Project Gutenberg

7
Lee Man (Aaron Kwok) es un artista de la falsificación que ha sido arrestado en Tailandia y extraditado a Hong Kong por la policía. Antes de ser juzgado llega a un acuerdo con Yuen Man (Zhang Jingchu), uno de los tesoros nacionales del país, por el cual deberá de desenmascarar a la persona que se encuentra tras el denominado "Pintor" (Chow Yun-fat), el líder de una banda que se dedica a falsificar billetes. Lee no tiene otro remedio que testificar para evitar ingresar en prisión, pero este hecho le lleva a sufrir una serie de amenazas por parte de las personas a las que está a punto de delatar.Project Gutenberg Critica: Creo que una buena medida de la calidad de una película son los premios recibidos y el recibimiento por parte del pueblo. Y en ambos casos esta película va bien servida en nominaciones y premios a su director, actores y especialmente a su apartado técnico. Respecto a cuantas gallinas sacaron de las que metieron para hacer la película el cálculo sale que facturaron cuatro veces más de lo que se gastaron.Project Gutenberg El principal atractivo es la presencia de Chow Yun-Fat, que no es que haya dejado de hacer películas pero esta claro que es el actor más reconocible de la región. ¿De qué va la película?, pues de lo que mejor saben hacer los chinos, copias de cosas (humor xenófobo patrocinado por aliexpress). En serio, es la típica película de falsificadores. Y digo típica porque aunque sea una producción hongkonesa de la que se podía esperar un lenguaje diferente al que le proponen las películas americanas tengo que decir que tanto su desarrollo como sus escenas de acción son muy similares a lo que nos ofrecen los americanos. Una película que está bien para quemar unas horas pero que no representa un riesgo verla para aquellos que no acostumbrados a "cine exótico".Project Gutenberg
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 27/04/2021 2.97 GB 327 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Terminator 3: La rebelión de las máquinas

Acción Ciencia ficción Suspense
6

Ha pasado una década desde que John Connor -Nick Stahl- salvara a la humanidad de la destrucción. En la actualidad John tiene 25 años y vive en la clandestinidad: no hay ninguna prueba documental de su existencia. Así evita ser rastreado por Skynet -la sofisticada corporación de máquinas que una vez intentó acabar con su vida-. Pero, ahora, desde el futuro, ha sido enviado el T-X (Kristanna Loken), la máquina destructora cyborg más desarrollada de Skynet. Su misión es completar el trabajo que no pudo terminar su predecesor, el T-1000. El T-X es una máquina tan implacable como bello su aspecto humano. Ahora la única esperanza de sobrevivir para Connnor es Terminator. Terminator 3: La rebelión de las máquinas Critica: Tercera parte de la saga Terminator que es dirigida por Jonathan Mostow en la que contará con Arnold Schwarzenegger como principal protagonista. Sin lugar a dudas es la peor película de esta larga saga debido a un incorrecto guión, director, interpretaciones y música. La historia empieza el 29 de agosto de 1997 donde nos encontramos que ha pasado una década después de evitar”El Día del Juicio Final” y todo aparentemente sigue su curso. John Connor tiene veinticinco años y se dedica a vagar por los lugares sin un lugar concreto. Por casualidades de la vida, John Connor decide ir a una clínica veterinaria para ir a por medicinas que le hacen falta. Allí se reencontrará con Katherine Brewster, quien impedirá que Connor obtenga las medicinas de forma ilegal. Al instante de lo ocurrido, aparecerá el T-X (Cyborg enviado del futuro por Skynet) que posee entre sus herramientas de destrucción un cañón de plasma en el brazo. Su misión será eliminar a John Connor y a Katherine Brewster. A su vez, aparecerá el T-850 (Cyborg enviado del futuro por Katherine Brewster) para protegerles, informales y destruir al T-X. Terminator 3 En cuanto al reparto de actores, destacar que ninguno cumple bien sus interpretaciones. Sobreactúan demasiado intentando recordar la vieja nostalgia que nos dejó Terminator 2: El juicio final. Es difícil creerse cómo Arnold Schwarzenegger se comprometió de tal manera para realizar esta tercera entrega tan decepcionante en la cual defrauda como máquina. Nick Stahl encarna a un John Connor miedoso y poco creíble que deja mucho que desear si se hace la comparativa con aquel chaval gamberro que vimos en Terminator 2. Si para colmo a uno le ha defraudado tanto ver a un John Connor mediocre como a un Terminator que no pega ni con cola, el colmo de los colmos se lo encuentra uno cuando observa al villano que nada más y nada menos está interpretado por una mujer. Sinceramente, no tengo nada en contra de que existan villanos femeninos pero desde luego Kristanna Loken no encaja en ningún lado realizando el papel de T-X. Terminator 3

Sniper: Assassin's End

Acción
6.5

El francotirador de operaciones especiales Brandon Beckett es el principal sospechoso del asesinato de un dignatario extranjero en la víspera de la firma de un acuerdo comercial de alto perfil con los Estados Unidos. Beckett, que escapa por poco de la muerte, se da cuenta de que puede haber un agente oscuro trabajando dentro del gobierno, y se asocia con la única persona en la que puede confiar: su padre, el legendario sargento de francotiradores. Thomas Beckett. Ambos Becketts huyen de la CIA, mercenarios rusos y Lady Death, una asesina entrenada por Yakuza con habilidades de francotirador que rivaliza con ambos francotiradores legendarios.Sniper: Assassin's EndSniper: Assassin's End Sniper Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: Sniper: Assassin's Endesa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Sniper: Assassin's EndSniper: Assassin's End Sniper

Duro de matar: Un buen día para morir

Acción Suspense
5.2

Conservando la destreza y la actitud perseverante características de las anteriores entregas, que le han convertido en el mayor rival de todos los criminales que atentan contra la libertad de la humanidad y que han permitiendo la salvación de ésta en distintas situaciones y circunstancias, John McClane deberá viajar a Rusia para rescatar a su hijo que se encuentra encerrado en una prisión bajo las órdenes de un déspota líder ruso. Padre e hijo tendrán que unir fuerzas para luchar contra su adversario, conseguir liberarse y mantenerse con vida. Así, los protagonistas se verán envueltos en una sucesión de extrema hostilidad que no solo pondrá su vida en peligro, también la del resto de ciudadanos. Su deber será hacer todo lo posible por conservar algo tan esencial en la sociedad actual como es la democracia, una libertad de la que el perverso y autoritario líder antagonista querrá apoderarse. Duro de matar Critica: Y los más frikis del lugar pensábamos… Tú en Torremolinos con Jocantaro agarrando tus ‘güevecillos’ no durabas ni medio telediario. En Moscú, eso sí, no tiene nada que envidiar al mismísimo Superman. Es más, me apuesto a que “El hombre de acero” de Zack Snyder va a parecer una de los Dardenne en comparación a “La jungla: Un buen día para morir”. Sí, es la cinco… y todavía parece que nadie ha hecho la rima. Si en la cuatro se nos cayeron los testículos al suelo, en la cinco nos los meten por el recto de un brinco. De nuevo, un artificio hueco, cine de la nada, fantasma, invisible y etéreo. Todo un insulto a John McClane y todo un calvo —esta vez por partida doble— en su más amplio y conceptual sen tido. Sí, le han quitado el cinco a petición expresa de Ramón García y lo único que tiene que ver con el universo de ‘La Jungla de Cristal’ es que salen, efectivamente, muchos ‘cristales’. Duro de matar Para aquellos (pocos) que hemos visto el documental “Khodorkovsky” de Cyril Tuschi, donde se habla del sobre el ascenso y la caída del oligarca ruso Mikhail Khodorkovsky, da cierta impresión que el argumento y premisa de “La jungla: Un buen día para morir (La jungla de cristal 5)” pertenece a ese pulso entre Khodorkovsky y Putin con el encierro del primero. El resto, es simple desfase hueco del mainstream y un discurso de hijos (de puta) y padres (sin puta). Las putas como son... Ya no estamos en 1986, Regan ha muerto, la Guerra Fría es ya un anuncio pasado de temporada de Coca-Cola… pero Chernóbil sigue siendo el epicentro de radiación testicu-cerebral y McClane el mayor gafe del planeta: allí donde vaya habrá terroristas y un pollo de mucho cuidado. Si lo mandaran en una misión tripulada a Marte allí encontraría un complot de terroristas marcianos dispuestos a chantajear al planeta Tierra. Por momentos, parece “Transformers”… pero por desgracia es una revisión-popurrí bang-boom-bang de “No sin mi hija” con un anuncio de ‘Abrazos Gratis’. Si hubieran encontrado en Chernóbil a la hermana de Fox Mulder junto a Madeleine conspirando para dominar el mundo hubiera sido considerado un argumento mucho más lógico y creíble. Duro de matar

Apuesta máxima

Crimen Drama Suspense
5.6

Richie Furst (Justin Timberlake) es un estudiante de la Universidad de Princeton que pierde el dinero que necesitaba para su matrícula al apostarlo en un juego de póker online. Cuando descubre que el sitio web está alojado en una isla remota, va a enfrentar a su dueño, el millonario Ivan Block (Ben Affleck), pero termina convirtiéndose en su discípulo y mano derecha. La relación entre ambos alcanza el punto de ebullición mientras un agente del FBI (Anthony Mackie) intenta utilizar a Furst para detener a Block. Runner, Runner Apuesta Critica: 'El inocente', un film que cosechó buenas criticas y el encanto del publico, sirvió para dos cosas, que Matthew McConaughey se tuviera en cuenta no solo para comedias románticas mediocres y que su director, Brad Furman, se abriera puertas entre esa selva llamada Hollywood. Su tercera película llegó y en ella ha contado con un reparto más de actualidad que excelente, formado por "Quiero ser actor" Timberlake y "Nadie quiere que sea Batman" Affleck, ademas de una estupenda pecosa, distando algo de la típica belleza "Me pongo de perfil y no se me ve" made in Hollywood, Gemma Arterton, chica con curvas de las que derrapan. Apuesta 'Runner, Runner' es una película de casinos, con tintes de Thriller y cine criminal, pero adaptado a las nuevas tecnologías. El jugador de Poker ya no es ese elegante señor trajeado con puro y copa de coñac, en su lugar, ahora tenemos a jóvenes universitarios con sobrepeso sentados en la silla de su ordenador, el problema es que detrás de estos negocios, detrás de todo, siguen estando los mismos de siempre; Los más chulos y mafiosos de su barrio. Idea, que a priori, resulta interesante, si no fuera por que esta tercera cinta de Furman cae en lo más tópico de los tópicos del cine criminal y ademas, tan solo entretiene, a ratos. Apuesta Nada destaca cuando toda la película se desarrolla como un esquema de clase de ciencias, cuando ni técnicamente resalta en ninguno de sus aspectos; Planos fuera de foco (no sabemos si intencionados o no, pero desde luego no lo parecen), secuencias, incluso diurnas, cargadas de ruido en la imagen y actores carentes de carisma que tan si quiera se dignan a asistir a un curso acelerado de pronunciación castellana; Si, el film se desarrolla en Costa Rica y tanto Affleck como Timberlake, sobre todo este ultimo, hacen su pequeño homenaje al ridículo. Y tópico tras tópico la cinta consigue entretener bien entrado el acto final (Sobre todo un par de escenas cargadas de tensión), pero desgraciadamente la conclusión de la cinta resulta tan previsible y fría que la película vuelve a su estado inicial; Tópicos y aburrimiento. Apuesta

Rápidos y furiosos 6

Acción Crimen Suspense
6.8

Desde que Dom y Brian destruyeron el imperio de un mafioso y se hicieron con cien millones de dólares, se encuentran en paradero desconocido; no pueden regresar a casa porque la ley los persigue. Entretanto, Hobbs ha seguido la pista por una docena de países a una banda de letales conductores mercenarios, cuyo cerebro cuenta con la inestimable ayuda de la sexy Letty, un viejo amor de Dom que éste daba por muerta. La única forma de detenerlos es enfrentarse a ellos en las calles, así que Hobbs le pide a Dom que reúna a su equipo en Londres. ¿Qué obtendrán a cambio? Un indulto para que todos puedan volver a casa con sus familias. Fast & Furious 6 furiosos Critica: Esta película es una película de acción, y por este motivo habrá gente que diga que hay que dejar pasar cosas porque es acción porque sí, con el único fin de que el rebaño de ovejas que pagan su entrada se queden hipnotizados durante 130 minutos. 130 increíbles minutos para alguien que se quede fácilmente engatusado por los encantos de un más simplón que nunca Vin Diesel y los topicazos de gags por parte del archiconocido y con sobredosis de esteroides "The Rock". furiosos En general, de los personajes, por el poco fondo o empatía que ofrecen, no se puede destacar nada positivo de ellos. Bueno, siempre es destacable la actuación de Dwayne Johnson, más conocido como "The Rock". Con joyitas como "¡Se acabó el recreo!" e "¡Invita la casa! (después de disparar a una máquina de snacks)", "The Rock" se presenta más típico que nunca. Y mira que eso es difícil. Este amasijo de músculos y heroicidad desafía a la física en incontables ocasiones, saltando de coche en coche a 200 km/h incluso agarrándose al fuselaje de un avión. Aunque, "¿qué mas dará?, ¡es una película de acción!" furiosos En cuanto a la historia, se sacan una trama totalmente injustificada del bolsillo para poder recaudar más dinero en las taquillas mundiales, está clarísimo. Es una historia que a mitad de película pierde el rumbo, con traiciones imposibles planeadas lustros atrás, que nos lleva a una escena en un avión "a punto de despegar", lo pongo entre comillas porque la escena dura 15 minutos de reloj, en la pista de despegue más larga del mundo entero. Podría decir más cosas pero mi crítica sería demasiado extensa. furiosos

Policías de repuesto

Acción Comedia Crimen
6.2

Allen Gamble y Terry Hoitz son un par de policías de Nueva York que viven a la sombra de los héroes del cuerpo, los superagentes Christopher Danson y P.K. Highsmith. Pero cuando las cosas se tuerzan en la gran manzana, esta peculiar pareja tendrá que levantar sus traseros del despacho de la comisaría y entrar en acción.Policías de repuesto Critica: Cuando alguien realiza una película con el único objetivo de provocar la carcajada en el espectador, debe ser fiel en todo momento a ese espíritu porque, de lo contrario, indefectiblemente meterá la pata y terminará por aburrir. Ése es el principal problema de Los otros dos, film de Adam McKay (Hermanos por pelotas) que comienza muy bien, dada la cantidad de elementos cómicos y gags hilarantes que contiene en sus primeros veinte minutos, pero que va desinflándose poco a poco, al tratar de introducir elementos dramáticos en el desarrollo de sus caracteres principales. Estamos ante la típica película en la que el argumento es lo de menos, ya que se centra en las posibilidades cómicas de una pareja de policías, que están considerados como los dos mayores patanes de todo su departamento. El problema es que no hay química entre ellos. De hecho la mejor parodia de las buddy movies tipo Arma Letal, la llevan a cabo dos de los secundarios, Dwayne "La Roca" Johnson y Samuel L. Jackson, imitando las locuras que llevaban a cabo Mel Gibson y Danny Glover en la conocida saga de Richard Donner, con la particularidad de que aquí, los personajes encarnados por Johnson y Jackson son premiados por destrozar la ciudad, en lugar de ser suspendidos, como les sucedía a otros policías célebres como Harry Callahan o John McClane. Cuando los actores de reparto superan a los principales, la cosa no suele pintar muy bien. Mark Wahlberg nunca ha estado especialmente dotado para la comedia (ni para nada que se salga del rol de tipo duro y malhablado) y Will Ferrell posee un humor que, personalmente, siempre termina por hacérseme pesado. No negaré que el guión presenta bárbaras ocurrencias y jocosos comentarios, que me han hecho reír en varias ocasiones, pero su falta de ritmo, unido a que no ha sabido mantenerse fiel al estilo cómico inicial de comedia salvaje y absurda, por intentar dotar de cierta profundidad a sus protagonistas, ha provocado que la película fuera decayendo hasta límites insospechados.