Silencio del más allá

5
El estigma del mal nos cuenta la historia de un profesor que utiliza métodos pocos ortodoxos, que llevarán a los mejores alumnos de su clase a participar en un peligroso experimento: deberán crear un poltergeist. Los nuevos científicos se basarán en la teoría de que la actividad paranormal es causada por la energía negativa del ser humano, para ello no dudarán en hacer experimentos con una joven. Debido a sus ensayos una serie de aterradores acontecimientos empiezan a sucederse, por lo que se darán cuenta de que han desencadenado una espeluznante fuerza incontrolable. The Quiet Ones Silencio Critica: Se supone que es de fantasmas, posesiones y actividad paranormal. Hace como que lo es, pero (y esto es algo muy personal, pueden no compartirlo) me la pasé todo el visionado pendiente de ese triángulo amoroso y morboso que conformaba el grupo de investigación. Una pena que tanto amague haya terminado en nada, puesto que el argumento se decanta por lo más tradicional y esos vaivenes pasionales se difuminan hasta quedar completamente relegados. Hay un rol netamente voyeurista por parte del camarógrafo, y su función con la cámara y sin ella es más o menos el mismo durante toda la peli: intentar participar del proyecto y quedarse siempre a medias. Tema aparte la cámara en mano: la peli es de narración tradicional, la camarita testigo es un apósito innecesario que encima queda totalmente expuesta al no poder visualizar ninguna imagen de interés. Ese toque clásico viciado de modernismo-a-la-moda le juega una muy mala pasada a la peli...si no tenés algo sustancioso para contar por lo menos que los recursos técnicos sean correctos. Algo no salió nada bien. Silencio Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Silencio Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Silencio
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 22/12/2019 1.47 GB 319 Descargar
1080p Español Latino 22/12/2019 1.47 GB 112 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

La 8ª noche

Misterio Suspense Terror
7.1

Con cuentas de oración en una mano y un hacha en la otra, un monje persigue a un espíritu milenario que posee a los humanos y desata el infierno en la Tierra.La 8ª noche Critica: Atraído por su tétrico tráiler (han sabido jugar bien esa baza), he decidido darle una oportunidad a este film de terror coreano, cortesía de Netflix y que acaba de estrenarse en la plataforma. Las pocas críticas que han habido (no es de extrañar, ya que es otro estreno que llega por la puerta de atrás) no han sido demasiado entusiastas, por lo que no sabía qué me iba a encontrar. La verdad es que no tenía demasiadas expectativas, habiéndome conformado con una propuesta que me entretuviese, no pidiendo mucho más (ya me conformo con poco…). Pues ni eso, ya que estamos ante un thriller (que no cinta de terror) demoníaco, que desaprovecha sus elementos y que acaba siendo un producto tan insípido como carente de garra. La dirección cumple, aunque jamás llega a infundir terror, abusándose de unos efectos digitales bastante mejorables. ¿Cuándo se darán cuenta de que siempre es mejor usar maquillaje que no artificios visuales? Y más si hablamos del género del terror, siendo la película tétrica (que no terrorífica) cuando se depende del efectismo de los actores (esas sonrisas…) y quedándose en tierra de nadie cuando se abusa de los efectos. Ellos verán. No obstante, y a pesar de una labor correcta (sin más), el director no se libra, ya que también es el responsable de un guion que hace aguas por todos lados.La 8ª noche La película comienza con interés, al presentarse un punto de partida que llama la atención. El problema es que la cinta jamás despega, conformándose con lo justo y necesario, en dos exageradas horas de duración en las que pasan cosas, pero sin que ninguna de ellas tenga el suficiente atractivo como para justificar el visionado. Yo he mantenido la esperanza de que esto remontase en algún momento, llegando finalmente hasta un insustancial clímax que confirma que sus responsables han puesto el piloto automático, tirando por tierra un argumento (thriller de posesiones) que daba para más, mucho más.La 8ª noche

Marianne

Misterio Terror
7.4

Una novelista se da cuenta de que sus historias de terror se hacen realidad y decide volver a su ciudad natal para enfrentarse a los demonios del pasado que la inspiran. Marianne Critica: No sabía nada de esta serie francesa, nueva incorporación al catálogo de Netflix, y que ha llegado sin hacer nada de ruido. Bueno, hasta su estreno, ya que no he parado de leer comentarios positivos en redes sociales. He investigado un poco y me he decidido a ver la serie, y la verdad es que estamos ante un terrorífico producto de terror, pero que, lamentablemente, pierde gas a medida que avanza. Y es que estamos ante una serie francesa de terror, tan inquietante como escabrosa, y que genera malas vibraciones desde el minuto uno. Es más, los quince primeros minutos son más terroríficos y efectivos que la mayoría de cintas de terror estrenadas en los últimos años. Es esa clase de terror que junta el "jump scare" con lo psicológico, en una combinación tan exitosa como tétrica. Lamentablemente esto sólo sucede en lo tres primeros episodios (quizás también en el cuarto), ya que todo se diluye, y dejando de lado algún susto logrado, nada vuelve a ser lo mismo a partir del ecuador de la serie. La dirección de la serie no es magistral, pero sí resulta más que lograda, gracias a los momentos de pánico, donde las escenas sí alcanzan casi la perfección (mención especial al montaje). Me ha recordado a los momentos malsanos de productos recientes como "La Bruja" o "Hereditary". El guion está bastante cuidado, pero no sabe mantener el ritmo ni la grandeza de sus primeros episodios, desviándose de su cometido. No es normal que el último episodio no de casi nada de miedo respecto al resto. Los personajes están bastante bien dibujados, pero algunos vienen y van, y otros son directamente desaprovechados. Respecto a la protagonista, tiene carisma, siendo una joven alocada y gamberra que debe enfrentarse a sus propios demonios, pero hay momentos que resulta demasiado odiosa e irritante, pero los creadores son conscientes de ello y lo potencian. No sé si es un movimiento muy acertado, ya que el personaje no abandona su egoísmo ni en el último episodio. A destacar la combinación de terror, drama y humor, sobre todo en este último caso, ya que sus responsables salen triunfantes en casi los ocho episodios de tan extraña combinación. Se agradecen esos golpes de humor, la verdad. También mención especial al reparto, haciendo hincapié en la horrible señora que atormenta a los personajes. Menudo fichaje. Sin entrar en spoilers, es una pena que no le hayan sacado más partido a su actuación y a su personaje, ya que gran parte del merito de la serie reside en ella. Como ya digo, la serie se compone de tres primeros episodios (casi) magistrales, un cuarto notable y otros cuatro que pierden gas e interés, y aunque correctos, jamás están a la altura, ni siquiera en el final, bastante decepcionante. En conclusión, aún siendo consciente de los problemas en la producción (que empieza demasiado bien pero no mantiene el genial nivel mostrado hasta el momento) os invito a aventuraros en esta inquietante y terrorífica propuesta, que hará vayáis con miedo a la cama (al menos en su comienzo). Parece (repito, parece) que habrá segunda temporada. Una vez desvelados todos los misterios, y a pesar de que hay muchas preguntas por resolver (o directamente agujeros de guion), no sé si es buena idea, y quizás es mejor dejar las cosas como están. Veremos. De momento tenemos una serie de terror tan terrorífica y entretenida, como fallida, y es que había dejado el listón demasiado alto. Una pena.

La pirámide

Terror
4.8

Un equipo de arqueólogos estadounidenses descubre una antigua pirámide en medio del desierto egipcio. Se adentran en ella y al poco tiempo se encontrarán perdidos en sus oscuras catacumbas que parecen no tener fin. Mientras tratan de encontrar una salida, poco a poco comienzan a desesperarse pensando que no volverán a ver la luz del día. Además, no tardarán en darse cuenta que algo les persigue.The Pyramid La pirámide Critica: Esta es una de esas películas cuyo póster me gustó y por eso la puse “en observación y seguimiento”… la pena es que una vez vista me encontré con una cinta muy desaprovechada, y es que, el tema de los arqueólogos que se introducen en una pirámide con una criatura/monstruo en su interior, pienso que, obligatoriamente tenía que haber dado mucho más de sí. La pirámide La dirección del novato Grégory Levasseur simplemente es correcta, ni más ni menos. En su “debe” apuntar que al principio nos vende la película con la ya dichosa manía de la “cámara al hombro” (como a mí me gusta llamarlas) en la que casi todo lo vemos a través de dos personajes que graban lo que pasa, pero luego, hacia el final, se olvida ya de esto para pasar a un modo de filmación convencional. En consecuencia, parece que Levasseur no tuviera bien definido el modo de filmar la película o por lo menos esto choca y bastante… Por el contrario, en su “haber” cabe destacar una ambientación lograda (que no notable) en la exploración del interior de la pirámide, una buena combinación de monstruo y trampas, y finalmente un llamativo tramo final. La pirámide Lo peor de la película es su flojo guión. Ya expuse en el primer párrafo que el argumento estaba desaprovechado, pero es que el libreto es tremendamente simple y típico, contando con unas frases que varias veces dan risa y que provocan que los personajes pierdan mucha fuerza y/o respeto. Además, al final todo se reduce a ir viéndolos caer uno tras otro, eso sí, algunas muertes son más o menos “disfrutables” y con algo de “gore”… que más o menos es de lo que se trata en este tipo de productos. La pirámide

Mudanza mortal

Crimen Drama Suspense Terror
7.4

Una joven pareja acepta un trato y se muda a una casa de ensueño para salvar su matrimonio. Pronto, eventos inquietantes revelan el turbulento pasado de su nuevo hogar.Mudanza mortal Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Mudanza mortal

En la oscuridad de la noche

Suspense Terror
4.5

Una adolescente con problemas de autoestima encuentra confianza de la manera más improbable, pasando su verano luchando contra los vampiros que se aprovechan de los marginados de Nueva Orleans con la ayuda de su mejor amigo, el chico por el que siempre ha añorado, y una peculiar chica rica.En la oscuridad de la noche Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.En la oscuridad de la noche

The Boy: La maldición de Brahms

Fantástico Misterio Suspense Terror Thriller
6.4

Una familia joven que desconoce la oscura historia, se muda a la Mansión Heelshire. La premisa seguirá la historia del hijo menor que encuentra la muñeca de porcelana y se hace amigo de Brahms. The Boy: La maldición de Brahms Critica: Repite en la dirección William Brent Bell para esta secuela de la película de 2016 "The Boy", pero en esta ocasión se pierde totalmente la sorpresa que hubo en el tercer acto, así como la situación enfermiza que ocurría con los padres y la nueva niñera que va a casa a cuidar al supuesto niño que resultaba ser un muñeco. Esta vez el tétrico muñeco de porcelana va a torturar a una familia que se instala en una casa cercana a donde ocurrió todo. El matrimonio Liza y Sean con su hijo Jude han tenido un ataque por parte de unos ladrones en su domicilio, esto hace que el niño deje de hablar y la madre sufra un gran trauma. Por eso deciden retirarse de la ciudad a las afueras alquilando una casa sin conocer lo que los eventos trágicos que ocurrieron en el pasado. Jude encuentra al famoso muñeco en el bosque y comenzara una extraña unión y dependencia con el... Mucho más flojo el guion de esta segunda parte, recurriendo a los cliches de las películas de terror para un público más adolescente, con los continuos sustos y golpes de sonido de este tipo de films. Las situaciones que provoca el impávido muñeco se le podría haber sacado más provecho por lo espeluznante que resulta, pero llega a tornarse la historia aburrida y sin apenas acción o suspense para que consiga tu máxima atención. La familia se tambalea gracias al muñeco y todo lo que pasa es completamente previsible, tampoco se ve mucho esfuerzo en intentar darle una continuidad a la primera con más sentido, sino que se recurre una historia fácil y se convierte en una pobre continuación de el anterior film, que aun siendo una película de serie B, tuvo ciertos momentos bastante rescatables. Destino Arrakis.com