Space Jam

6.9
Bugs Bunny y su equipo desafían a los Nerdlucks (un grupo de pequeños extraterrestres) a un partido de baloncesto para decidir si los Looney Tunes permanecen en la Tierra o se trasladan a una lejana galaxia para trabajar en un parque de atracciones de Montaña Tontolandia. Los Nerdlucks cuentan con una poderosa arma secreta que los hace superiores: se han apoderado de las mejores cualidades de las estrellas de la NBA (Charles Barkley y Patrick Ewing). Pero también los Looney poseen un arma secreta: ¡Michael Jordan!Space Jam Critica: Reconozco mi subjetividad cuando toca hablar de Space Jam. Cuando uno se dispone a criticar una película lo hace teniendo en cuenta factores que la convierten en buena o en material reciclable; lo hace teniendo presente escenas que emocionan con sólo recordarlas, asi como otras que te producen pesadillas. En esta ocasión voy a hacer una excepción. En condiciones normales dificilmente pasaría del aprobado. Pero otros factores me hacen cambiar de opinión. Si, ya se que esto es cine y no otra cosa, pero es que su protagonista no es otro que Michael Jeffrey Jordan, mi ídolo, el Dios del Baloncesto.Space Jam Nota: 6 anillos = 6 estrellas Por una vez voy a alejarme de la racionalidad y la meticulosidad para juzgar una cinta, ahora me adentraré en mi irracionalidad y mi niñez, me envolveré por ella y dejare que hable por mi, ¿porqué con esta película?, pues muy sencillo, porque fue la primera película en mi vida a la que me vicie de verdad, de esas que tienes en VHS y que no podías dejar de ver una vez tras otra. Los personajes de la Warner piden ayuda al mejor jugador de baloncesto del momento, con todas las características cómicas de la animación, unidas al argumento, simplón, pero espectacular de pequeño, para acabar con un final medio triste medio alegre, SPACE JAM es una reliquia de la niñez, y por eso se merece mi mas sincero 10, habla mi corazón, habla el niño que hay en mí. P.D: Hay que decir, que para ser de esa época, estaba bien conseguida la interacción entre dibujos y realidad ... "I Believe, I can Fly"Space Jam
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 02/08/2021 1.66 GB 165 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Infinito

Acción Ciencia ficción Suspense
7.3

Evan McCauley tiene habilidades que nunca aprendió y recuerdos de lugares que nunca ha visitado. Automedicado y al borde de un colapso mental, un grupo secreto que se hace llamar "Infinitos" acuden a su rescate, revelando que sus recuerdos son reales.Infinito Critica: Infinite (2021) es la nueva película de ciencia ficción y acción de Antoine Fuqua, en la que presenta un enfrentamiento entre dos facciones de hombres que tienen la capacidad de reencarnar. Con Mark Wahlberg y Chiwetel Ejoifor. Estreno en Paramount +.Infinito Por Nicolás Bianchi Fuqua supo brillar con Training Day (2002), con la intriga policial como principal activo, y luego discurrió por caminos más frecuentes en el cine de acción como con las dos entregas de The Equalizer (2014 y 2018) o el western The magnificent seven (2016). No hay dudas de que el director sabe encuadrar persecuciones automovilísticas, tiros, explosiones y cuchillazos, y de todo eso hay en Infinite, aunque también está claro que nunca encontró un guión como el del film de 2002 que lo lanzó a la fama. Esta no es la excepción a la dinámica que tomó su carrera desde hace tiempo. Evan (Mark Wahlberg) es un hombre que, al parecer, padece esquizofrenia y sufre de problemas mundanos: no tiene trabajo, está por quedarse sin dinero y por lo tanto ve comprometida su capacidad de pagar el alquiler. A partir de un trato con un narcotraficante que se complica, del que esperaba obtener los medicamentos para que las alucinaciones no se apoderen de su vida, Evan es arrestado.Infinito En la comisaría donde está esposado es visitado por Bathurst (Chiwetel Ejoifor), quien inicia el despertar del personaje al contarle que se conocen de las guerras púnicas, la Revolución Francesa y varios otros eventos históricos. Cuando los personajes se empiezan a entender, Evan es rescatado por una mujer que maneja un auto blindado que rompe una de las paredes de la comisaría para ingresar adonde el protagonista está encerrado. Así de drásticas, o torpes, son las acciones en una película que avanza a los golpes.Infinito

Piratas del Caribe La venganza de Salazar

Acción Aventura Comedia Fantasía
6.6

El capitán Jack Sparrow se enfrentará a un grupo de piratas-fantasma comandados por una de sus viejas némesis, el terrorífico capitán Salazar, recién escapado del Triángulo de las Bermudas. La única posibilidad de Sparrow para salir con vida es encontrar el legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que le da a su poseedor el control de los mares. Piratas del Caribe La venganza de Salazar Critica: Os lo prometo, en serio: no soy un purista (entendiendo como "purista" todo aquel que considera que lo antiguo siempre será mejor que lo nuevo, que una secuela no podrá superar nunca a una precuela o más bobadas de tal calibre). De hecho, les tengo bastante manía. Piratas del Caribe La venganza de Salazar También lo prometo, yo voy al cine a disfrutar. Hoy en día es común encontrar gente que parece que va al cine solo para descargar su odio en las películas de manera injustificada. Si yo voy al cine, es principalmente para pasarlo bien; y ya si la ocasión surge, para sentir numerosas sensaciones viendo una obra de arte. Piratas del Caribe La venganza de Salazar Dicho esto, procedo con la crítica. Piratas del Caribe 5 es malísima. Por lo pronto, parece ser una opinión a contracorriente, así que me intentaré explicar brevemente. Yo no sé vosotros, pero el cine me hace sentir todo tipo de cosas, es por ello que lo considero una modalidad de arte, mi favorita de hecho. Cuando un producto cinematográfico no es capaz de transmitirte nada, es muy grave. Piratas del Caribe La venganza de Salazar Y ese el problema de esta quinta entrega, es una película total y absolutamente plana. Jack Sparrow hace lo mismo de siempre ya por quinta vez, lo cual empieza a resultar excesivo y pesado; pero lo peor es su nula participación en la trama. Es un personaje que suele huir, sí, pero aquí no pintaba nada, simplemente lo han pegado ahí mal para poder llamar a la peli "Piratas del Caribe" y sacarse una buena pasta. Podría no haber aparecido y no habría afectado a la trama.

Duro de cuidar 2

Acción Comedia Suspense
6.9

La pareja más letal del mundo, el guardaespaldas Michael Bryce y el asesino a sueldo Darius Kincaid, están de vuelta en otra misión que amenaza su vida. Aún sin licencia y bajo escrutinio, Bryce se ve obligado a actuar por la esposa aún más volátil de Darius, la infame estafadora internacional Sonia Kincaid. Mientras Bryce es conducido al límite por sus dos protegidos más peligrosos, el trío se mete en la cabeza en una trama global y pronto descubre que son todo lo que se interpone entre Europa y un loco vengativo y poderoso.Duro de cuidar 2 Critica: El otro guardaespaldas (The Hitman’s Bodyguard) fue una comedia de acción que no engañaba a nadie, ofreciendo un entretenido espectáculo en el que destacaba su sensacional reparto, en especial los siempre geniales Samuel L. Jackson (mi actor favorito) y Ryan Reynolds (que siempre está dispuesto a pasárselo bien). Fuera de eso, poco más se podía rascar, pero la cinta fue un relativo éxito, y aquí estamos unos años después, con una secuela que seguramente nadie había pedido, pero que al menos recupera a las estrellas de la original y aumenta la apuesta con la incorporación de intérpretes de renombre como Antonio Banderas o Morgan Freeman.Duro de cuidar 2 La crítica no quedó muy satisfecha con la primera entrega, pero esta vez han vapuleado sin piedad alguna a la segunda parte, considerándola mucho peor y un absoluto desastre. Yo no esperaba gran cosa, conformándome con pasar un rato entretenido (tampoco pido mucho, y no siempre recibo lo que espero), siendo curiosas las nefastas reseñas, ya que estamos ante una propuesta mucho más hilarante, gamberra, desternillante y, por lo tanto, mejor. Cosas que pasan. El caso es que estamos ante una secuela consciente de su género (comedia de acción, para los despistados), y que se toma todavía menos en serio a sí misma, si es que eso es posible. El resultado es un disfrute que sólo apreciarán los que hayan venido a la fiesta a pasárselo bien. El resto no se ha perdido nada, aunque sabían dónde se metían si venían de la primera parte… Patrick Hughes (Los Mercenarios 3/The Expendables 3) repite tras las cámaras, ofreciendo más tiroteos, explosiones y combates cuerpo a cuerpo la mar de convincentes, aunque nunca alcanzando la brillantez de otras producciones del mismo género. El director cumple bien su cometido, por lo que poco se le puede reprochar. Y es que la garra del conjunto está en el desquiciado guion, con una serie de gags tan hilarantes como divertidísimos (aunque es cierto que manos de otro director menos inspirado quizás no habrían tenido el mismo efecto), hasta el punto de que me han provocado la risa en no pocos momentos, algo que no me sucedía en un cine desde hacía mucho tiempo (demasiado…). Es una delicia que tiren la casa por la ventana y ofrezcan situaciones tan locas e imposibles, en una especie de cartoon movie donde todo es posible y en la que el personaje de Ryan Reynolds (que hace suyo el personaje) es el punching-ball de la función, siendo lo más parecido al sufrido Coyote, mientras el sicario interpretado por Jackson saborea cada momento. Impagable.Duro de cuidar 2

Música, amigos y fiesta

Comedia Drama Musica Romance
6.4

La película sigue a un DJ joven tratando de triunfar en la industria musical. A través de los obstáculos que encuentra en su camino y con la influencia de un carismático productor musical, el aspirante a DJ se guía en el camino que lo lleva al éxito. Música Critica: Toda la película se reduce a la búsqueda del "one track to start", nunca lo niegan, no lo esconden, simplemente te llevan por un paseo en la vida de un joven Dj que esta buscando ese sonido que lo va a hacer ganador y especial. Música No hay tantos amigos: Promesa incumplida. Lamentablemente la película naufraga en falta de profundidad con los personajes, en ahondar en el origen de los mismos y su la relación fraternal, simplemente están. Te muestran un Gang de perdedores, malhechores y bandidos buenos para nada que quieren que la vida les pase por encima. No hay mas. Algún atisbo de reflexión pero incipiente. We Are Your Friends No hay tanta rumba: Promesa incumplida. Pudiendo entrar un la escena musical tan grande como diversa de la música electrónica y poniendo al auditorio de la sala de cine a vibrar en sus sillas, la película gasta tiempo valioso, en centrarse en la relación de el protagonista con el culo de turno del papa musical del mismo. Para mi, el tiempo mas perdido de la película. Música Afortunadamente, la película logra rematar con lo que se espero desde el principio. Lo cual la salva completamente de ser un desastre de cinta. Con gusto por esta música (que lo tengo), pero neofito completamente de como se construye, da una aproximación excelente al cine espectador, donde y como se puede conseguir la inspiración para este tipo de melodías. La escena final logra lo que se esperó toda la película y es sentir esa "alma" (como la llaman en la película) de la canción y entender como el Dj es un músico que deja la piel en el escenario. Buen final. Bien Efron en esa escena.Música

Nunca me abandones

Ciencia ficción Drama Romance
6.8

Ruth, Kathy y Tommy pasan su infancia juntos en el internado inglés de Hailsham y son inseparables. Sin embargo, a medida que van creciendo tienen que afrontar los sentimientos que van germinando en su interior: Tommy y Ruth se convierten en pareja, pero Kathy también está enamorada de Tommy. Pero además, hay un secreto sobre su futuro que descubrirán en el internado, algo que afectará de forma directa a su destino y su vida adulta. Nunca me abandones Critica: Primero. No me abandones. Segundo. Si me abandonas vuelve a mí. Tercero y último. A pesar de todo el dolor te querré siempre.Nunca me abandones En Never let me go, Mark Romanek nos muestra un pasado-futuro, una realidad histórica alternativa, dónde la ciencia y la medicina evolucionaron a ritmos agigantados después de la II Guerra Mundial, y dónde la moralidad quedó sepultada por el instinto natural de supervivencia. En este mundo todo es lo que parece. No hay trampas. No hay salidas. Es la dura realidad chocando contra nuestros más altos ideales, contra aquellas cosas en las que todos confiamos creer, hoy y mañana. La película adquiere la forma de un corazón dolido, justo antes del final de su camino, justo antes de cambiar de recipiente, y deshacerse de eso a lo que aún llamamos sentimientos. Y que tenemos todos. Todos. A pesar de la forma cuadriculada que quieren imponer a nuestros cerebros. Podremos perder nuestra voluntad, ser siervos, pero nunca dejaremos de amar, y de querer ser amados. Por encima de todas estas cosas, del debate “ética contra ciencia”, del autoritarismo, de la dominación y adormilamiento de las masas, del escaso dolor que parece generar en el individuo la colectivización de la culpabilidad, todos ellos temas temiblemente desarrollados por los totalitarismos del siglo XX (desde el nazismo hasta el stalinismo), por encima de todas ellas, esta película cuenta con un alma descarnada. Porque sí, todos tenemos alma también. Una alma coartada que vemos a través de las miradas tristes, melancólicas, apagadas, de unos personajes derrotados sin luchar, interpretados magistralmente por Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keira Knightley. Sin ellos, sin sus gestos cansados, sin sus voces rotas, esta película no podría haber sido posible. Tampoco sin la maravillosa música de Rachel Portman o la apagada fotografía de Adam Kimmel. Forma y fondo al servicio de unas ideas concebidas por el escritor Kazuo Ishiguro, y plasmadas por el guionista Alex Garland y el director Mark Romanek. Never let me go es, en definitiva, un caballo que no puede correr, un toro que solo sirve para procrear, una bestia dominada, con una vida programada antes ya de nacer. Never let me go es lo que sus personajes le hacen ser. Y a lo mejor nosotros también somos así. Es tan pesimista el mensaje, el texto y el subtexto de esta película, tan retorcidos los sentimientos que produce en el espectador, y tan auténticos, que tiene que haber algo de verdad en todo ello, algo de presente en este alternativo pasado futurista. Algo de nosotros. Algo de amor y de dolor. Algo de realidad.Nunca me abandones

Mistress America

Comedia
6.6

La vida de Tracy (Lola Kirke), una joven solitaria y muy poco popular estudiante de primer año sufre un completo cambio cuando aparece en escena la impetuosa y aventurera Brooke (Greta Gerwig), una treintañera que se va a convertir en su hermanastra, pues la madre de Tracy está a punto de casarse con el padre de Brooke. Mistress America Critica: No acabo de entender – ni de compartir – el aprecio que cierto público y algunos críticos sienten por las películas de Noah Baumbach, como si fuera el paradigma de la nueva comedia sofisticada yanqui. Casi siempre me parece que sus intenciones son mejores que sus resultados, prometiendo mucho pero ofreciendo resultados discretos (aunque interesantes), acertando en el colorido y en los personajes pero desperdiciando posibilidades o quedándose por debajo de las expectativas que genera. Adolece de un exceso de indulgencia, como si la innegable simpatía que propagan sus personajes le excusara de trabajar más los guiones o le dispensara de elaborar tramas más arriesgadas que trascendieran el mero afán voluntarioso que pone en sus proyectos. Mistress America Aquí estamos ante un enredo agradable, cómodo, bien dialogado e interpretado, que despierta la sonrisa cómplice sin demasiada dificultad, pero se queda en eso, en una pantomima artificiosa y edulcorada, carente de conflictos reales ni de meollos trascendentes, mero ejercicio embaucador al que no le sobran ideas ni situaciones ingeniosas pero al que le falta mordiente, veracidad y vida. Todo resulta grato, risueño, deleitoso y juguetón pero se echa en falta algo menos de artificio y trivialidad. Vamos, demasiado ruido para tan pocas nueces. No es que una comedia tenga que ser enjundiosa por norma, pero al menos cabría exigirle algo más que ser un ingenuo pasatiempo insustancial. Por ello, si atendemos a lo que hay, no contiene demasiado que objetar. Los actores resultan convincentes y seductores, las situaciones ofrecen oportunidades de lucimiento y sonrisas, el tono es amable y ameno, el metraje fluye elegante, cálido y con gracejo. Pero se queda en eso, en una verborrea chispeante pero superficial, en un exceso de labia carente de alma, más atenta por resultar brillante o en poder ser citada y repetida, que en desvelar dobleces de los personajes o en revelar intimidades insondables o imprevistas. Hay demasiadas palabras y demasiado poco fundamento. Tan fácil de consumir como sencillo e inmediato de olvidar. En definitiva, simpática, asequible e intrascendente, voluble y predecible, frívola y hueca. A ratos centelleante, a ratos anodina, a ratos cómplice, a ratos vana, a ratos entretenida, a ratos plana y repetitiva. Dicen que es una aguda radiografía de los neoyorquinos que pueblan dicha urbe, pero me daría pena que así fuera, porque la simpleza (que es patrimonio de todos) necesita de algún aderezo adicional para hacerla sugestiva. Y aquí falta adobo o sobra insignificancia. Un producto de consumo inmediato de la cocina rápida. Mistress America