traumático de la muerte de su familia, al siguiente plano reaparece como una suerte de Sarah Connor todopoderosa, quien elimina a todo el que se le ponga enfrente de la manera más simplona y casi sin problema alguno. La película se enfrenta a problemas de ritmo, y sobre todo de cohesión dentro de lo que se narra, abusando de los estereotipos y lugares comunes, dando como resultado una película fallida, ordinaria y poco emocionante, a excepción de los últimos 15-20 minutos que logran generar algo de tensión. https://tantocine.com/matar-o-morir-de-pierre-morel/

Sangre por sangre

Acción Crimen Drama Suspense
8.1

Tres primos crecen como hermanos en medio de la violencia de las bandas del este de Los Ángeles. Con el tiempo sus vidas siguen caminos muy diferentes: uno trabaja para la brigada antidroga de la Policía, otro cae en las redes de las brutales bandas de San Quintín y el tercero se deja arrastrar por el sórdido mundo de la drogadiccion. Pero el sentido del honor y sobre todo los lazos de sangre los mantendrán siempre unidos.Sangre por sangre Critica: Lo más sorprendente para mí es que esta película no se haya estrenado en cine y haya pasado a las estanterías polvorientas de los videoclubs o a ser grátamente descubierta por algún noctámbulo en la madrugada de alguna televisión privada.Sangre por sangreSangre por sangre "Blood in Blood Out" no es una película exclusíva para Latinos sino al contrario, una película sobre Latinos de verdad para el gran publico. Pero no se queda en aguas de borrajas y al igual que Scarface se convierte en una de las pelis grandes de este genero que son las pandillas, mafias, clanes, la raza, el barrio, la carcel, etc...... La historia parte del retrato de un clan y de una generación y comienza con la adolescencia marcada de tres personajes que despues de un hecho puntual sus vidas se ven mas marcadas aún y les separan por caminos diferentes: la carcel, las drogas, la reinserción en la policia. La película contiene jerga latina que te marca (carnalito, ese, yoú know that you´re my sangre, vatos locos, cholo, pinta, etcc....) y las mejores secuencias carcelarias vistas en la vida. Los actores no están mal del todo y nos podemos encontrar por aquí a Billy Bob Thorton, Dennis Leary o Danny Trejo. Si os gusto Scarface, Uno de los Nuestros, etc..........No te la pierdas por nada del mundoSangre por sangreSangre por sangre

Relic: Herencia maldita

Drama Misterio Suspense Terror
6.1

Una hija, una madre y una abuela son acosadas por un tipo de demencia que está consumiendo a la familia.Relic: Herencia maldita Critica: Desde pequeños nos inculcan que hay que tener miedo tanto a la muerte como al envejecimiento y las secuelas que este último produce: aparición de arrugas, pérdida de memoria y autonomía, sentidos mermados, dolores físicos, soledad… Todo eso lo experimentamos por primera vez a través de nuestros abuelos, quienes también ejercen de augurio de lo que le pasará a nuestros padres y a nosotros mismos cuando llegue el momento. En torno a este terror tan cotidiano orbita la ópera prima de la realizadora australiana Natalie Erika James, Relic, una película que se vale de los mecanismos del género de terror y del fantástico para crear un inmersivo drama psicológico.Relic: Herencia maldita *Madres e hijas En Relic, una mujer viaja junto a su hija hasta la aislada casa de su madre, una anciana que ha tenido un comportamiento errático en los últimos meses y que ahora ha desaparecido sin dejar rastro. Las tres generaciones de mujeres vivirán una serie de fenómenos extraños que afectan particularmente a la mayor de las tres. Se cuestionan la salud mental de esta última y qué es lo mejor para ella. La película luce una cuidada ambientación lúgubre, putrefacta y opresiva. Nos sumerge en una narración que, aunque en su tramo intermedio se sustenta demasiado en sucesos paranormales y efectismos, cobra todo el sentido en el desenlace, cuando se revela la auténtica naturaleza del mal que se cierne sobre esta familia.Relic: Herencia maldita

El padre que mueve montañas

Drama Suspense
6.1

Mircea, antiguo agente de Inteligencia, recibe la noticia de que su hijo se ha perdido en las montañas y viaja al lugar para encontrarlo. Después de días de búsqueda, Mircea reúne a su propio equipo de rescate, generando un conflicto con la patrulla local.El padre que mueve montañas Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.El padre que mueve montañas

Boyka: Invicto 4

Acción Crimen Suspense
6.2

Boyka es un luchador de boxeo que se encuentra en mitad de una importante liga. Durante la competición se produce una muerte lo que hace que empiece a replantearse verdaderamente lo que merece la pena este deporte. Cuando descubre que la mujer del fallecido se encuentra en serios problemas, decide luchar una serie de batallas para poder liberarla de la servidumbre. Boyka: Invicto 4 Critica: Para los que vieron Undisputed 2 y 3, Boyka es el mejor luchador del mundo. Y esperábamos con ansias esta cuarta secuela. Las coreografías son lo esperado, menos la pelea final, que no está a la altura del enfrentamiento con Marko Zarror de Boyka: Undisputed 3. El guion sigue siendo un básico pretexto para lucir el festival de hostias que proporciona Yuri Boyka, pero Adkins cumple con creces y da la vida necesaria a su personaje más emblematico. Un ocho puede parecer exagerado, pero Boyka: Undisputed IV cumple con lo prometido y esto no es poco hoy en día. Si vas a ver está película no es por las interpretaciones, ni por debates político filosófico religioso. Promete hostias y te da flor de hostias. Obviamente que deja el final abierto para futuras secuelas, pero si Adkins sigue proporcionando trabajos de esta calidad no hay problema. Quizás sea el momento para Adkins de tener las oportunidades que su talento merece. Empecemos diciendo las cosas como son: la película es mala. Ahora bien, hay que decir también que se aprecia que la intención original era buena. O sea, se atisba un trasfondo de mínima ambición. Había una leve voluntad de contar algo. Pero de intenciones no se vive. Es como una reflexión del Actor Secundario Bob en un cap de los Simpsons : "¿Me acusan de intento de asesinato? ¿Qué es eso? ¿Acaso existe el intento de Premio Nobel?" Pues con esta peli, lo mismo. No nos conformamos con ademanes. Vale que se ve la intención de explorar el personaje de Boyka, algo que no se había visto en las 3 anteriores. Boyka ya no es sólo una máquina de dar hostias: ahora descubrimos sus inquietudes espirituales y que tiene conciencia. Se pretende profundizar en su naturaleza y carácter. El comienzo, bien. El problema es que entonces la película se convierte en una sucesión de clichés y clichés que recuerdan a las 3 pelis anteriores y a otras historias parecidas contadas muchas veces antes ya. Y luego llegamos al inefable final.....

Heredero del Diablo

Terror
4.5

Todo comienza con la luna de miel celebrada por una pareja de recién casados. Durante estos días de ardiente felicidad la mujer se queda embarazada. El marido al poder vivir esta oportunidad decide grabar todo el embarazo para el recuerdo. Les comunican que serán padres antes de tiempo debido a la rápida gestación del feto. Poco a poco la mujer va entrando en un estado de nervios y desesperación nunca vistos durante la gestación. Heredero del Diablo Critica: El heredero del diablo es una película de las de cámara al hombro de esas que tanto se llevan en el cine de terror de los últimos años. Y quien dice cámara al hombro, dice cámara en el conducto de ventilación, cámara en la solapa, cámara en el supermercado... control absoluto, vamos. Concebida como la clásica película de posesiones, llega a los cines con unos cuantos años de retraso. La dupla formada por Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillet dirigen y, aunque su trabajo es bastante pobre en la mayoría de facetas, lo que más le reprocha quien suscribe es su alarmante falta de ideas. Tenemos que partir de la base de que el guion ya reduce las posibilidades, puesto que plantea un Rosemary's baby fusionada con Paranormal activity, pero lo de hacerlo en plan cutre es cosa de la pareja de realizadores. No hay ni un ápice de originalidad en ninguna parte y todo se reduce a un frustrado intento de crear tensión con la cámara al hombro, o a veces posada sobre una mesa. El por qué de que no haya nada de nerviosismo para el espectador en El heredero del diablo es bien simple: siempre vamos varios pasos por delante de los personajes, de las imágenes y, si me apuran ustedes, también de los directores. Haber visto cine de terror y tener en la mente escenas clásicas no es justificación para plagiarlas intentando que, por el cambio de formato, parezcan diferentes. No hay miedo porque todo se sabe, porque la estridencia llega cuando en nuestro reloj mental suena la alarma que la anuncia y porque el trabajo de iluminación, clave en películas de estas características, es, como mínimo, bastante mediocre. Por último, hay que mencionar los pobrísimos diálogos y esos ridículos momentos en los que algún personaje se encuentra hablando solo y haciendo, curiosamente, las mismas preguntas que hace el retrasado de turno que ve contigo una película que él ya ha visto y tú no, como considerándote tan tonto como para no entender tú solito lo que vas a ver. Todo muy de mentira. Heredero del Diablo Allison Miller y Zach Gilford protagonizan la película. Miller empieza bien, cuidando su vergonzosamente estereotipado personaje de chica alegre, vivaracha y llena de humor, pero cae en un ridículo importante cuando la cosa intenta (porque no lo consigue en ningún momento) ponerse seria. Gilford, por su parte, se mantiene muy regular desde el principio. ¿Que es tan creíble como un caracol interpretando a Hannibal Lecter? Sí. Pero es así de nefasto desde el principio, así que la regularidad la mantiene. De los secundarios, el único que tiene algún momento destacable en pantalla es Sam Anderson, que resulta ser el más acertado del reparto. Heredero del Diablo Resumiendo: El heredero del diablo es bastante mala, pero no es mala del todo. Podría haber sido más o menos original de haberse hecho hace 30 años, pero ha llovido bastante desde entonces y ahora no te basta con un hijo del diablo y una cámara al hombro para dar miedo o atraer la curiosidad del espectador. Es, seguramente, una de las películas más olvidables que he visto en bastante tiempo, sin ser la peor de todas.Devil's Due Heredero del Diablo