El juego del calamar

7.9
Cientos de jugadores con problemas de dinero aceptan una invitación rarísima para competir en juegos infantiles. Dentro les esperan un tentador premio y desafíos letales.El juego del calamar Critica: El Juego del Calamar (2021) es la última sensación surcoreana. Una miniserie de 9 capítulos que se puede ver en Netflix y que se adentra en lo más oscuro de la sociedad surcoreana-y capitalista, en general- mediante el género de terror y el thriller.Por un puñado de Wones "El Juego del Calamar (2021)" El juego del calamar Algunos críticos y seguidores de la serie se han apresurado a compararla con el manga japonés, y posterior adaptación cinematográfica, Battle Royale. En parte es verdad, porque comparten una premisa similar. En ambos casos, un grupo de personajes son encerrados para competir en un mortal juego de supervivencia en el que solo uno puede quedar vivo. Sin embargo, las comparaciones quedan ahí.El juego del calamar Battle Royale era una película (y manga) cartoonesco, en el que el objetivo que primaba por encima de todo era el sentimiento sádico y el intento de colmar ese instinto de escenas extremas que tiene el espectador de género. Algo que en parte se repite en El juego del Calamar, como es esa búsqueda del morbo, pero también es algo mucho más que eso. Es un envoltorio con el que además se cuenta una historia que nos habla de todas las miserias de Corea del Sur y de sociedades similares. Préstamos y deudas Parece que todas las obras, o casi todas, surcoreanas tienen algo en común. La mayoría de sus protagonistas están endeudados hasta las cejas y tienen problemas con sus acreedores. Es lo mismo en el Juego del Calamar, donde Lee Jung-jae interpreta a un pobre diablo que debe dinero a bandas mafiosas peligrosas. Para solventar sus problemas, decide aceptar un extraño reto... De hecho es una absoluta constante en todos y cada uno de los episodios de la serie las referencias al dinero. Todo gira en torno a ello. No es solo que nuestro protagonista esté endeudado, algo que ya sabemos desde el primer minuto. Todas las decisiones y díalogos de la obra giran en torno a los problemas ecónomicos de los personajes y como el dinero es el epicentro (para mal) de todas sus vidas. En algunos casos porque no pueden ni subsistir, pero en otros incluso porque este afecta a su "honorabilidad". Una sociedad enferma en la que todo es permitido si eres capaz de pagarlo.El juego del calamar Más allá de la pura explotación
[quads id=1]
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p Español Latino 28/09/2021 353 Descargar
2 720p Español Latino 28/09/2021 159 Descargar
3 720p Español Latino 28/09/2021 131 Descargar
4 720p Español Latino 28/09/2021 143 Descargar
5 720p Español Latino 28/09/2021 162 Descargar
6 720p Español Latino 28/09/2021 143 Descargar
7 720p Español Latino 28/09/2021 133 Descargar
8 720p Español Latino 28/09/2021 137 Descargar
9 720p Español Latino 28/09/2021 137 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Get Even

Crimen Drama
7.8

En un acto secreto de ingeniosa venganza, cuatro alumnas de un colegio de élite forjan una alianza para exponer las injusticias cometidas en la prestigiosa institución.Get Even Critica: “Sed de revancha” es una serie ligera, entretenida y con un misterio muy bien construido. Es muy Pretty Little Liars antes de que perdieran la cabeza y consigue mantener el suficiente interés para mantener la atención y el ritmo en cada capítulo. Algunas series no están destinadas el curso de la televisión, simplemente están ahí para ser consumidas, entretener y que pases un buen rato viéndola. Eso es lo que sucede con “Sed de Revancha”, el telenovelesco título en español para la serie original de la BBC “Get Even” que Netflix ha distribuido por todo el mundo. “Sed de revancha” es básicamente la respuesta británica a “Pretty Little Liars”, tenemos un instituto de pago, un grupo de amigas muy diferentes (de hecho no son amigas, solo se unen por conveniencia), un misterio central y las protagonistas “acosadas” por alguien misterioso. La diferencia principal entre “Sed de revancha” y Pretty Little Liars” es que la británica no se toma demasiado en serio, opta por una ruta más clara de entretenimiento que de trascendencia o autocomplacencia. La otra gran diferencia es que aquí las actrices aparentan su edad y actúan acorde a la misma. Que nadie se espere un élite, un Euphoria, un 13 reasons why o incluso un Gossip Girl. Esta serie las protagonistas son puras adolescentes y actúan más o menos como tal, y eso le da cierto aire de credibilidad. Cierto es que son personajes arquetipos, pero con el suficiente desarrollo como entrar en ellos. Si algo acierta la serie es en el misterio central, consigue que los 10 capítulos de media hora te mantengan alerta y con las suficientes dosis de giros e intriga. El “drama adolescente” es lo suficientemente inteligente y se le presta tan ligera atención como para que no pongamos los ojos en blanco todo el tiempo.

Donnybrook

Crimen Drama Thriller
5.2

El Donnybrook es un torneo de tres días celebrado en una parcela al sur de Indiana en el que compiten veinte luchadores en un anillo de alambre. Solo un hombre debe quedar en pie mientras que los espectadores borrachos apuestan por los combatientes. Jarhead es un luchador de Kentucky que haría cualquier cosa por alimentar a sus hijos, mientras que Chainsaw Angus es un maestro de lucha invicto que no está interesado en seguir peleando. Los dos irán en busca del famoso torneo con la esperanza de encontrar una solución a sus vidas. Donnybrook Critica: Adaptación de la novela negra de Frank Bill sobre una historia violenta que Tim Sutton se encarga de llevar a la pantalla. En un suburbio de ciudad del medio oeste, un ex marine llamado Earl (Jamie Bell) malvive con su esposa drogadicta y sus dos hijos. La única salida para huir de ese infierno es participar en un combate de lucha donde todo vale, conocido como Donnybrook. Su gran pesadilla es Chainsaw Angus (Frank Grillo) un traficante de drogas muy violento, el cual tiene una hermana llamada Delia (Margaret Qualley) de la que abusa de mil maneras. Un retrato de los rincones mas desfavorecidos de Norteamérica, pero que a pesar de sus buenas intenciones y de haber podido hacer una película atractiva, cae estrepitosamente con unos personajes demasiado exagerados para tomarlos en serio y unas situaciones poco creíbles. También le veo problemas de ritmo y no consigue encontrar un equilibrio bueno para que te enganche la historia. Todos los personajes de la película parece que han tocado fondo y su único recurso es la violencia. El elenco hace todo lo posible para mantener a "Donnybrook" a flote, Jamie Bell y Frank Grillo ofrecen unos papeles muy consistentes, pero quien destaca totalmente es Margaret Qualley. Puede considerarse una violenta película entretenida de serie B, que con un guion menos impostado hubiera cambiado radicalmente. Destino Arrakis.com

La fotocopiadora

Drama Misterio Suspense
8.5

Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.La fotocopiadora

Hillbilly, una elegía rural

Comedia Drama
6.9

Un estudiante de derecho en Yale vuelve a su pueblo de los Apalaches y reflexiona sobre la historia de su familia y sobre su futuro. Basada en la biografía del mismo título....Hillbilly, una elegía rural Critica: Ron Howard. El director para todo. El comodín de Hollywood por antonomasia. ¿Que quieres hacer una peli de fantasía? Llama a Ron Howard. ¿Que tu estudio tiene problemas con la nueva entrega de Star Wars y necesitas a alguien que termine el trabajo? Llama a Ron Howard. ¿Que quieres hacer el drama más academicista del mundo para competir en la temporada de premios? Llama a Ron Howard. Ron Howard es una garantía. Puedes estar tranquilo. Ron Howard se encargará de hacer el trabajo. Lo más probable es que el resultado sea medianamente aceptable, muy poco memorable, algo simplón, y esté totalmente desprovisto de personalidad, pero oye, la película estará hecha. Ron Howard no te dará problemas. Y oye, bien por él. Claramente Hollywood necesita a alguien así, de lo contrario no llevaría más de cuarenta años detrás de las cámaras. Y este año tenemos su nuevo remiendo, el dramón Hillbilly elegy, una película que seguramente esperaba llevarse unas cuantas nominaciones al Oscar, pero me da a mí la sensación de que no les va a salir bien la jugada. Hillbilly es un melodrama familiar basado en hechos reales que nos cuenta la relación entre J.D., su abuela y su madre drogadicta, y para ello se vale de dos líneas temporales diferentes, una situada a finales de los 90, cuando J.D. es adolescente, y la otra, alrededor de quince años después, con él en la universidad. El constante salto entre ambas líneas temporales no parece responder a ningún propósito narrativo, y a la historia le falta algo de fluidez....Hillbilly, una elegía rural

Lincoln

Drama Historia
6.8

Crónica de los años de la Guerra Civil americana (1861-1865) y de la abolición de la esclavitud (1863) durante el mandato de Abraham Lincoln (Daniel Day Lewis), 16º presidente de los Estados Unidos de América. Adaptación de "Team of Rivals", obra de Doris Kearns Goodwin. Lincoln Critica: Típica propuesta hecha con el solo objetivo de alzarse con la mayor cantidad de estatuillas en la próxima ceremonia, sobándo el espíritu patriótico estadounidense de los votantes de la Academia, al azuzar la imágen mental de la figura histórica más venerada de esos lares (y seguramente tendrá éxito, se habla de 11 nominaciones). Cinematográficamente, su valor es escaso. Es de la clase de películas a las que Hitchcock se refería despectivamente como "fotografías de gente hablando". Si "Lincoln" fuera una película muda como "El Artista", sería un constante e interminable intertítulo que taparía todo el tiempo la cara de los actores. Poquita cosa para este maduro señor que comenzó su carrera explotando el lenguaje visual del cine al máximo con "Duel" (1971), cuando era un borrego. Lincoln El título es mentiroso. La cinta debería llamarse "La Decimotercera Enmienda", "En Busca de la Emancipación" o "Intrigas en el Capitolio". Porque de eso trata la peli, de la pelea congresista de si sale o no sale la enmienda nro. 13 de la constitución. Dentro del film, Abraham no es más que un actor más entre el resto de los que pelean y debaten por la dichosa enmienda. Por la forma en que el estreno viene marketineado, hacía pensar equivocadamente que sería un biopic concentrado en la figura y la vida del presidente norteamericano más famoso, pero en lugar de esto nos encontramos con una sucesión de negociaciones políticas a puertas cerradas, en torno a mesas de conferencias dentro de habitaciones lúgubres y oscuras, porque parece que a mediados del siglo XIX, el sol no brillaba nunca en ningún lado. Lincoln

El Chicano

Acción Crimen Drama
7

Un par de hermanos gemelos del este de Los Ángeles eligen vivir sus vidas de manera diferente y terminan en lados opuestos de la ley.El Chicano Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.El Chicano