Welcome to Sudden Death

6.9
Jesse Freeman es un ex oficial de las fuerzas especiales y experto en explosivos que ahora tiene un trabajo regular como guardia de seguridad en un estadio de baloncesto de última generación. Los problemas surgen cuando un grupo de terroristas expertos en tecnología secuestra al propietario del equipo y a la hija de Jesse durante la noche de apertura. Enfrentando un reloj en marcha y probabilidades imposibles, depende de Jesse no solo salvarlos, sino también a una casa llena de fanáticos en este thriller de acción altamente cargado.
[quads id=1] <

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 01/10/2020 1.97 GB 1699 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Godzilla

Acción Ciencia ficción Drama
6.1

Gareth Edwards dirige este "reboot", que se sitúa antes en el tiempo que la película de 1998 dirigida por Roland Emmerich, que nos llevará a conocer los orígenes del famoso monstruo japonés gigante Godzilla. Protagonizada por Bryan Cranston, ganador del Globo de Oro por Breaking Bad, que da vida a Joe Brody un científico que descubre que algo terrible está a punto de suceder cuando una serie de tsunamis comienzan a llegar a las costas, anticipando la llegada de numerosos monstruos de gran tamaño mientras el ejército intenta defenderse en vano. Godzilla Critica: Después de hacernos levantar la ceja con Monsters hace ya unos años, el señor Edwards se da un garbeo por Japón y adopta una mascota mastodóntica. Gareth se empapa del cine que ha caracterizado la carrera de Spielberg, pero por desgracia para el joven director, no se ha bañado en el champán que tiene el Rey Midas guardado en la nevera para brindar en el futuro, sino que se ha embadurnado con la gasolina de su bólido. El resultado es un producto tan interesante como peligroso, el cual puede resultar muy entretenido pero que puede ser pasto de las llamas a la mas mínima chispa. Godzilla La película se puede dividir perfectamente en tres actos: introducción, nudo y desenlace. La introducción está desde mi punto de vista narrada con buen pulso y con buen ritmo, nos presentan una serie personajes de los cuales escribiré después y nos plantan una historia que gusta y se disfruta. En el segundo acto, el nudo, la película se atropella, arrastra los problemas que se gestaron en la primera parte y entra en un terreno farragoso y pantanoso en el cual la película se hunde bajo el peso de un guión que se queda a medio cocer. La película termina en unos últimos 30 minutos de acción que llevan a un desenlace que es demasiado políticamente correcto a pesar de su espectacularidad. El guión de la película es el principal bache que lastra y mucho. La idea, el concepto principal que quiere tratar este proyecto es muy interesante, pero no se cocina como debe, recurre a lo fácil, a los topicazos y a detalles excesivamente rutinarios no ya en el cine de monstruos, sino en muchos blockbuster de los 80 y 90. Todo esto no debería de ser un problema si se tratase de un proyecto carente de pretensiones, pero es que este Godzilla de Edwards intenta profundizar en el drama humano del momento, en la histeria y desesperación humana; cuando en realidad de los cuatro personajes principales (por llamarlos así) no aportan demasiado a una historia que precisaba algo mas de desarrollo humano mas allá de la chica que grita, el hombre que todo lo sabe, el tío que adora a los reptiles de tamaño rascacielos y el chavalote que quiere volver a ver a su mujer, y es que al final el mas humano de todos es el propio monstruo. Y todo ello aderezado con unas interpretaciones que no me dicen absolutamente nada mas allá del siempre correcto Cranston; es mas, tanto Johnson como Olsen me dejaron muy frío de cara a sus futuros papeles de Mercurio y Bruja Escarlata en la secuela de Los Vengadores. Godzilla

La patrulla

Suspense
5.8

Dos chavales de diez años encuentran un coche de policía aparentemente abandonado y deciden montarse para dar una vuelta. Pero esto será el inicio de un tortuoso y desesperado juego del gato y el ratón en el que la única salida será darle al acelerador y conducir tan rápido como puedan. Cop Car patrulla Critica: Escribo esta crítica bastante cabreado, porque he hecho algo que no debería hacer, y es leer antes el resto de las críticas. Y casi todas dicen lo mismo una y otra vez, "la anécdota no da para tanto y se estira demasiado", y al final lo único que se estira demasiado es la gilipollez que se le ocurrió decir a un crítico sobre esta película, y que un hatajo de borregos repiten como autómatas una y otra vez. La patrulla A mí que me digan desde cuándo lo importante es la cantidad de cosas que suceden en una película, para que esta sea mejor o peor. Pongamos a Roman Polanski y una de sus obras, "El cuchillo en el agua", podría decirse la misma tontería: "es que la anécdota se estira demasiado", y así con un sinfín de obras maestras. No, en "Cop Car" la anécdota es perfecta, sintética, heredera de clásicos como "El diablo sobre ruedas", pero con sus peculiares matices, brillos y sombras, un relato de la realidad envuelto en un thriller que, además, cumple a la perfección su cometido. La patrulla Dos chavales de pocas luces, criados en el entorno estéril del white trash de la América profunda y paleta, se meten sin darse cuenta en un lío de cojones. A partir de aquí, el relato se desarrolla sin que puedas apartar la vista de la pantalla, pero además se habla de la infancia, de la ingenuidad, del mundo de fantasía en contraste con el real, del proceso de empezar a entender lo que es la vida. Las luces de la ciudad emergen en plena noche, tan precisas y pequeñas, en contraste con los cielos abiertos y azules y las grandes extensiones de campo y la soledad de la parte anterior de la película. En fin, esto es solo un poco de lo que "Cop Car" lleva dentro. Así que esta película no está "estirada de manera artificial", lo que sí se estiran son las estupideces que a la gente le gusta repetir, esta es una película de un par de cojones, buena de la ostia, con buenos personajes e interpretaciones, honesta, entretenida y que además encierra una reflexión vital sin necesidad de elementos superfluos de ningún tipo. La patrulla En “Clown”, la que era su primera película como director en solitario tras la coral “Our Robocop Remake”, Jon Watts partía de un tráiler hecho por unos niños perversos que anunciaba una película que no existía como juego personal hacia Eli Roth, convertido en padre involuntario del proyecto. Un juego de niños cuyo resultado final era llamativo, pues el director se veía incapaz de superar el minuto que duraba el propio falso avance. Con “Cop Car” le viene a ocurrir algo parecido. Su premisa inicial, la de unos chicos que se meten en un lío al robar el coche del sheriff local, podía dar más de sí, pero durante su primera mitad, el film deja la sensación de que esta historia no daba para mucho más que un corto, y de que está estirada como un chicle. En su segundo tramo, la propuesta toma un rumbo inesperado, pero que no acaba de explotar la base sobre la que se sustenta. No se convierte en ese juego del gato y el ratón que uno podía esperar, y el camino que escoge no exprime al máximo la atractiva baza argumental de la que parte.

Inframundo: La evolución

Acción Ciencia ficción Fantasía Suspense
6.5

La lucha milenaria entre depredadores ha adoptado nuevas dimensiones de violencia. Ha nacido una nueva raza en nada comparable a ninguna otra conocida. Traicionada por los de su propio clan, la guerrera vampiro Selene (Kate Beckinsale), busca venganza. Para ello, decide descubrir la verdad sobre la identidad del primer Inmortal verdadero. No es Marcus, el rey de los vampiros como se creía, sino Alexander Corvinus, padre de Marcus y de su hermano gemelo William. Selene y el híbrido Michael (Scott Speedman), protagonistas de un amor prohibido, lucharán juntos contra el poderoso Marcus, quien está decidido a liberar a su hermano preso y usar la sed de sangre de éste para llegar a dominar el mundo. Underworld: Evolution Inframundo: La evolución Critica: Allá por 2003 se estrenó una pequeña producción llamada “Underworld”, cuya premisa argumental era el enfrentamiento milenario entre vampiros y licántropos. El film era de un estilo similar a otros títulos del género como “Blade” (aunque introducía algunos elementos interesantes: vampiros ancianos en estado de letargo, recuerdos contenidos en la sangre, balas ultravioletas para usar contra los vampiros…). Lo cierto es que la película supo jugar bien sus bazas (diseño de producción, efectos de maquillaje, y heroína carismática), y obtuvo una buena recaudación en taquilla. Inframundo Woody Allen dijo una vez “El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores”. Con esta película ocurré algo parecido. Quien vaya a verla que no se espere cine de arte y ensayo tipo Bergman, un guión elaboradísimo, o interpretaciones dignas de un Oscar. “Underworld Evolution” es una película intrascente, de las de “pasar el rato”, pero bien hecha y entretenida, que si uno acepta sus reglas y pasa por alto sus limitaciones, de seguro pasará un buen rato viéndola. Esta vez el haber contado con el doble de presupuesto ha permitido mayores dosis de acción (él prólogo y el clímax final sobresalen), mejores efectos especiales (las criaturas lucen mucho más realistas), así como mayor variedad de escenarios. En el apartado interpretativo nos encontramos con una Kate Beckinsale que demuestra que ya no queda nada de aquella chica modosita y recatada en producciones británicas como “Mucho Ruido y Pocas Nueces” o “La Copa Dorada”, convirtiéndose en una heroína de acción muy creíble, y que consigue eclipsar por completo a su partenaire masculino, Scott Speedman. Entre los secundarios, destacar el siempre excelente Bill Nighy, que retoma su papel del vampiro Viktor, y la aportación del gran Derek Jacobi (“Yo, Claudio”). Inframundo

Miedo a la lluvia

Drama Suspense Terror
7.9

Una adolescente que vive con esquizofrenia comienza a sospechar que su vecino ha secuestrado a un niño. Sus padres tratan desesperadamente de ayudarla a vivir una vida normal, sin exponer sus propios secretos trágicos, y la única persona que la cree es Caleb, un niño del que ni siquiera está segura de que exista.....Miedo a la lluvia Critica: presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.....Miedo a la lluvia

Taboo

Drama Misterio
7.9

Taboo, sigue a James Keziah Delaney (Hardy), un hombre que regresa a su hogar, Londres, después de que muchos le diesen por muerto. Creada por Knight a partir de una historia original del propio Hardy y su padre Chips Hardy, la serie contará cómo James recibe la herencia del imperio de navíos de su progenitor e intenta reconstruir su vida. Algo que no le resultará fácil cuando tienes enemigos que quieren acabar con tu vida. Taboo Critica: La primera gran decepción del 2017 en cuanto a series. Nos han querido engañar desde el primer momento. Taboo tuvo una repercusión mediática bastante grande antes de su estreno. En esta publicidad que se le dio a la serie podemos ver a James Delaney (Tom Hardy) con una lanza, un taparrabos y en la selva, bien, puesto esto es un flashback de 10 segundos durante toda la primera temporada. Cuando digo que nos han engañado me refiero a esto, nos venden imágenes que luego no tienen nada que ver con la trama real de la serie. Llaman nuestra atención con humo para conseguir audiencia para luego comprobar que no hay ningún fuego que provoque ese humo. Por otro lado, es una serie realmente lenta; pero lo peor no es su velocidad, ya que hay series que son lentas pero son muy buenas -The Wire sin ir más lejos-, sino que los capítulos son vacíos, no avanzan nada, simplemente hay tres capítulos que merece la pena ver de los ocho que tiene la temporada. Lo único que salvo es la ambientación y la fotografía que son espectaculares. Sigo con mi crítica en la Zona de spoiler.

Running Against the Wind

Drama
10

La película sigue el destino de dos niños, uno de los cuales espera convertirse en corredor olímpico y el otro en fotógrafo.Running Against the Wind Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Running Against the Wind